Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

La líder de la oposición catalana, Inés Arrimadas, ha acusado a la Generalitat de recurrir a una "artimaña" por aceptar retirar los lazos amarillos de los edificios públicos tras el informe del Síndic de Greuges. En una entrevista en La Noche en 24 Horas, Arrimadas ha asegurado que si Torra accede a retirarlos, es por la Junta Electoral, y cualquier otro argumento no es sino otra "artimaña del independentismo".

Uno de los testigos en el juicio del 'procés' ha vinculado en su declaración al actual presidente de la Generalitat, Quim Torra, con la logística de la consulta al asegurar que lo había visto en el almacén los días previos a la incautación de las papeletas para el referéndum. Además, otro de los agentes que ha declarado este miércolesque los Mossos vigilaron los movimientos de la Policía y la Guardia Civil en el día del referéndum ilegal en Cataluña.

El Defensor del Pueblo catalán recomienda retirar los símbolos independentistas de los edificios públicos tras las exigencias de la Junta Electoral Central. Una decisión que el presidente de la Generalitat Quim Torra ya conocía desde el viernes. Sin embargo, el presidente catalán ha dilatado la situación hasta la publicación de un comunicado en el que ha dicho que acatará esa recomendación. Sin embargo, los símbolos siguen presentes en muchos edificios de la Generalitat.

La retirada de los lazos amarillos ordenada por la Junta Electoral Central ha provocado un nuevo enfrentamiento en el Parlamento catalán entre el presidente Quim Torra y la líder de la oposición, Inés Arrimadas. La segunda le ha reprochado al primero no cumplir la ley y Torra ha respondido que nunca aprohibiría la libertad de expresión. Por su parte, el Gobierno insiste en la obligación de cumplir la ley, mientras que Pablo Casado cree que habría que aplicar de nuevo el 155.

En las próximas horas veremos qué dice el defensor del pueblo catalán sobre la polémica de los lazos amarillos y si abre la vía para que Quim Torra los retire.

El desafío, de momento, sigue ahí; los símbolos continúan en los edificios de la Generalitat pero el Gobierno habla de pura gesticulación. En Radio Nacional, la portavoz, Isabel Celáa, defiende que Moncloa está actuando como debe y advierte a Torra de que está rayando la desobediencia.

Una información de Sandra Gallardo.
 

Sigue en el Tribunal Supremo el juicio del 'procés', donde continúan prestando declaración agentes de la Guardia Civil. Testimonios que han pivotado sobre dos ideas.

La primera, que Quim Torra, el actual presidente de la Generalitat, estuvo en una de las naves donde se hallaron millones de papeletas para el referéndum..La segunda clave de lo que llevamos de jornada está en un argumento que ya hemos escuchado a otros testigos. Los mosos no colaboraron todo lo necesario ni el 1-0 ni en los registros.

Nos lo cuenta desde el Supremo Verónica Muñoz.

Continua en el Tribunal Supremo la declaración de los guardias civiles que participaron en los registros de las empresas y edificios donde los investigadores se incautaron de miles de papeletas de votación antes del referéndum independentista del 1 de octubre de 2017.

El agente ha revelado que la situación fue realmente tensa dado que habia muchas personas concentradas bloqueando la salida en actitud de los hostil. También que muchos cargos politicos e institucionales participaron en esos preparativos, entre los cuales se encontraba el actual presidente de la Generalitat, Quim Torra.

El brigada de la Guardia Civil que realizó el registro de la nave donde se guardaban las cerca de diez millones de papeletas que fueron incautadas antes del referéndum del 1-O ha situado al actual presidente de la Generalitat, Quim Torra, en las inmediaciones de la nave de Bigues i Riells, en Barcelona, en los días previos a la actuación policial.

