Enlaces accesibilidad
Eurovisión 2016

El museo de ABBA expone los vestidos icónicos de Eurovisión

  • El muestran vestidos de Celine Dion, Conchita Wurst y Loreen
  • Destacan los trajes que llevaron los miembros de ABBA en 1974
  • No faltan los trajes de los seis ganadores suecos
  • Sigue todos los pasos de Barei en nuestro especial

Por
Los trajes icónicos de Eurovisión se exponen en Estocolmo. AFP

El museo de ABBA en Estocolmo ha abierto sus salas y vitrinas a la historia, en este caso, a la historia de Eurovisión. Y que, para celebrar que Eurovisión cumple 60 años, este nostálgico lugar expone los vestidos y trajes que llevaron muchos de los ganadores del festival en estas seis décadas. 

En esta selección no podían faltar los trajes que el famoso grupo sueco, al que está dedicado el museo, llevó en el año 1974 para cantar "Waterloo", canción que les llevó al primer puesto. “Eurovisión ocupa un lugar especial en mi corazón”, decía Björn Ulvaeus, guitarrista de ABBA. en la inauguración.

Los trajes con los que ABBA cantó Waterloo en 1974. AFP noticias

Ulvaeus destaca que se trata de un festival en el que la música es lo importante y que “no se podría pensar en un lugar mejor para celebrar su 60 aniversario que este centro, el museo de ABBA en Estocolmo”.

Sin duda, uno de los lugares de peregrinación para todos los eurofans que se desplacen esta semana a la ciudad sueca.

La exposición se titula Good Evening Europe (Buenas noches, Europa), haciendo un guiño al saludo que hacen en directo casi todos los encargados de anunciar los puntos que ha dado cada país en la votación final.

Diseño con el que Conchita Wurst ganño el festival en 2014. AFP noticias

Las salas del museo acogen prendas icónicas y vestidos tan fáciles de reconocer como el que llevó Celine Dion en 1988, el traje blanco de Johnny Logan de 1987, el ‘disfraz’ del cantante de Lordi (2006) y el diseño de lució Conchita Wurs en 2014.

El vestido de Celine Dion, cedido por la cantante para la exposición, fue una creación del modisto canadiense Michael Robidas y ella lo guarda como si fuera un amuleto. “Tuve una gran repercusión en mi paso por el festival", ha comentado la cantante, "ya que me vieron millones de espectadores de todo el mundo”. 

Diseño que lució Celine Dion en 1988, de Michael Robidas. AFP noticias

Dion llevó una chaqueta blanca cruzada en blanco y una falda de tul y encaje en blanco y dorado, y representó a Suiza con la canción "Ne partes pas sans moi" (No te vayas sin mí).

Pero no todos los ganadores del festival están orgullosos del estilismo que lucieron en su día. 

Ulvaeus, en un libro publicado en 2014 sobre ABBA, hizo referencia a 'sus armarios' y llegó a decir que tenían pinta de locos.

"No creo que nadie vistiera tan mal como nosotros sobre un escenario”.

Bjoern Ulvaeus, integrante de ABBA. AFP noticias

En una de las salas se rinde homenaje a los ganadores suecos, que han sido seis en la historia del festival. Suecia es el segundo país en número de victorias después de Irlanda, que lo ha ganado en siete ocasiones.

Junto a los diseños de ABBA se pueden ver los de los hermanos Herreys (1984), Carola (1991), Charlotte Nilsoon (1999), Loreen (2012) y Mans Zemerlöw, el ganador en 2015. El vestuario, y la actuación de Loreen, marcó un antes y un después por su modernidad, gracias a un estilo actual, alejado del look gala de fin de año que suelen verse. 

Barei visita el museo de ABBA. AFP noticias

Lo mismo ha ocurrido en los últimos años con artistas como Mans Zelmerlöw, que apostó por un look de lo más normal. Tan solo Conchita Wurst se desmarca de esta tendencias, pero Conchita es una diva y como tal llevó un vestido al más puro estilo Hollywood. .

La inauguración ha sido uno de los eventos importantes de esta semana previa al festival y en ella Barei, la representante española en 2016, coincidió con algunos de los dueños de los trajes, mitos de carne y hueso para los fans de Eurovisión pero también de la música.

Carola, Loreen, Zoe, Mans y Jamala en la inauguración del museo ABBA. AFP noticias

Y es que son muchos los artistas que han pasado a la historia y han hecho carrera, y muchos los éxitos que han salido de este festival y forman parte de la memoria colectiva, un álbum de recuerdos sonoros que comenzó con "Refrain", la canción de Suiza con la que ganó Lys Assia en 1956.

Antes de terminar el recorrido por el museo, la gente puede coger el micrófono y meterse en la piel de sus ídolos en un karaoke que cuenta con los temas más famosos de este festival.

El traje que llevó el cantante de Lordi en 2006. AFP noticias

España no está representada en esta exposición, aunque en un principio sí se contemplo la idea de enviar alguno de los vestidos míticos que nuestros representantes han llevado al festival, como el de Massiel, un diseño de André Courrèges. El vestido de Salomé, obra de Pertegaz, no está en buen estado y no resulta una buena idea exponerlo al viaje y a las luces de la sala.