arriba Ir arriba

El Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana tiene por objeto premiar el conjunto de la obra poética de un autor vivo que, por su valor literario, constituya una aportación relevante al patrimonio cultural común a Iberoamérica y España.

Este galardón, que se concede todos los años sin posibilidad de quedar desierto, está dotado con 42.000 €, la celebración en la Universidad de Salamanca de una jornada de estudio dedicada a la obra del galardonado, con la asistencia del mismo, y la edición de un volumen con una recopilación antológica de poemas del autor premiado, publicado por Ediciones Universidad de Salamanca.

Rafael Cadenas se suma este año a la lista de poetas galardonados con el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana desde su primera edición en 1992. En sus 26 ediciones previas, el premio ha recaído sobre los poetas Gonzalo Rojas (Chile), Claudio Rodríguez (España), Joâo Cabral de Melo Neto (Brasil), José Hierro (España), Ángel González (España), Álvaro Mutis (Colombia), José Ángel Valente (España), Mario Benedetti (Uruguay), Pere Gimferrer (España), Nicanor Parra (Chile), José Antonio Muñoz Rojas (España), Sophia de Mello Breyner (Portugal), José Manuel Caballero Bonald (España), Juan Gelman (Argentina), Antonio Gamoneda (España), Blanca Varela (Perú), Pablo García Baena (España), José Emilio Pacheco (México), Francisco Brines (España), Fina García Marruz (Cuba), Ernesto Cardenal (Nicaragua), Nuno Júdice (Portugal), María Victoria Atencia (España), Ida Vitale (Uruguay), Antonio Colinas (España) y Claribel Alegría (Nicaragua).

Luis Alberto de Cuenca es uno de los grandes poetas contemporáneos. Referente indispensable de las nuevas generaciones de la poesía española. Premio Nacional de Poseía. Ensayista, traductor, miembro de la Real Academia de Historia, investigador del CSIC, letrista de canciones de rock, cinéfilo empedernido, devorador de tebeos, coleccionista... Y además de todo esto es colaborador de Esto me suena y este viernes ha visitado Las mañanas de RNE para presentar su poemario: Se aceptan cheques, flores y mentiras, un recopilatorio de algunos de sus poemas escritos desde la década de los 80 hasta la actualidad. "No he hecho yo la antología, la ha hecho Mónica Adán (ed. Aguilar) que ha hecho un trabajo bárbaro buscando la comunicación con la gente joven y creo que ha acertado", ha explicado el autor.