La ministra de Educación y portavoz del Eejecutivo, Isabel Celaá,  ha advertido este miércoles que el presidente catalán, Quim Torra, pasará "la raya de la desobediencia" si incumple el requerimiento de la Junta Electoral Central de retirar los lazos amarillos de los edificios de la Generalitat. En una entrevista en Las mañanas de RNE con Íñigo AlfonsoCeláa ha indicado que su gobierno "ha hecho lo que la Junta Electoral Central le ha pedido que haga", aunque ha reconocido que "Torra ha encontrado un pasillo" con el Síndic de Greuges.

Preguntada por si el PSOE llamaría a la puerta del PDCAT y Esquerra tras las elecciones del 28 de abril si esto les permite gobernar, la portavoz del Gobierno no descarta reeditar este pacto de la moción de censura: "Los acuerdos se harán en torno a un programa y con todas aquellas fuerzas políticas representadas en el Congreso".

Sobre los asuntos relativos a su Ministerio, Celaá ha dicho que se ha "malinterpretado" su ley tras las protestas por el supuesto cierre de los colegios de educación especial, ya que su objetivo "es una escuela inclusiva", pero eso no supone el cierre de estos centros "que tienen toda su razón de ser"

Laura Borrás, consellera de cultura de la Generalitat de Cataluña ha asegurado en Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso que atenderán "las indicaciones que nos haga el Síndic de Greuges" en relación a la retirada o no de los lazos amarillos y esteladas de los edificios públicos de la Generalitat, orden de la Junta Electoral Central a la que el gobierno ha hecho caso omiso a pesar de las posibles sanciones a las que se enfrenta, incluída una inhabilitación a la que Torra, según Borrás, "está absolutamente dispuesto y determinado".

Borrás ha defendido el uso en origen de los lazos amarillos como "una señal de duelo" que posteriormente se ha convertido en "una señal de protesta", y también de "solidaridad y respeto" por "quienes no están en su casa". La Consellera ha insistido en que los lazos amarillos no representan a ningún partido, y por tanto son "un símbolo no partidista".

Amanecemos pendientes de que la Junta Electoral Central mueva ficha después de que el Govern haya incumplido el mandato de retirar la simbología independentista de los edificios oficiales cuando ya se ha cumplido el plazo extra que se había concedido para ello. El máximo intérprete de la legislación electoral en nuestro país tiene ahora la opción de pedir a los Mossos que retiren los lazos amarillos y las banderas esteladas. También puede trasladar a la Fiscalía los hechos para que se determine si las autoridades catalanas han incurrido en un posible delito de desobediencia que podría conllevar inhabilitaciones.

La consejera de Cultura de la Generalitat de Cataluña, Laura Borràs, ha defendido en una entrevista en La Noche en 24 Horas que hay "muchos trabajadores" que cuelgan lazos amarillos en los espacios públicos como "símbolo transversal". Borràs ha asegurado que Torra no retira los lazos y desoye a la Junta Electoral porque todavía no ha empezado la campaña, a la vez que ha acusado al organismo de "falta de neutralidad". 

La Consejería de Empresa y Conocimiento ha sido la única que, de momento, ha retirado el lazo amarillo de su entrada principal, aunque en uno de sus balcones sigue colgando un cartel en contra del juicio del 'procés', después de que el presidente de la Generalitat, Quim Torra, desoyera el segundo aviso sobre estos símbolos de la Junta Electoral Central. El presidente ha pedido un informe al Defensor del Pueblo catalán y se compromete a hacer lo que le indique. Mientras tanto, insiste en que los lazos son libertad de expresión.

Torra no obedecerá a la Junta Electoral Central. El presidente de la Generalitat ha afirmado que mantendrá la pancarta en la fachada de su sede y que obedecerá al Defensor del Pueblo de Cataluña. La junta le había dado un segundo ultimatum para que retirase la simbología independentista, con el fin de garantizar la neutralidad en procesos electorales.

