Enlaces accesibilidad

Irlanda del Norte: diez años trabajando por la reconciliación

  • Se cumplen diez años de la histórica firma de los Acuerdos de Viernes Santo
  • El inicio del proceso selló formalmente la paz entre católicos y protestantes

Por
El proceso de paz en el Ulster

Irlanda del Norte está de celebración: hoy se cumplen diez años de la firma de los Acuerdos de Viernes Santo en Belfast. Fue el principio del fin de uno de los conflictos más sangriendos del siglo XX: una guerra larvada entre católicos y protestantes que dejó más de 3.000 muertos en tres décadas de enfrentamientos.

Aquel día, los católicos (nacionalistas-republicanos) y los protestantes (unionistas), hasta entonces enemigos irreconciliables, sentaron las bases del proceso del paz en el Ulster. Un camino, no exento de dificultades -el desarme definitivo del IRA tardó siete años en llegar-, pero que ha transformado la región.

Hoy, aquellos viejos enemigos comparten Gobierno: el protestante Ian Pasley, que se opuso en su día a los acuerdos de paz, es primer ministro y el republicano Martin MacGuinness, ex miembro destacado del IRA, es su vicepresidente.

Aunque la reconciliación definitiva aún tardará tiempo en llegar, la economía ha experimentado una mejora espectacular: desde 1998, Irlanda del Norte ha pasado de tener la tasa de paro más alta del Reino Unido a tener una de las más bajas. Y las diferencias salariales se han reducido de un 19,4% a menos de un 1%.

En palabras del primer ministro irlandés, Bertie Ahern, Irlanda del Norte se ha transformado en un lugar "vibrante, moderno y pacífico" que mira al futuro con confianza

Noticias

anterior siguiente