Enlaces accesibilidad
Coronavirus

La COVID-19 disparó las muertes un 19,6 % durante el primer semestre de 2020

Por
El primer semestre de 2020 registró la cifra más alta en defunciones desde que se contabilizan

La pandemia de COVID-19 disparó un 19,6 % las muertes registradas en España durante el primer semestre de 2020 respecto al mismo periodo del año anterior. Durante los seis primeros meses de 2020, fallecieron un total de 262.373 personas, 43.023 personas más que en el primer semestre de 2019, según los datos provisionales de las Estadísticas del Movimiento Natural de la Población publicados este martes por el Instituto Nacional de Estadística.

Según explica el INE en su nota de prensa, el aumento del número de defunciones hasta junio se ha debido, principalmente, al efecto de la pandemia desde el mes de marzo. Hasta ese mes, los fallecidos en 2020 registraban incluso cifras inferiores a las de los tres anteriores años. Sin embargo, en marzo y en abril se dispararon los decesos.

Si normalmente en estos meses fallecen entre 35.000 y 40.000 personas en otros años, en marzo de 2020 perdieron la vida más de 56.000 personas y un mes después otras 59.000.

El número de fallecimientos aumentó en todas la comunidades autónomas, excepto en Illes Balears y  la Región de Murcia. Los mayores crecimientos se registraron en la Comunidad de Madrid (64,3 %), Castilla-La Mancha (46,2 %), Cataluña (31,8 %), Castilla y León (28,2 %) y Navarra (25,4 %).

La fuente que utiliza el INE para elaborar los datos de mortalidad en las "Estadísticas del Movimiento Natural de la Población" son los boletines de defunción de los registros civiles. Es la misma fuente que utiliza para su estadística "Defunciones según la causa de muerte". Según el avance de esta última publicado el pasado mes de diciembre, en España murieron 45.684 personas por COVID-19 entre marzo y mayo, 18.557 más que las contabilizadas por el Ministerio de Sanidad entonces.

El dato publicado este martes recoge solo el número de fallecidos sin atribuir cuál fue la causa aunque ahonda en la idea de que las cifras oficiales que publica el Ministerio no reflejan toda la dureza de la pandemia en España, que hasta este martes 25 de enero contabilizaba 56.208 muertes por COVID-19 al incluir solo los decesos confirmados mediante prueba. Hasta el 30 de junio, Sanidad notificó 28.355 fallecidos.

El Sistema de Motorización de la Mortalidad diaria (MoMo), que utiliza también información de registros civiles, concluyó que durante la primera ola de la pandemia -que acota desde el 10 de marzo al 9 de mayo- hubo en España un exceso de mortalidad de 44.599 personas. Hasta el 20 de diciembre -el último dato disponible- el exceso era de más de 70.785 fallecidos.

Los nacimientos descendieron un 4,2 % hasta junio

Durante los seis primeros meses de 2020, se registraron 168.047 nacimientos, un 4,2 % menos que en el mismo periodo del mes año anterior. Según el INE, el número de nacimientos continúa así con la tendencia a la baja de los últimos años, solo interrumpida en 2014.

Así las cosas, el crecimiento vegetativo de la población -es decir, la diferencia entre nacimientos y defunciones- fue de -94.326 personas en los seis primeros meses del año pasado, más del doble que en 2019 cuando el crecimiento vegetativo fue de -43.921.

Noticias

anterior siguiente