Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Los forenses del Instituto Anatómico de Córdoba están haciendo a estas horas la autopsia al cadáver de Miguel Blesa. Tratan de aclarar si su muerte se debió a un suicido o fue por un accidente. El ex presidente de Caja Madrid fue encontrado muerto el miércoles por la mañana con un disparo en el pecho en una finca de Córdoba. Tenía 69 años y había sido condenado a seis años de cárcel por el caso de las llamadas "tarjetas black". Había recurrido al Supremo, que estaba pendiente de pronunciarse. Esta tarde será enterrado en Linares, Jaén.

Miguel Blesa, expresidente de Caja Madrid, ha sido hallado muerto con un disparo en el pecho efectuado con una escopeta de caza en una finca de Córdoba llamada Puerta del Toro, situada en el municipio de Villanueva del Rey. La Guardia Civil, que se ha hecho cargo de la investigación, estudia la hipótesis de que se trate de un suicidio aunque sin descartar que se trate de un accidente, según han informado fuentes policiales.

Miguel Blesa ingresó en el Cuerpo de Inspectores Financieros y Tributarios del Estado en 1978. Trabajó en el Gabinete Técnico del Ministerio de Hacienda, incluso abrió un despacho especializado en Derecho Tributario. En 1993 dio el salto a Caja Madrid, en ese momento, la cuarta mayor entidad financiera del país. Formó parte del Consejo de Administración y tres años más tarde fue nombrado presidente de la entidad. Cargo en el que se mantuvo hasta el año 2010. El ex banquero, de 69 años, fue condenado en marzo a seis años de cárcel por el caso de las tarjetas black de Caja Madrid. La Audiencia Nacional lo consideró culpable de gastar casi medio millón de euros con su tarjeta opaca. Se encontraba en libertad a la espera de que el Tribunal Supremo resolviera el recurso presentado. No era esta su primera causa judicial. En 2013 ingresó en prisión provisional por la compra de un banco en Florida, pero quedó libre tras pagar una fianza de 2,5 millones de euros. Ese mismo año fue imputado por el caso de las preferentes de Caja Madrid que investiga la Audiencia Nacional. Blesa se enfrentaba además a otra investigación por su gestión al frente de Caja Madrid y los supuestos sobresueldos que recibió su cúpula. El fallecimiento de Miguel Blesa sorprendía a su abogado en mitad del Juicio de la Caja de Ahorros del Mediterráneo. A través de los móviles, los presentes en la sala recibian con sorpresa la noticia. Su letrado ha dejado a toda prisa la Audiencia Nacional sin querer hacer declaraciones

El expresidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, ha aparecido muerto en una finca en Sierra Morena, en Córdoba, a primera hora de esta mañana. La causa de la muerte ha sido un disparo en el pecho producido por una escopeta de caza. Las primeras hipótesis apuntan a un suicidio, aunque todavía no se descarta que se trate de un accidente. Blesa, de 69 años, fue condenado a seis años de cárcel por el caso de las 'tarjetas black' de Caja Madrid. Recurrió y ahora estaba pendiente de la resolución del recurso, y a la espera de otro juicio por los sobresueldos en la entidad.

  • Fue condenado por apropiación indebida en el caso de las tarjetas opacas
  • Ingresó en prisión en 2013 en la investigación de la compra del CNB de Florida
  • Tenía pendientes otras causas por retribuciones a exdirectivos y las preferentes
  • Amigo del expresidente José María Aznar, presidió la caja entre 1996 y 2009
  • Durante ese periodo duplicó su tamaño, cuarta entidad financiera del país

El expresidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, ha aparecido muerto en una finca en Sierra Morena, en Córdoba, a primera hora de esta mañana. La causa de la muerte ha sido un disparo en el pecho producido por una escopeta de caza. Las primeras hipótesis apuntan a un suicidio, aunque todavía no se descarta que se trate de un accidente. Blesa, de 69 años, fue condenado a seis años de cárcel por el caso de las tarjetas Black de Caja Madrid.

  • No impone medidas cautelares a la espera de que la sentencia sea firme
  • El fiscal había pedido prisión eludible con fianza de 100.000 euros para Blesa
  • El exvicepresidente del Gobierno, recibido con gritos de "Rato ratero"
  • Los exbanqueros han sido condenados a 6 y 4,5 años de cárcel por las 'black'

Tras cuatro meses y medio, el juicio que sentó en el banquillo a 65 acusados por el uso de las tarjetas 'black' condenó a todos por apropiación indebida. La mayor pena fue para el expresidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, condenado a seis años de cárcel más una multa de 7.200 euros. La Audiencia Nacional también condenó al expresidente de Bankia, Rodrigo Rato, a cuatro años y medio y al pago de 6.000 euros. Asimismo, condena a tres años de cárcel a los exconsejeros Francisco Baquero, de CC.OO., Estanislao Rodríguez-Ponga y Francisco José Moure, del Partido Popular, y Antonio Romero y Jorge Gómez Moerno, del Partido Socialista. Algo menos, dos años, para Gerardo Díaz Ferrán, expresidente de la CEOE, y Rafael Spottorno, exjefe de la Casa del Rey; y la mitad, un año, para Ricardo Romero de Tejada, del PP o Ramón Espinar del PSOE.

  • Anticorrupción ha pedido a la Audiencia que convoque una vistilla para Blesa
  • El criterio suele ser pedir cárcel para los condenados a más de cinco años
  • El expresidente de Caja Madrid Blesa está condenado a seis años de cárcel
  • La pena para su sucesor, Rodrigo Rato, es de cuatro años y medio de cárcel

Además de las condenas al expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa a seis años de cárcel y al expresidente de Bankia Rodrigo Rato a cuatro años y medio como autores de un delito continuado de apropiación indebida en el caso de las tarjetas opacas de la entidad financiera y al ex director general de medios Ildefonso Sánchez Barcoj, condenado a dos años y seis meses, como colaborador y cómplice de la mecánica desarrollada; los otros 62 acusados restantes, representantes de todos los partidos políticos, sindicatos y organizaciones empresariales, han sido condenados como colaboradores del delito de apropiación indebida. En total, de los 65 condenados 39 tienen penas superiores a los dos años de cárcel. El exconsejero de Caja Madrid por Izquierda Unida, José Antonio Moral Santín, ha sido condenado a cuatro años de prisión. Fue el segundo que más dinero gastó con su tarjeta, después de Sánchez Barcoj. La sentencia impone la misma pena para los exconsejeros Francisco Baquero y Rodolfo Benito de CC.OO., Estanislao Rodríguez-Ponga y Francisco José Moure, del Partido Popular, Antonio Romero y Jorge Gómez Moreno, del PSOE y Gerardo Díaz Ferrán, expresidente de la CEOE. Ramón Espinar, exconsejero en representación del PSOE, ha sido condenado a dos años y medio de cárcel. Algo menos, dos años, para Ricardo Martínez de UGT y para el exjefe de la Casa del Rey, Rafael Spottorno. A un año y medio han sido condenados Javier López Madrid y Arturo Fernández de la patronal CEIM, y el exministro Virgilio Zapatero del PSOE. Entre todos gastaron con las tarjetas más de 12 millones de euros. Asimismo, los jueces hacen constar el caso del exconsejero Francisco Verdú, que rechazó la tarjeta a su llegada a Bankia.