Enlaces accesibilidad
MAKING FLU$

La fotógrafa Alba Rupérez y cómo dejar para la historia el legado visual de toda una escena musical en España

Por

Rosalía en Making Flu$ ALBA RUPÉREZ

"Hay un tipo de material sensible que sólo se revela bajo la luz de la luna. Si quieres capturarlo no hagas ruido, observa, apunta y dispara", escribe Alba Rupérezfotógrafa en El Bloque y encargada de retratar a toda una generación musical, en su capítulo del libro Making Flu$"Dónde las vas a subir?".  

Alba Rupérez pasó de ser camarera a desempeñar una labor que ha quedado grabada para la historia. La fotógrafa cuenta que su madre le regaló una cámara y, desde entonces, quedó enamorada de este arte. Empezó siendo fotógrafa de eventos de música electrónica y poco a poco llegó a dedicarse a ello de lleno y fotografiar los festivales de música más importantes de España, como el Sónar de Barcelona o el Primavera Sound. En PlayzTrends hemos hablado con ella y nos ha contado, de primera mano, cómo ha vivido el auge de la nueva escena musical en España y las anécdotas que se esconden detrás de su labor en ella.

El retrato de una revolución musical

Making Flu$ es un libro que descifra la gestación, crecimiento y evolución de la nueva escena musical española que tiene como referentes a varios nombres principales: La Zowi, Yung Beef, Rosalía, C. Tangana, Dellafuente y Bad Gyal. Entre las muchas labores de El Bloque, en especial la de Alba Rupérez juega un papel esencial, pues el trabajo de Alba es hoy el retrato de una absoluta revolución musical

"Para mí, acompañar todo lo que mis compañeros cuentan en el libro ha sido muy bonito. Mi capítulo en especial es una recapitulación de fotos, que yo creo que son pocas en comparación con todo lo que se puede enseñar", dice Alba. "Estas fotos quizá la gente no las valore del todo ahora mismo pero dentro de un tiempo pueden llegar a ser hasta teóricas y se pueden mirar y estudiar muchos factores, desde cómo se vestía la gente entonces hasta qué es lo que pasaba en los clubs", explica.

"Sobre todo, ahora que es un momento de parón general, ha sido mucha locura ponerme a ver las fotos de siete discos duros externos y elegir cuáles poner y cuáles no para que se entendiese bien todo", cuenta la fotógrafa. "Ha sido duro sobre todo por la inseguridad laboral de estos tiempos", se sincera. "He intentado poner gente grande y conocida, pero también artistas pequeños que no conoce nadie porque se lo merecen y son parte de la escena también. La escena vive también de todo lo que pasa en los clubs pequeños, ahí es donde se cultiva todo".

La fiesta de Perreo 69 y el primer contacto con el trap

El primer contacto de Alba con el trap fue en la fiesta de Perreo 69 que organizaba el elenco de La Vendición en Madrid, algo que ella misma lo recuerda como "una locura". "Hay una de las páginas del capítulo que retrata mi primera experiencia en la escena, que es la fiesta de Perreo 69 que organizaba la peña de PXXR GVNG y que más tarde derivó a Infierno, en Madrid", cuenta ella. "Yo de repente llego a la fiesta con Alicia Álvarez y me dice, 'no te asustes, tú lleva la cámara', entonces yo fui y conocí a gente como Israel B, Marco Italia, Yung Beef... a todos. Yo venía de hacer fotos de la música electrónica, entonces llegar allí y ver ese ambiente fue un cambio muy grande y muy emocionante", dice.

Dentro de tanta locura, Alba dice quedarse con la amistad y compañerismo que nació ese día y que derivó en muchos años de trabajo junto al resto de artistas: "Me he implicado tanto en mi trabajo porque todo este elenco son chavales muy normales y me he sentido siempre muy invitada a estar ahí y poder sacar fotos con naturalidad", reflexiona Alba.

