Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

(Entrevista de Manuel Sollo). La tragedia de Uganda a través de los ojos de un niño, de los padecimientos de un hombre que ha de volver al epicentro del dolor. La cuenta Víctor del Árbol en su nueva novela "Antes de los años terribles" (Destino). Da voz a Isaías Yoweri, un joven ugandés, asentado en Barcelona, nacionalizado español, con un negocio de restauración de bicicletas y a punto de ser padre con una pareja de la alta burguesía catalana. Por sorpresa, un día su país de origen le reclama para que participe en el proceso de reconciliación nacional. Habrá de enfrentarse entonces a un pasado terrorífico, en el que nos siempre es fácil distinguir la víctima del verdugo, sobre todo cuando se trata de sí mismo. El autor narra el origen y las consecuencias de la obra y la personalidad de Joseph Kony, el creador del Ejército de Resistencia del Señor, responsable del secuestro y adiestramiento de miles de niños soldados. Barcelonés de 1968, Del Árbol reconoce que esta obra, entre la realidad y la ficción, le ha cambiado incluso en su narrativa.

La epidemia de ébola se extiende en África Central: en la República Democrática del Congo ha matado ya a a 1.400 personas, y ha cruzado ahora la frontera hacia la vecina Uganda, donde han muerto un niño y una mujer, y hay otro contagio confirmado. La Organización Mundial de la Salud se reúne mañana para decidir si declara la emergencia internacional.

El ministerio de Sanidad de Uganda ha confirmado una nueva muerte por ébola en sus fronteras, lo que eleva a dos el total de fallecidos en este país de los tres casos confirmados hasta ahora por el brote que afecta a la vecina República Democrática del Congo, donde los fallecidos por la enfermedad en el noreste de la República Democrática del Congo (RDC) superan ya los 1.400.

Las autoridades sanitarias ugandesas han confirmado la muerte del primer enfermo que dió positivo de ébola en Uganda, un niño de tan solo 5 años, relacionado con el brote que afecta al noreste de la República Democrática del Congo (RDC), donde se declaró una epidemia de esa enfermedad el pasado 1 de agosto. El pequeño había viajado a este país el pasado mayo.

El Parque Nacional Kibale de Uganda, situado al borde mismo del Rift Albertino, es un bosque espeso y amable, en el que conviven en perfecta armonía grandes elefantes y pequeños chimpancés. Cualquiera puede adentrarse en él sin mayores dificultades que las que se derivan de transitar por un territorio sin desbravar. Bastan unas buenas chirucas, pantalón, mangas largas, sombrero de campaña y, por supuesto, un guia. No olvidemos que estamos en un mundo salvaje e impredecible. 

 El ministro de Exteriores de Uganda, Sam Kutesa, fue elegido presidente de la Asamblea General de la ONU, un nombramiento envuelto en la polémica por las leyes contra los homosexuales aprobadas en su país. La polémica no ha impedido a Kutesa acceder al cargo, para el que contaba con el respaldo de los países africanos, a los que correspondía ocupar el puesto.