arriba Ir arriba

En Estados Unidos, la legalización del cannabis está viviendo un boom. Es un mercado que mueve alrededor de 7.000 millones de dólares anuales. El principal reclamo para su legalización es el uso terapéutico. Existe una delgada línea entre el derecho de toda persona a aliviar el dolor y la legalidad en las prescripciones médicas de, por ejemplo, los opiáceos, cuyo abuso ha llevado a una epidemia de adicción en EEUU.

La Noche Temática analiza el consumo de cannabis y de opiáceos con fines terapéuticos.

  • La medianoche del sábado 24 al domingo 25 de febrero, en La 2

El hospital maternoinfantil de Sant Joan de Déu usará un exoesqueleto para ensayar terapias en pacientes con atrofias musculares con el fin de mejorar su calidad de vida y retrasar las complicaciones derivadas de la pérdida de fuerza y movilidad, como la osteoporosis.

Los primeros en beneficiarse de este aparato, que es el primer exoesqueleto pediátrico portable del mundo, serán menores del centro barcelonés afectados por Atrofia Muscular Espinal, también conocida como AME. Se trata de la segunda enfermedad neuromuscular más frecuente en la infancia, con una incidencia de uno por cada 10.000 bebés nacidos, y no tiene cura, por lo que los tratamientos se centran en retrasar la aparición de complicaciones.

Durante un año, los pequeños seleccionados realizarán tres entrenamientos semanales de una hora, consistentes en caminar usando el exoesqueleto, y se controlarán varios parámetros para determinar si en ese tiempo ha mejorado la calidad de vida del paciente, cómo tolera su cuerpo el uso continuado de este aparato y si realmente se han frenado los efectos secundarios de la atrofia muscular. El sistema consiste en unos largos soportes, llamados órtesis, que se ajustan y adaptan a las piernas y al tronco del niño. En las articulaciones, una serie de motores imitan el funcionamiento del músculo humano y aportan al pequeño la fuerza que le falta para mantenerse en pie y caminar.

España, con 83 años y solo superada por Japón (83,9), es el país de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) con la mayor esperanza de vida, aunque su población incumple algunas de las principales recomendaciones, como la práctica de deporte en adultos. El liderazgo de España tiene que ver sobre todo con la esperanza de vida de las mujeres (85,8 años), la segunda más alta tras Japón (87,1), mientras que la de los hombres (80,1) se sitúa en octava posición en igualdad con Israel, tras Islandia (81,2), Japón (80,8), Suiza (80,8), Noruega (80,5), Suecia (80,4), Australia (80,4) e Italia (80,3).