Una mujer en un "mundo de hombres"

Sobre todo, lo que más recuerda Alba es que el mundo de la fotografía en directo era un "mundo completamente de hombres". "Yo llegué allí y eran todos señores mayores que me miraban raro, entonces yo me impuse a mí misma y dije, ¿sí? Pues los voy a echar a todos", cuenta ella entre risas. "Me empezó a ir bien y me hice el máster de fotografía en la escuela de Diseño, así que me dediqué de pleno a ello y me convertí en autónoma. Al final, yo creo que cuando dedicas todo tu tiempo a ello, acaba saliendo", se sincera. 

"Pienso que dejamos un legado todo lo que han puesto en papel mis compañeros es increíble", se sincera. "A nivel fotografía, yo sé que hay mucha gente haciendo fotos, pero yo sí que pienso que le doy un valor más a estas fotos porque son las primeras que se hicieron y seguramente las primeras que se hicieron por una mujer, entonces eso es muy bonito", continúa.

"A mí nunca me han dado la oportunidad de ir de gira con ningún artista. Todos los artistas siempre tienen fotógrafos hombres... no hay casi artistas que tengan fotógrafas mujeres y ojalá llegue alguien que rompa esos esquemas", confiesa Alba en la entrevista. "En el rock había fotógrafas pero las llamaban grupies y quizá ha quedado ese estigma ahí, aunque a mí, personalmente, ser grupie me encanta y todo lo que conlleva esa palabra, que es vivir tu pasión al extremo", concluye ella. 

Rosalía, Mala Rodríguez, la gira con Bad Gyal y el concierto de la Zowi

Alba Rupérez dice guardarle especial cariño a algunas fotos entre las miles y miles que lleva en toda su carrera. Una de ellas es la foto de Kaidy Cain, Hakim, El Mini y Yung Beef en el VIP del Primavera Sound 2018 que cierra el capítulo. Alba dice guardar muy buen recuerdo también de las del tour de Bad Gyal: "Ha sido la única gira en la que me han contratado para hacer fotos y me hace mucha ilusión porque me pidieron que las hiciera en analógico", recuerda ella.

La sesión del concierto de La Zowi también son fotos que Alba Rupérez guarda con mucho cariño y forma parte de su grupo de favoritas. "El look que llevaba ella era espectacular y la vibra de la gente de allí era única". Y, como no, las fotografías a la Mala Rodríguez, icono e "ídola de toda la vida" para la propia Alba: "Hicimos la sesión en la Fundació Joan Miró y fue muy especial. María es increíble porque ella es única y te dirige la sesión, además del placer de tener a una artista tan icónica cerca y conocer más de ella", explica.

A toda esta lista de momentos inolvidables, Alba también suma las realizadas a la propia Rosalía: "Yo a Rosalía la conozco desde que ella tenía 15 años y ha molado mucho ver su cambio, de cantar en garitos con 20 personas cenando al fenómeno que es ahora", cuenta ella. "Recuerdo en un evento que ella cantaba en una performance y nadie la conocía, entonces poder hacer ese curro con ella y compartir tantos momentos de rodaje, la escuela, etc, ha molado mucho".

Antes de despedirnos, le pedimos a Alba que pida un deseo para este 2021. "Pido para este año estabilidad laboral y que la gente que se dedica a este arte tenga su reconocimiento merecido, que en los conciertos y eventos no estamos de fiesta: somos técnicos y estamos trabajando. Que se valore mucho más el trabajo de fotógrafo y a los creativos en general para salir de la precariedad".

Alba Rupérez en Mixtape

En el cuarto capítulo de Mixtape tenemos a Rosalía y a Yung Beef, dos iconos que han transformado totalmente el concepto del trabajo que existía en la industria musical española. Pero eso no es todo, pues Trapani Alba Rupérez, dos "currantes" de la escena que día a día se dejan la piel, también participan en este episodio.