Enlaces accesibilidad
Coronavirus

Marruecos cierra sus fronteras durante dos semanas para protegerse de ómicron

Por
El portavoz del Gobierno de Marruecos, Mustafa Baytas
El portavoz del Gobierno de Marruecos, Mustafa Baytas. EFE/Fatima Zohra Bouaziz

Marruecos suspenderá a partir de la medianoche de este lunes y durante dos semanas todos los vuelos procedentes del extranjero para protegerse de la variante ómicron del coronavirus.

El comité interministerial encargado de coordinar las medidas en los viajes internacionales para prevenir la COVID-19 ha precisado que esta decisión ha sido tomada para "preservar los logros obtenidos por Marruecos en la lucha contra la pandemia y proteger la salud de los ciudadanos".

La nota ha añadido que se llevará a cabo una evaluación continua de la situación pandémica en el mundo para revisar esta medida si es necesario.

Ante la rápida propagación de la nueva variante del coronavirus, Marruecos ha suspendido también desde esta medianoche todos los vuelos directos y las dos conexiones marítimas con Francia.

El pasado viernes, el comité interministerial ya prohibió la entrada de pasajeros procedentes de Sudáfrica y otros países del África meridional (Botsuana, Namibia, Lesoto, Esuatini, Mozambique y Zimbabue) y los pasajeros que transitan por estos países.

Sudáfrica pide "revertir urgentemente" las restricciones a los viajes

Israel fue el primer país del mundo en cerrar sus fronteras a todos los extranjeros durante dos semanas para contener la propagación de la variante ómicron de la que ya hay dos casos confirmados en el país.

Mientras, El presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa, ha urgido a todos los países que han impuesto restricciones de viaje al sur de África a "revertir urgentemente sus decisiones" porque no tienen "justificación científica".

También la Organización Mundial de la Salud (OMS) se ha expresado en contra de las  restricciones de viaje aplicadas al sur de África y ha pedido que las decisiones se guíen por la ciencia. "Las restricciones de viaje pueden jugar un papel en reducir levemente la expansión de la COVID-19, pero imponen una pesada carga en las vidas y en los medios de vida", ha señalado la oficina de la OMS para África en un comunicado.

"La emergencia de la variante ómicron debería ser una llamada a despertar para el mundo sobre que la desigualdad de la vacuna no puede continuar", ha añadido Ramaphosa, en su primer discurso a la nación tras el anuncio de la identificación de esta nueva variante del coronavirus.

El jefe de Estado ha indicado también que el Gobierno no va a imponer nuevas restricciones en el país, pero ha recalcado que, dado el incremento de casos en los últimos días, esto solo podrá mantenerse si aumenta el nivel de vacunación (alrededor del 24% en la actualidad).

El descubrimiento de esta nueva variante del coronavirus, identificada como B.1.1.529 y bautizada con la letra griega ómicron por la OMS, fue anunciado el jueves pasado por científicos y autoridades sanitarias de Sudáfrica, a partir de muestras tomadas entre el 14 y 16 de noviembre.

Paralelamente se habían identificado ya los cuatro contagios iniciales de Botsuana y uno en Hong Kong (China), de un viajero procedente de Sudáfrica.

La OMS calificó la variante de riesgo

Desde el viernes, otros países han confirmado también casos de ómicron como Israel, Bélgica, Australia, Países Bajos, Reino Unido y otros lugares.

La nueva variante -de la que, no obstante, aún hay muy pocos casos confirmados en total- se caracteriza por presentar un número inusualmente alto de mutaciones, cuyo impacto aún debe ser estudiado.

La OMS, al calificarla este viernes como variante de riesgo, reconoció, sin embargo, que algunas de estas nuevas mutaciones parecen sugerir una aún mayor capacidad de transmisión que las variantes anteriores.

Pese a la escasa información disponible, numerosos países, incluido el Reino Unido, Estados Unidos y las naciones de la Unión Europea, anunciaron rápidamente drásticas restricciones de viaje para los países del sur de África, medidas que generaron un fuerte malestar en el continente africano.

Noticias

anterior siguiente