Enlaces accesibilidad

Hallan un posible tratamiento para el cáncer de próstata y la enfermedad de Kennedy

  • Investigadores españoles han identificado una proteína, la chaperona Hps70, como nueva diana terapéutica

Por
El nuevo avance podría servir contra la enfermedad de Kennedy y el cáncer de próstata resistente a la castración, actualmente incurable.
El nuevo avance podría servir contra la enfermedad de Kennedy y el cáncer de próstata resistente a la castración, actualmente incurable. iSTOCK

Un estudio liderado por investigadores del Instituto de Investigación Biomédica (IRB Barcelona) han identificado una proteína, la chaperona Hps70, como nueva diana terapéutica para el tratamiento de la enfermedad de Kennedy y del cáncer de próstata.

La enfermedad de Kennedy esta causada por una mutación en el receptor de andrógenos, que detecta los niveles de testosterona y activa los genes de los caracteres masculinos, provocando atrofia muscular en los pacientes.

Los investigadores han descubierto que si se aumenta la actividad de las chaperonas Hsp40 y Hsp70, que son unas proteínas que se unen a otras para ayudar a su correcto plegamiento y transporte, podrían disminuir la producción de los agregados tóxicos que causan la mutación en el receptor de andrógenos.

En el estudio, publicado en Nature Communications, se llevaron a cabo experimentos con ratones para comprobar el efecto de las chaperonas, en colaboración con laboratorios de la Universidad de California y la Universidad de Michigan.

Disminución en la formación de agregados

"Los experimentos indicaron que compuestos que activan la chaperona Hsp70 disminuyen la formación de agregados, lo que representa una posible diana terapéutica (lugar del organismo donde el fármaco actúa) para tratamientos de la enfermedad de Kennedy", ha expresado el investigador Xavier Salvatella.

Los resultados han mostrado que estas chaperonas (Hsp40 y Hsp70) podrían ser también una diana terapéutica para tratar el cáncer de próstata resistente a la castración, que actualmente es incurable y responsable de unas 30.000 muertes al año en Europa.

El estudio ha contado con la colaboración de la Universidad de Florencia y la Universidad de Barcelona, y con la financiación del Consejo Europeo de Investigación (ERC), el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades (antes MINECO), la Obra Social "la Caixa", AGAUR y la Fundació La Marató de TV3.
 

Noticias

anterior siguiente