Enlaces accesibilidad

Los gobiernos español y vasco no se sienten concernidos por la Conferencia de paz

       
  • Trinidad Jiménez recuerda que no ha sido una iniciativa del Gobierno
  •    
  • Jáuregui cree que lo "único importante" es que ETA abandone las armas
  •    
  • El Gobierno vasco no se plantea "ningún movimiento" hasta el fin de ETA

Por

Los gobiernos español y vasco no se sienten ni aludidos ni concernidos por la declaración de la conferencia de paz de San Sebastián que pedió este lunes a ETA el "cese definitivo" de la violencia y a España y Francia, que negocien.

Lo han dicho la ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, y el ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui; y la portavoz del Gobierno vasco, Idoia Mendia.

Jiménez ha asegurado en una entrevista de En Días Como Hoy, de RNE, que "la conferencia de paz no es una iniciativa del Gobierno" y que por eso ni han estado presentes ni han querido hacer valoraciones.

"No nos sentimos concernidos porque repito que no es una iniciativa nuestra, es una iniciativa más de carácter civil pero nuestro objetivo sigue siendo el mismo que desde hace años: el de avanzar en el fin de ETA".

En el mismo sentido se ha pronunciado Jáuregui que, en una entrevista en la Ser, ha señalado que el Gobierno no ha formado parte de la conferencia y por tanto no se siente ni concernido ni interpelado por el contenido de la declaración hecha pública por los participantes en el citado encuentro.

El ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui, ha afirmado este martes que "podemos probablemente estar tocando la paz con la punta de los dedos" y que el entorno etarra "está desarrollando un guion que quiere justificar ante su propio mundo el abandono de la violencia".

Tras indicar que de alguna forma se puede considerar decepcionante el contenido de la declaración, inmediatamente ha añadido que el Gobierno no quiere hacer ninguna valoración del documento, "porque nos parece un papel más que se haya podido hacer, más allá de cuál sea su origen".

El titular de la Presidencia considera que lo que se constata es que hay un pronunciamiento rotundo para que ETA deje definitivamente las armas, "y esto es lo único importante".

En su opinión, todo este proceso puede formar parte de un guion, de "algo así como su liturgia", de "una liturgia que probablemente presagie el final. Esto es lo que verdaderamente puede interesar".

Ramón Jáuregui ha asegurado que la situación en la que se encuentra actualmente ETA es consecuencia de "una gran victoria democrática" de la sociedad española, de la sociedad vasca y de la democracia, y constata el "fracaso" de los terroristas. "Podemos problablemente estar tocando la paz con la punta de los dedos", ha añadido

Por otro lado, se ha preguntado a sí mismo si después de tanto sufrimiento la democracia podría ser generosa para admitir de nuevo en el juego democrático a quienes han apoyado la violencia, a lo que ha respondido: "Yo creo que hay que decir que sí, pero punto, nada más".

El Gobierno vasco no se plantea "ningún movimiento"

El Gobierno vasco no se plantea hacer "ningún movimiento" hasta que ETA anuncie el cese definitivo de su actividad terrorista y considera que la "auténtica" verificación del abandono de las armas no corresponde a grupos internacionales sino a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Así se ha expresado la portavoz del Gobierno Vasco, Idoia Mendia, quien ha reconocido que la conferencia internacional sobre el final del terrorismo celebrada en San Sebastián ha servido para hacer un llamamiento "claro" a ETA, que cese definitivamente su actividad armada.

La conferencia internacional aprobó una declaración de cinco puntos en la que se pide a ETA el cese de la actividad terrorista, a los Gobiernos español y francés que accedan a negociar con la banda exclusivamente sobre las "consecuencias del conflicto" y sugiere que "los actores no violentos y representantes políticos se reúnan y discutan cuestiones políticas".

Durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno Vasco, la portavoz ha dejado claro que el Ejecutivo que preside Patxi López "no se plantea ningún movimiento" hasta el fin de ETA y "no se siente concernido" por el llamamiento de la izquierda abertzale para que los gobiernos implicados acepten una posterior negociación con la banda terrorista.

También ha recalcado que para debatir cuestiones políticas ya está el Parlamento vasco y ha recordado que la "hoja de ruta" del Gobierno Vasco se recoge en el decálogo de propuestas sobre paz y convivencia que desgranó el lehendakari el pasado 29 de septiembre durante el Pleno de Política General de la Cámara vasca.

Francia apoya a España y pide a ETA la renuncia definitiva

Por su parte, el Gobierno francés ha trasladado este martes su apoyo a España en su lucha contra ETA y ha pedido a la banda terrorista que abandone  "definitivamente" la violencia, como se espera "desde hace más de 50 años".

En la primera reacción gala tras la Conferencia de paz de San Sebastián, un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Francia ha asegurado en rueda de prensa que París apoya "los esfuerzos del Gobierno español para poner fin a la violencia en el País Vasco".

"Se han logrado grandes progresos durante años gracias al nivel ejemplar de confianza entre Francia y España, especialmente a través de la cooperación policial y judicial, particularmente eficaz en la lucha contra el terrorismo", ha asegurado.

Noticias

anterior siguiente