Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Estudiantes, maestros, profesores universitarios y todos los funcionarios de la Generalitat están llamados a la huelga este jueves en una nueva jornada de protestas contra los recortes en servicios públicos. La jornada de este miércoles, en la que coincidieron estudiantes, bomberos y médicos, provocó escenas de tensión cuando los manifestantes llegaron ante la sede del Parlamento catalán.

Al mediodía ha comenzado una manifestación convocada por diversos colectivos de la administración pública con el lema "Por unos presupuestos socailes. Revirtamos los recortes".

Ya a primera hora de la mañana, los estudiantes de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) han cortado la Diagonal de Barcelona para exigir la rebaja del 30% en las tasas universitarias.

La consellera de Cultura de la Generalitat catalana, Laura Borràs, ha culpado de los recortes sociales a la "infrafinanciación" de Cataluña. Borràs ha dicho comprender a los colectivos (maestros, profesores universitarios, estudiantes, bomberos, médicos y personal de la Generalitat) que han salido a la calle a exigir que se reviertan los recortes sociales de los últimos años. 

Este jueves estaba convocada una nueva jornada de huelga y una gran manifestación en Barcelona de varios colectivos de la función pública. 

Estudiantes, maestros, profesores universitarios y todos los funcionarios de la Generalitat están llamados a la huelga este jueves en una nueva jornada de protestas contra los recortes en servicios públicos. La jornada de este miércoles, en la que coincidieron estudiantes, bomberos y médicos, provocó escenas de tensión cuando los manifestantes llegaron ante la sede del Parlamento catalán.

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, no ha dejado pasar la oportunidad que le brindan las protestas invitar al gobierno catalán a apoyar los Presupuestos Generales del Estado. "A los ciudadanos hay que escucharles y darles respuesta. Para eso desde el Gobierno central hemos hecho unos presupuestos buenos para Cataluña", ha declarado Calvo.

Durante los próximos tres años Grecia contará con un balón de oxígeno de unos 86.000 millones de euros. Tras seis horas de reunión, los ministros europeos se mostraban satisfechos aunque cautelosos. A cambio el país heleno deberá implantar duras reformas en las pensiones, administraciones públicas, sanidad y subida de impuestos indirectos. Grecia recibirá el dinero a plazos. El primero será de unos 13.000 millones de euros y servirá para pagar las deudas más urgentes como la que tiene con el BCE. Además, varios parlamentos europeos tendrán que dar esta semana el visto bueno al rescate. En el caso de España, el Gobierno ha solicitado al Congreso celebrar un pleno extraordinario este martes.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado este  miércoles que el Gobierno ha conseguido "dar la vuelta" a la  situación de crisis económica que atravesaba el país manteniendo las  pensiones y el seguro de desempleo, mientras que el portavoz  económico de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), Alberto Garzón, le ha acusado de vivir "en una burbuja" alimentada con su "propaganda".