Enlaces accesibilidad

Un Tedax cree que no se hizo acta de recogida de las muestras halladas el 11-M

  • Cree que no se hizo por "el caos de la situación"
  • Y asegura que nadie le dio órdenes de modificar los informes

Por

El Tedax de la Unidad Central Central Fernando Blázquez, próximo al comisario Juan Jesús Sánchez Manzano, ha explicado este jueves a la juez Coro Cillán que cree que no se realizó un acta de recogida de las muestras halladas en los escenarios de los atentados del 11 de marzo de 2004 por "el caos de la situación" ya que se encontraban ante una situación que "no había pasado nunca en España", según han informado fuentes personadas en la causa.

El subinspector del Cuerpo Nacional de Policía ha comparecido junto a un inspector jefe y facultativo farmacéutico jubilado de la Policía Científica ante la titular del Juzgado de Instrucción número 43 de Madrid, Coro Cillán, que investiga si el ex jefe de los Tedax Juan Jesús Sánchez Manzano y una perito de su unidad cometieron delitos de encubrimiento, omisión del deber de perseguir delitos y falso testimonio.

El funcionario policial ha reconocido haber trabajado a las órdenes del comisario cuando se produjo el mayor atentado de la historia de Europa y ha añadido que Manzano no le ordenó modificar los informes técnicos y periciales que elaboró. A su juicio, ni el ex jefe de los Tedax ni la perito quisieron ocultar restos de las explosiones.

El subinspector ha dicho no tener constancia de que los agentes recibieran órdenes sobre la destrucción de los trenes objeto del ataque terrorista, si bien ha indicado que a sus manos llegaron informes preliminares, resultados de análisis químicos y clavos localizados en los atentados pero no restos de los trenes.

Desconoce el destino de la ropa o enseres de las víctimas

En cuanto a la cantidad de bolsas de vestigios trasladadas al complejo policial de Canillas, ha considerado que "el resultado final fue óptimo. Dicho esto, ha señalado desconocer el destino de las muestras de ropa y los enseres personales que portaban las víctimas y que fueron recogidos en Ifema.

Por su parte, el facultativo jubilado de la Policía Científica, con amplia trayectoria en el Cuerpo y que, entre otros cargos, ha sido miembro de la Organización Mundial de la Salud, ha sido preguntado por los restos de tela localizados en los focos de las explosiones y en el Ifema.

El agente ha asegurado que no recibió tejido o efectos personales de las víctimas o tornillos de los trenes explosionados. Este facultativo, que fue el encargado de realizar seis informes periciales relacionados con los atentados del 11-M, ha destacado que se debe ser "claro, concreto, conciso y lo más categórico posible" en ellos.

El letrado de la Unión de Oficiales de la Guardia Civil (UO) ha preguntado sobre este aspecto, después de que un Tedax de la Unidad Central declarase el pasado julio que Sánchez Manzano le acusara de ser "muy categórico" en las conclusiones que recogió en los tres informes periciales que elaboró.

La Audiencia Nacional no responde a la magistrada

Al comienzo de la vista, la magistrada se ha quejado de que la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional no le haya remitido la resolución judicial por la que se ordenaba destruir los restos de los trenes que fueron objeto de los atentados, pese a haberla solicitado en repetidas ocasiones, pese a habérselo solicitado en repetidas ocasiones.

Sánchez Manzano fue el máximo responsable de los agentes encargados de la desactivación de las bombas de los atentados de Madrid y el que se hizo cargo de las muestras de los explosivos. Según la querella interpuesta por la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M, su actuación dificultó conocer la naturaleza de las bombas y, por lo tanto, la autoría exacta del atentado.

En esta causa también están personadas la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT), el Sindicato Unificado de Policía (SUP) y la Unión de Oficiales de la Guardia Civil (UO).

Noticias

anterior siguiente