Enlaces accesibilidad

Graciosa, la isla tras el río

  • La conocen como la octava isla, es la más desconocida de todo el archipiélago canario y además la más pequeña
  • Es la que goza de un nivel de protección más elevado y la que acoge en sus aguas a una de las Reservas Marinas mayores de toda Europa
  • La Graciosa es un espacio singular, casi virgen, y por ello una 'rara avis' para las Canarias

Por
El escarabajo verde - Graciosa, la isla tras el río

Un documental de Mario de la Mano
Imagen: Óscar Martínez Forcada
Sonido: Juan Baño
Montaje: Enric Ferrés


A La Graciosa sólo se puede llegar cruzando el océano a través de 'El Río', que es como allí denominan al brazo de mar que separa Lanzarote de La Graciosa. No tiene más que dos poblaciones: La Caleta del Sebo y Casas de Pedro Barba, aunque sólo es en verano cuando ambas están ocupadas de pleno. El resto del año, la vida transcurre tranquila y apacible entre los menos de mil habitantes que se reparten los 29 km2 de isla.

'El Escarabajo Verde' ha buscado plasmar esa realidad graciosera a través de imágenes tomadas en la actualidad, pero también ha rescatado archivos de NODO de hace 40 años y donde se aprecia que, afortunadamente para la isla, las cosas tampoco han cambiado tanto.

Conseguir que ese paisaje no se haya modificado demasiado, cuando había la previsión de convertirlo en un lugar turístico al uso, con hoteles, piscinas y apartamentos, ha sido posible con una mezcla de suerte y, por supuesto, políticas de conservación. Hoy, la isla acoge un Parque Natural que ocupa la mayor parte del territorio, a excepción de los dos pueblos, y también, desde 1995, una Reserva Marina de más de 70.000 ha que la sitúan entre las más extensas de toda Europa.

Y para descubrir la isla nada mejor que sumergirse con los nadadores que cada año cruzan de Lanzarote a La Graciosa en una travesía festiva y de promoción de ese entorno.

 

-->