Enlaces accesibilidad

Arqueólogos españoles, rumbo a Luxor para estudiar tumbas de hace 3.500 años

       
  • Explorarán las tumbas de dos altos dignatarios de la corte egipcia
  •    
  • Forma parte del proyecto Djehuty que lleva 10 años investigando la zona

Por
  El equipo lleva 10 años excavando en  el Proyecto Djehuty
El equipo lleva 10 años excavando en el Proyecto Djehuty noticias

Una excavación 'on-line'

Los trabajos podrán seguirse a diario en la página web del proyecto que se actualizará desde Luxor. El “Diario de Excavación”, describirá con texto y fotografías las tareas y descubrimientos que se vayan realizando, para que los navegantes puedan seguir en tiempo real cómo se desarrolla la campaña. La sección “Visita las tumbas” es un viaje virtual alrededor la tumba de Djehuty que permite ver la complejidad de los monumentos funerarios.

Un equipo de arqueólogos españoles del CSIC viaja a Egipto para continuar con la exploración de las tumbas de Djehuty y Hery, dos altos dignatarios de la corte egipcia entre los años 1500 y 1450 a.C.

El equipo, dirigido por el investigador del CSIC José Manuel Galán, viaja hoy a Egipto para continuar con el proyecto Djehuty, que en esta XI campaña explorarán las tumbas citadas.

Los arqueólogos españoles trabajan, desde hace diez años, en la necrópolis de Dra Abu el-Naga, una zona en la que se superponen enterramientos de distintas épocas.

El equipo estudiará una gran galería subterránea, con media docena de habitaciones que contienen numerosas momias de ibis, halcones y otros animales, ubicada cerca de la tumba de Hery.

Los egiptólogos esperan descubrir el estado del enterramiento y el ajuar funerario de este alto dignatario de la corte de la reina Hatshepsut. Los datos que se recojan serán utilizados para reconstruir la vida social y religiosa de este período del antiguo Egipto.

Los datos servirán para reconstruir la vida social y religiosa de este período

A lo largo de estos diez años, el proyecto ha logrado documentar enterramientos desde el año 2000 a.C. y objetos como la tabla de un aprendiz, utilizado por un estudiante para aprender el manejo del pincel para escribir y dibujar y que contiene el primer retrato frontal conocido de un faraón del antiguo Egipto.

También se han encontrado la tumba de un arquero de 4.000 años de antigüedad, así como la cámara sepulcral de Djehuty, de 3.500 años, cuyas paredes y techos están decorados por pasaje del Libro de los Muertos.

Noticias

anterior siguiente