arriba Ir arriba

El hospital maternoinfantil de Sant Joan de Déu usará un exoesqueleto para ensayar terapias en pacientes con atrofias musculares con el fin de mejorar su calidad de vida y retrasar las complicaciones derivadas de la pérdida de fuerza y movilidad, como la osteoporosis.

Los primeros en beneficiarse de este aparato, que es el primer exoesqueleto pediátrico portable del mundo, serán menores del centro barcelonés afectados por Atrofia Muscular Espinal, también conocida como AME. Se trata de la segunda enfermedad neuromuscular más frecuente en la infancia, con una incidencia de uno por cada 10.000 bebés nacidos, y no tiene cura, por lo que los tratamientos se centran en retrasar la aparición de complicaciones.

Durante un año, los pequeños seleccionados realizarán tres entrenamientos semanales de una hora, consistentes en caminar usando el exoesqueleto, y se controlarán varios parámetros para determinar si en ese tiempo ha mejorado la calidad de vida del paciente, cómo tolera su cuerpo el uso continuado de este aparato y si realmente se han frenado los efectos secundarios de la atrofia muscular. El sistema consiste en unos largos soportes, llamados órtesis, que se ajustan y adaptan a las piernas y al tronco del niño. En las articulaciones, una serie de motores imitan el funcionamiento del músculo humano y aportan al pequeño la fuerza que le falta para mantenerse en pie y caminar.

España, con 83 años y solo superada por Japón (83,9), es el país de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) con la mayor esperanza de vida, aunque su población incumple algunas de las principales recomendaciones, como la práctica de deporte en adultos. El liderazgo de España tiene que ver sobre todo con la esperanza de vida de las mujeres (85,8 años), la segunda más alta tras Japón (87,1), mientras que la de los hombres (80,1) se sitúa en octava posición en igualdad con Israel, tras Islandia (81,2), Japón (80,8), Suiza (80,8), Noruega (80,5), Suecia (80,4), Australia (80,4) e Italia (80,3).

Con 27.000 nuevos casos cada año, el cáncer de mama se ha convertido en el tumor más frecuente entre las mujeres, pero su mortalidad se va reduciendo paulatinamente y los índices de supervivencia están cercanos al 85 por ciento gracias a los nuevos tratamientos, cada vez más individualizados.
Estos son algunos de los datos que la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) ha dado a conocer con motivo del Día Internacional del Cáncer de Mama, una patología que padecen en la actualidad 100.000 mujeres españolas, y cuya incidencia va en aumento, de manera que para 2025 se espera que se diagnostiquen cerca de 30.000 casos anuales.

Varios cientos de personas de asociaciones de afectados con enfermedades mentales se han concentrado en el centro de Madrid para exigir protocolos que permitan acabar con las contenciones mecánicas indiscriminadas. Esa es una de las reivindicaciones de las cuatro entidades que han convocado esta concentración por una salud mental "digna y plena" (Tú decides, El Timón, La Barandilla y el hospital de Día Lajman), que se produce dos jornadas antes de que se celebre del Día Mundial de la Salud Mental.

Investigadores tan jóvenes como los doctores Rogado y Quintas firman uno de los 150 estudios españoles que se presentan en el congreso. Han revisado mil historiales médicos y han descubierto que los enfermos de ictus tienen el doble de posibilidades de desarrollar un cáncer. Las investigaciones que se van a desvelar estos días van a cambiar la forma de abordar la enfermedad en los próximos años.

Una mujer ha fallecido en el hospital Virgen de Valme, en Sevilla, tras resultar atrapada su cabeza en un ascensor que se puso en marcha cuando era trasladada de planta. La mujer fallecida, R.C.N., tenía 26 años, era natural de la localidad sevillana de Dos Hermanas y subía al ascensor para pasar a planta tras tener, por cesárea, a su tercera hija. El ascensor había superado todos los controles pertinentes el 12 de agosto pasado, sin que se detectaran deficiencias en el mismo que impidiesen su uso.