arriba Ir arriba

Los forenses del Instituto Anatómico de Córdoba están haciendo a estas horas la autopsia al cadáver de Miguel Blesa. Tratan de aclarar si su muerte se debió a un suicido o fue por un accidente. El ex presidente de Caja Madrid fue encontrado muerto el miércoles por la mañana con un disparo en el pecho en una finca de Córdoba. Tenía 69 años y había sido condenado a seis años de cárcel por el caso de las llamadas "tarjetas black". Había recurrido al Supremo, que estaba pendiente de pronunciarse. Esta tarde será enterrado en Linares, Jaén.

Miguel Blesa, expresidente de Caja Madrid, ha sido hallado muerto con un disparo en el pecho efectuado con una escopeta de caza en una finca de Córdoba llamada Puerta del Toro, situada en el municipio de Villanueva del Rey. La Guardia Civil, que se ha hecho cargo de la investigación, estudia la hipótesis de que se trate de un suicidio aunque sin descartar que se trate de un accidente, según han informado fuentes policiales.

El expresidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, ha aparecido muerto en una finca en Sierra Morena, en Córdoba, a primera hora de esta mañana. La causa de la muerte ha sido un disparo en el pecho producido por una escopeta de caza. Las primeras hipótesis apuntan a un suicidio, aunque todavía no se descarta que se trate de un accidente. Blesa, de 69 años, fue condenado a seis años de cárcel por el caso de las 'tarjetas black' de Caja Madrid. Recurrió y ahora estaba pendiente de la resolución del recurso, y a la espera de otro juicio por los sobresueldos en la entidad.

  • Fue condenado por apropiación indebida en el caso de las tarjetas opacas
  • Ingresó en prisión en 2013 en la investigación de la compra del CNB de Florida
  • Tenía pendientes otras causas por retribuciones a exdirectivos y las preferentes
  • Amigo del expresidente José María Aznar, presidió la caja entre 1996 y 2009
  • Durante ese periodo duplicó su tamaño, cuarta entidad financiera del país

El expresidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, ha aparecido muerto en una finca en Sierra Morena, en Córdoba, a primera hora de esta mañana. La causa de la muerte ha sido un disparo en el pecho producido por una escopeta de caza. Las primeras hipótesis apuntan a un suicidio, aunque todavía no se descarta que se trate de un accidente. Blesa, de 69 años, fue condenado a seis años de cárcel por el caso de las tarjetas Black de Caja Madrid.

  • No impone medidas cautelares a la espera de que la sentencia sea firme
  • El fiscal había pedido prisión eludible con fianza de 100.000 euros para Blesa
  • El exvicepresidente del Gobierno, recibido con gritos de "Rato ratero"
  • Los exbanqueros han sido condenados a 6 y 4,5 años de cárcel por las 'black'

La Audiencia Nacional ha rechazado este viernes imponer medidas cautelares a Miguel Blesa y Rodrigo Rato, condenados a seis y cuatro años y medio de cárcel por el uso de las denominadas tarjetas 'black' de Caja Madrid en una causa en la que ha habido otras 63 personas halladas culpables del delito de apropiación indebida. La fiscalía anticorrupción sólo había pedido prisión eludible bajo fianza de 100.000 euros para el expresidente de la entidad, Miguel Blesa.La sala no lo ha considerado oportuno ya que, según ha indicado, los dos han tenido una "actitud cabal e intachable" y han respondido "de forma dirigente" a todos los rquerimientos que se les ha hecho. Por tanto, la Audiencia no ha estimado que esta sentencia condenatoria vaya a modificar esta situación. Con esta decisión se cierra el proceso en la Audiencia Nacional y pasa al Tribunal Supremo, donde se ultiman los recursos que han puesto los 65 acusados. Será después el Alto Tribunal el que decida si confirma o modifica la sentencia. 

  • Anticorrupción ha pedido a la Audiencia que convoque una vistilla para Blesa
  • El criterio suele ser pedir cárcel para los condenados a más de cinco años
  • El expresidente de Caja Madrid Blesa está condenado a seis años de cárcel
  • La pena para su sucesor, Rodrigo Rato, es de cuatro años y medio de cárcel

La vicesecretaria de Estudios y Programas del PP, Andrea Levy, ha afirmado que las sentencias conocidas en los últimos días sobre el caso Nóos y las tarjetas opacas de Caja Madrid "ponen de manifiesto que no hay apellidos ni carogs que valga, quien la hace la paga porque tenemos un sistema que nos pone a todos por igual ante la ley". Levy, que ha declarado que espera que no se vuelvan a producir casos de este tipo, ha valorado ambas resoluciones judiciales en una entrevista en programa 'La noche en 24 horas' de RTVE. Sobre las condenas de Blesa y Rato, la vicesecretaria de Estudios y Programas del PP ha manifestado su "respeto absoluto a las decisiones judiciales" y ha celebrado la decisión como un hito "que recoge una etapa en la que las cajas de ahorro en nuestro país respondían a una manera de hacer equivocada que se acaba y se cierra con esta sentencia".

