Enlaces accesibilidad

Crema de calabaza con garbanzos especiados

  • Es una receta perfecta para llevarte a clase o al trabajo
  • Una gran combinación con el toque especiado y tostado de los garbanzos
  • Consulta todas las recetas de Marta en nuestra web
  • Puedes ver AQUÍ la sección de cocina saludable del programa

Por
Crema de calabaza con garbanzos especiados
Crema de calabaza con garbanzos especiados rtve

(Todas las cantidades que damos en nuestras recetas están pensadas para una persona o ración. Y siempre según la proporción que debe cumplir un ‘plato Harvard’: aproximadamente 50% verdura, 25% carbohidratos y 25% proteínas)

La crema de calabaza puede congelarse sin ningún problema. Además, la homogeneidad de las cremas permite que se descongelen de forma más rápida, SIEMPRE en la nevera. Para descongelar bien hay que ser organizados para sacar con antelación el producto del congelador y tener paciencia. Además, al congelar elaboraciones líquidas, es importante dejar un espacio libre antes de taparlos porque pueden dilatar.

Puede que de pequeños no nos gustaran mucho, pero una vez que empiezas a cocinar cremas de verduras te enamoras perdidamente de ellas. Son sencillas de preparar, muy sabrosas, saludables y perfectas para llevarte en el tupper. Esta que os proponemos la hemos preparado con calabaza, que combina a la perfección con el toque especiado y tostado de los garbanzos. También, si quieres, puedes acabar el plato con unas pipas de calabaza, ¿suena bien? Pues apunta, que os enseñamos cómo podéis preparar esta 'Crema de calabaza con garbanzos especiados'.

null
Ingredientes Preparación
  • Para la crema de calabaza:
  • 200 g de calabaza 
  • 1 puerro 
  • 1 cucharadita de ajo en polvo
  • 1 cucharadita de cebolla en polvo 
  • 300 ml de caldo de verduras 
  • 200 ml de leche semidesnatada 
  • Para los garbanzos especiados
  • 100 g de garbanzos cocidos 
  • 1 cucharadita de albahaca en polvo 
  • 1 cucharadita de ajo en polvo
  1. Cortar la calabaza en dados pequeños y rociar con aceite de oliva virgen extra, hacer lo mismo con el puerro cortado en 2 mitades, incorporar el ajo y la cebolla en polvo. 
  2. Hornear a 180ºC durante 30 minutos o hasta que esté todo blando. 
  3. Triturar con la leche y el caldo de verduras hasta obtener una textura cremosa. 
  4. Para los garbanzos crujientes, introducir en una bandeja de horno, bien escurridos, con la mezcla de especias y un chorrito de aceite de oliva virgen extra, impregnar bien todos los garbanzos con esta mezcla y hornear a 200ºC durante 30 minutos, sin que estén apilados unos sobre otros.