Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El gran amor de B.B. King fue su guitarra Lucille, lo que no muchos saben es que ese nombre, Lucille, se lo puso como consecuencia de una pelea: "El sonido que escuchas es el de mi guitarra Lucille, un gemido que me acompaña desde los tiempos de la plantación. La primera vez que escuché ese nombre, Lucille, fue en un pueblo de Arkansas llamado Twist, estoy seguro de que muy pocos han oído hablar de ese pueblo alguna vez. Yo actuaba en un local y un tipo empezó una pelea con otro que al parecer le había dicho algo a su chica. En medio de la gresca, empujaron a la chica que cayó en un depósito de combustible para la calefacción del local. El gasoil se derramó y aquello empezó a arder. Pude salvar mi guitarra de milagro. Ya imaginas cómo se llamaba aquella chica, Lucille. Fue entonces cuando decidí ponerle ese nombre a mi guitarra. Y para mí, desde entonces siempre ha sido Lucille".


 

Desde el principio de su carrera, BB King supo que su banda de blues estaría moldeada a imagen y semejanza de los extraordinarios combos de jazz que brillaron en los años cuarenta: "Soy devoto de la época de las grandes orquestas de jazz. Estaba loco por Benny Goodman, me gustaban Count Basie, Duke Ellington, Jimmy Lunceford y todas las grandes bandas que tenían cantantes de blues. Jay McShann tenía a Walter Brown como vocalista, Count Basie tenía a Jimmy Rushing, Duke tenía a Al Hibbler y Benny Goodman, a Peggy Lee. Todos esos eran mis favoritos y a ellos quise parecerme en canciones como esta clásica de Duke Ellington".


 

Big Bill Broonzy fue un guitarrista de blues que se diferenció de otros de su época porque tuvo éxito en Chicago donde llegaron muchos músicos en una gran migración desde el sur. Además, incluía en su estilo influencias del ragtime y el jazz. 

El Teatro Real de Madrid ha presentado la nueva temporada, que alterna estrenos absolutos con grandes obras de repertorio. Su director general, Ignacio García-Belenguer, nos habla de El Pirata, de Vicenzo Bellini, uno de los seis títulos que por primera vez se representarán en el coliseo madrileño. Una apuesta continua del Teatro Real que combina las óperas más tradicionales, más italianas, con otras menos conocidas.
Y esta casa, rtve acaba de firmar un nuevo convenio con el Teatro Real para que todo el archivo de rtve esté disponible en Palco Digital.
 

Pocas expresiones tienen la belleza y son tan bien recibidas por los más pequeños de la casa como la música. Sus notas, sonidos, ritmos o bailes son una experiencia que no tiene más que beneficios. Aseguran los expertos que les generan conexiones neuronales, ganan en psicomotricidad, mejoran la sociacibilidad, también el rendimiento escolar y lo más importante de todo, les divierte. 

Luis Martín es la voz del grupo "Lobos negros". Estos días se ha llevado la guitarra a la cárcel de Valdemoro, en Madrid, para enseñar música a un grupo de reclusos. Una iniciativa social de la SGAE para ayudar y emplear a creadores. Los reclusos dicen que participar en un grupo musical es lo único que les acerca a la vida de fuera.
 

Esta semana en "Islas de Robinson" nos decantamos por un puñado de clásicos entre 1969 y 1971, en clave de crudo "Blues-Rock", procedentes del Reino Unido EEUU. Alguien tiene que encargarse del trabajo sucio... Suenan: TEN YEARS AFTER - "I'M COMING ON" ("WATTS", 1970) / ZZ TOP - "NEIGHBOR NEIGHBOR" ("FIRST ALBUM", 1971) / LITTLE FEAT - "SNAKES ON EVERYTHING" ("LITTLE FEAT", 1971) / SAVOY BROWN - "A LITTLE MORE WINE" ("RAW SIENNA", 1970) / CHICKEN SHACK - "DIARY OF YOUR LIFE" ("ACCEPT", 1970) / JETHRO TULL - "A NEW DAY YESTERDAY" ("STAND UP", 1969) / GROUNDHOGS - "MISTREATED" ("BLUES OBITUARY", 1969) / THE KEEF HARTLEY BAND - "SINNIN' FOR YOU" ("HALFBREED", 1969) / CANNED HEAT - "TIME WAS" ("HALLELUJAH", 1969) / FLEETWOOD MAC - "BEFORE THE BEGINNING" ("THEN PLAY ON", 1969) / SANTANA - "SHADES OF TIME" ("SANTANA", 1969) / TASTE - "EAT MY WORDS" ("ON THE BOARDS", 1970) /

Este domingo se cumplen 10 años de la desaparición de Antonio Vega, y queremos rendirle homenaje recordando su tema más exitoso.
No en vano, 'La chica de ayer' le reportó la mitad de los ingresos por derechos de autor que tuvo en su carrera.
Sin embargo, Vega no tuvo este tema en cuenta cuando estaba finalizando el primer disco de "Nacha Pop".
Teddy Bautista, productor de aquel trabajo, quiso saber si Antonio tenía alguna canción más para poder completar el LP que estaban preparando, a lo que el cantante le reveló que 'tenía una baladita por ahí guardada'; interpretando al piano de inmediato 'La chica de ayer'.
Sin embargo, la canción fue compuesta a un tempo más lento de la luego publicada, fue Teddy el que vio que requería mas ritmo. Esta decisión, por cierto, generó mucha polémica por el parecido del resultado final con la canción de Gianni Morandi 'La caza del Bisonte'.
Recordemos que 'La chica de ayer' fue creada por Antonio Vega cuando estaba haciendo la mili en valencia, y fue en la Playa de la Malvarrosa donde se le ocurrió la melodía, aunque la letra se le resistió mas y esta la completó en Madrid. Varias veces el autor aclaró que no va dedicada a nadie en particular y que no habla de ninguna antigua novia del cantante, sino mas bien de un amor platonico que nunca existió.
 

B. B. King admiraba la precisión y la elegancia de Miles Davis: "Si John Coltrane dice un montón de cosas con un montón de notas, Miles dice aun más con menos notas, Miles utiliza el silencio mejor que todos los demás músicos, me encanta cómo deja espacio para que la música respire entre las frases de su trompeta, es un Maestro. Le llaman el Príncipe de la Oscuridad, para mí es el Príncipe de la Elegancia".
B.B. King también fue un príncipe de la elegancia y de la concisión: muchos músicos denominan a una sección del cuello de la guitarra la BB Box, en su memoria, como un homenaje a esa gloriosa manera de tocar del Rey del Blues. Generalmente, la BB Box se ubica desde el traste 10 al 12, dependiendo de la clave de la canción, porque ahí es donde King tocaba la mayoría de los acordes de guitarra.