En cuanto a la decisión de la Audiencia de Palma de dejar en libertad sin fianza a Iñaqui Urdangarin, Levy ha defendido la decisión de la juez porque "se tienen que dar unos casos determinados para que se aplique la prisión provisional y ella no los habrá visto". No obstante, ha añadido, "esto no quiere decir que la condena acabe de confirmarse" después de los previsibles recursos.

Finalmente, Andrea Levy ha valorado duramente las declaraciones del portavoz de JxSi, Jordi Turull, en el Parlament de Cataluña al comparar la última querella del Tribunal Constitucional contra la presidenta Carme Forcadell por prevaricación y desobediencia con el golpe de Estado del 23-F. "Si alguien está haciendo un atropello al estado de derecho, a la democracia, a la libertad y a la igualdad no somos precisamente aquellos que estamos garantizando que se cumpla y se respete la ley", ha sentenciado, para después lamentar que el Govern haya decidido tener como socios "a quienes les están poniendo en órdago y chantaje" en lugar de al Gobierno de España.

Además de las condenas al expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa a seis años de cárcel y al expresidente de Bankia Rodrigo Rato a cuatro años y medio como autores de un delito continuado de apropiación indebida en el caso de las tarjetas opacas de la entidad financiera y al ex director general de medios Ildefonso Sánchez Barcoj, condenado a dos años y seis meses, como colaborador y cómplice de la mecánica desarrollada; los otros 62 acusados restantes, representantes de todos los partidos políticos, sindicatos y organizaciones empresariales, han sido condenados como colaboradores del delito de apropiación indebida. En total, de los 65 condenados 39 tienen penas superiores a los dos años de cárcel. El exconsejero de Caja Madrid por Izquierda Unida, José Antonio Moral Santín, ha sido condenado a cuatro años de prisión. Fue el segundo que más dinero gastó con su tarjeta, después de Sánchez Barcoj. La sentencia impone la misma pena para los exconsejeros Francisco Baquero y Rodolfo Benito de CC.OO., Estanislao Rodríguez-Ponga y Francisco José Moure, del Partido Popular, Antonio Romero y Jorge Gómez Moreno, del PSOE y Gerardo Díaz Ferrán, expresidente de la CEOE. Ramón Espinar, exconsejero en representación del PSOE, ha sido condenado a dos años y medio de cárcel. Algo menos, dos años, para Ricardo Martínez de UGT y para el exjefe de la Casa del Rey, Rafael Spottorno. A un año y medio han sido condenados Javier López Madrid y Arturo Fernández de la patronal CEIM, y el exministro Virgilio Zapatero del PSOE. Entre todos gastaron con las tarjetas más de 12 millones de euros. Asimismo, los jueces hacen constar el caso del exconsejero Francisco Verdú, que rechazó la tarjeta a su llegada a Bankia.

  • Ciudadanos: "Alguien tiene que ser políticamente responsable del latrocinio"
  • Podemos: "Es un paso muy pequeño, nos faltan muchas cosas por conocer"
  • El PSOE, con exmiembros condenados, dice que "respeta" la sentencia
  • PP: "Esto muestra que no hay apellidos ni cargos en la justicia"
  • CC.OO., también afectado, sorpredido por "la indiscriminada ejemplaridad"

La jueza Ángela Murillo ha dictado setencia en el caso de las tarjetas opacas de Caja Madrid. En ella condena por delito continuado de apropiación indebida a los 65 consejeros y directivos de la entidad que utilizaron las tarjetas 'black' entre los años 2003 y 2012, con penas por encima de los dos años de cárcel para 39 de ellos. La mayor pena corresponde al expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa: seis años de prisión más una multa de 109.000 euros. La Audiencia Nacional también condena al expresidente de Bankia, Rodrigo Rato, a cuatro años y medio y al pago de idéntica sanción. El resto de acusados son condenados como colaboradores del delito de apropiación indebida, con la excepción de el exdirector general de medios de la caja, Ildefonso Sánchez-Barcoj, a quien se le considera cómplice de la operativa que contribuyó a mermar el capital de la caja. Se le condena a dos años y medio de cárcel, pero lo mismo que Blesa y Rato es absuelto del delito de administración desleal de que los tres había sido acusados. En el fallo de 260 folios, La Sección Cuarta describe que las visas no se formaban parte de los contratos ni figuraban en el certificado de haberes que Caja Madrid facilitaba cada año para que sus beneficiarios pudieran hacer la declaración de la renta. La justicia ha demostrado, en suma, que las tarjetas eran opacas, eran 'black'.

El juicio que ha sentado en el banquillo de los acusados a 65 exaltos cargos y directivos de Caja Madrid y Bankia por el uso presuntamente fraudulento hecho con las tarjetas 'opacas' ha terminado este jueves con el último turno de palabra del que solo ha hecho uso el exministro socialista Virgilio Zapatero para defender su inocencia.

Las acusaciones han reiterado en el juicio de las tarjetas opacas de Caja Madrid que las visas eran irregulares e ilícitas. Tanto el FROB como Bankia han reivindicado, además, su condición de perjudicados en exclusiva para recuperar los 12,5 millones de euros que los 65 acusados, entre ellos Rodrigo Rato y Miguel Blesa, se gastaron en las tarjetas.