Vamos a estar esta mañana muy pendientes de lo que decida el presidente de Cataluña porque en breve se agotan las 24 horas extra que la Junta Electoral Central ha concedido a Quim Torra para cumplir el requerimiento con el que ya la semana pasada el máximo intérprete de la legislación electoral en España le obligaba a ordenar la retirada de simbología independentista de los edificios dependientes de la Generalitat. Si el president sigue en sus trece, ahora tal y como se le ha apercibido se enfrentará a responsabilidades administrativas y, en su caso, hasta penales.

Comenzamos por los enfrentamientos e investigaciones a cuenta de los lazos amarillos. La Junta Electoral Central va a estudiar hoy las alegaciones del president de la Generalitat, Quim Torra, para mantener símbolos políticos en las fachadas de los edificios públicos. Este organismo va a analizar igualmente la denuncia presentada por Ciudadanos por la negativa de Torra a acatar la orden de retirarlos. Podría haber sanciones y peticiones de inhabilitación.

Els partits polítics reuneixen les seves direccions dos dies després de la manifestació sobiranista a Madrid i a l'espera de què la Junta Electoral estudii les al.legacions presentades pel president Quim Torra a l'ordre de retirar llaços grocs i estelades dels edificis de la Generalitat. Repassem els darrers missatges de pre-campanya amb el focus posat en la situació política a Catalunya. 

L'Audiència de Barcelona revisa aquest dilluns a cinc investigats la decisió d'un jutge de Sabadell de deixar en llibertat amb càrrecs cinc dels investigats per la violació múltiple la matinada del 3 de febrer a Sabadell. Mentre a l'Audiència de Tarragona es jutja un home que està acusat d’abusar sexualment de tres menors a Deltebre l’estiu del 2016. L’acusat, que els hi feia de cangur, els deia que, si ho explicaven, els castigarien i anirien a una presó de nens. La fiscalia sol·licita 19 anys de presó.

Els transportistes tenen previst mobilitzar-se avui dilluns a les 8 del matí pels carrers de Barcelona. Protesten per les dificultats amb què es troben per operar al port de la capital catalana. La mobilització està convocada en plena hora punta i sortirà del Port de Barcelona, passarà pel passeig de Colom, la Via Laietana, els carrers Aragó i Tarragona, la plaça Espanya, i l'avinguda Paral·lel, per acabar de nou al recinte portuari.

Ciudadanos y el PP han denunciado a Quim Torra ante la Fiscalía por no retirar los lazos amarillos de los edificios de la Generalitat como ordenó la Junta Electoral. Esta noche un grupo de encapuchados ha intentado quitar de la fachada del Parlament la pancarta de apoyo a los presos. Mientras que el Ayuntamiento de Barcelona sí ha retirado el lazo amarillo de su fachada, la alacaldesa Ada Colau no ha agotado el plazo de 12 horas que le daba la Junta Electoral de zona y ha quitado los símbolos de su edificio. Desde el consistorio mantienen que lo han hecho para que no haya duda de la neutralidad institucional.

El miércoles por la tarde se cumplió el plazo dado por la Junta electoral Central para que la Generalitat retirara los símbolos independentistas. Una decisión que Quim Torra ha recurrido. Según él no desobedece, si no que obedece al Parlament de Cataluña y lo hará sin renunciar a la libertad de expresión ni al derecho de protesta. El PP ha anunciado que actuará por la vía penal mientras que Ciudadanos ha enviado un nuevo escrito a la Junta Electoral Central en que que pide que envíen a Torra ante la Fiscalía. Los de Arrimadas quieren que los lazos desaparezcan de inmediato de los edificios de la Generalitat y que sean directamente los Mossos quienes los retire, si es necesario, ayudados por las fuerzas de seguridad del estado. El ministro del Interior ha evitado pronunciarse y se ha limitado a afirmar que es deber de todas las instituciones cooperar.

Y los lazos de los Ayuntamientos también estan también ya en el punto de mira. Mañana mismo Ciudadanos lo denunciará ante el órgano electoral. Los socialistas defienden que ya no deberían estar allí. Habrá que esperar al lunes para saber como se concretan las consecuencias de haber desafiado a la Junta Electoral.