Enlaces accesibilidad

Siete muertos al derrumbarse un edificio habitado en Palma de Mallorca

  • Los fallecidos son un matrimonio alemán y miembros de otras dos familias
  • De una familia mallorquina han muerto el padre y una hija y la madre está herida
  • De una familia colombiana han muerto dos cuñados y la madre de uno  
  • Los equipos de rescate han dado por concluidas las labores de búsqueda
  • Los vecinos denuncian que el edificio hundido estaba en muy mal estado
  • El Ayuntamiento no tenía denuncias relativas al estado del edificio
  • El edificio era de 1959 y nada hacía presagiar su desplome, según Urbanismo
  • Se ha descartado el escape de gas como causa de la tragedia. Ver mapa

Por
Imágenes tomadas poco después del derrumbe del edificio en Palma de Mallorca

Siete personas han muerto, una de ellas menor de edad, y otras dos han resultado heridas en el derrumbe de madrugada de un edificio en Palma de Mallorca por causas que aún se desconocen, aunque los vecinos las atribuyen al mal estado del inmueble y el Ayuntamiento niega que tuviera alguna denuncia al respecto.

Los equipos de rescate han dado por concluidas las tareas de búsqueda, iniciadas la pasada medianoche, a última hora de la tarde, al entender que no es probable que haya más personas atrapadas bajo los escombros.

Fuentes municipales han explicado que los siete muertos son un matrimonio alemán y miembros de una familia mallorquina y de otra colombiana, cuyos cadáveres han sido recuperados a lo largo del día por los equipos de rescate, que han trabajado 20 horas en el desescombro de las ruinas.

Los dos cónyuges del matrimonio alemán tenían unos 60 años y ocupaban el último piso del edificio; la menor, de unos 15 años, vivía en el segundo piso con sus padres y su hermana, quien no se encontraba en la casa porque estudia en Barcelona, aunque sí ha fallecido el padre de la familia y ha resultado herida la madre, que permanece ingresada en un hospital.

En el primer piso del edificio residía una familia de origen colombiano, de la que han muerto dos hombres de unos 30 años, que, según fuentes vecinales, eran cuñados, así como la madre de uno de ellos, cuya edad no se conoce de momento.

El hombre de unos 70 años que ha resultado herido a consecuencia del hundimiento es, según una fuente de los Bomberos, un vecino que residía en la vivienda contigua, un casa de planta baja. Tanto la mujer como el hombre heridos se encuentran fuera de peligro, ha indicado el Ayuntamiento.

En cuanto a las identidades de las víctimas, la Policía Nacional ha explicado que no se facilitará hasta que no se comunique el fallecimiento a todos los familiares. 

Siete muertos y dos heridos

En el lugar de los hechos, Vicky Bolaños de RTVE.es, ha podido hablar con una vecina del barrio, María Espinar, quien ha asegurado que en el tercer piso vivía una pareja de ciudadanos alemanes de unos 70 años de edad, en la segunda planta un matrimonio malloquín con sus hijas de 14 y 17 años y en la primera tres personas de nacionalidad colombiana -una madre y su hijo de 35 años, además de un cuñado-.

Aunque las fuentes oficiales han confirmado, siete muertos y dos heridos, un vecino visiblemente afectado ha afirmado, sin revelar su identidad, a un medio de comunicación que residía en el edificio que se ha derrumbado con su mujer y su yerno.

En el momento del desastre él se hallaba jugando al parchís en otro lugar, aunque ha manifestado que sus familiares estaban dentro del inmueble cuando sucedió todo.

Realojados en hoteles y casas de parientes

El Ayuntamiento de Palma y el Govern balear realojarán en un hotel a 28 de los cerca de 50 vecinos que han sido desalojados de seis edificios colindantes al inmueble.

Según ha informado el servicio de emergencias 112 en un comunicado y una fuente municipal (la Consellería de Asuntos Sociales), Promoción e Inmigración facilitará el realojo de estas 28 personas, que se podrá incrementar en función de las necesidades de los afectados.

El resto de vecinos afectados por el desalojo, unos 50, han podido trasladarse a casas de familiares o amigos.

Construido en 1959

El Ayuntamiento de Palma ha tomado la decisión de derrumbar el edificio de la calle Rodríguez Arias una vez finalicen las tareas de desescombro, que están avanzando a buen ritmo, por lo que se han desalojado dos edificios más de la misma calle.

A las 13:30 horas ya han sido cuatro los edificios desalojados en la zona de plaza Serralta en Palma. Los vecinos de los dos edificios colindantes al inmueble afectado ya fueron desalojados a primera hora.

"Estaba durmiendo cuando oí un ruido muy fuertes, salí a la terraza y vimos mucho polvo y que se había caído el edificio de enfrente", ha comentado a rtve.es, Adrián Damián, que vive con su mujer y sus suegros, y que ha sido desalojado esta mañana.

Los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Palma se han desplegado por las inmediaciones del luegar del suceso para atender a desalojados.

120 toneladas de cascotes

El edificio, según ha confirmado la regidora de Urbanismo de Palma, Yolanda Garví, se construyó en 1959 y no consta denuncia o irregularidad alguna en el Ayuntamiento.

Los Bomberos llevan más de 10 horas trabajando en el lugar de los hechos, realizando "un desescombro a mano" porque, según fuentes del ayuntamiento, no descartan que debajo de los cascotes puedan encontrarse nuevas víctimas. En las labores de búsqueda están trabajando también perros adiestrados de la Guardia Civil.

La empresa EMAYA, responsable de la recogida de basuras ha desplazado hasta el lugar de los hechos a 17 operarios que han retirado ya entre 100 y 120 toneladas de cascotes desde primera hora de la mañana.

Todos los escombros están siendo trasladados al vertedero de Son Reus para para una posterior investigación.

"El edificio tenía grietas"

Las causas del siniestro se desconocen aunque las fuentes señalan al mal estado del edificio, ya que el inmueble presentaba grietas y se ha descartado un posible escape de gas.

Los vecinos del barrio han denunciado el mal estado en el que se encontraba el inmueble (ver mapa) y han contado que el edificio presentaba grietas, en algunas de las cuales se podía introducir la mano. Después de las últimas lluvias caídas en Palma habían aparecido más desperfectos en el inmueble.

Víctor Canivell, testigo del derrumbe, asegura que se asustó al "oír un ruido tan grande". Otra vecina, Pilar Vicente, ha relatado a rtve.es que conocía a la familia mallorquina que residía en la segunda planta y afirma que "desde hace años el edifico estaba en muy malas condiciones".

El edificio derrumbado en la calle Rodríguez Arias, en Palma, no había pasado la Inspección Técnica de  Edificio (ITE) porque no le correspondía por antigüedad, según  informaron fuentes del ayuntamiento de Palma.

La compañía de gas Gesa Endesa, por su parte, ha informado esta mañana de que sus técnicos han comprobado en el lugar del suceso que el derrumbe no se debió a una explosión de gas, dado que no han hallado ningún tipo de escape o fuga.

El Govern balear y el Ayuntamiento de Palma han declarado dos días de duelo oficial en la Comunidad Autónoma por este siniestro que el president del Ejecutivo isleño, Francesc Antich, calificó de "tragedia social".

Noticias

anterior siguiente