Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El Gobierno de Malta ha confirmado este viernes que seis países europeos - AlemaniaFranciaIrlandaLuxemburgoPortugal y Rumanía - acogerán a los 356 migrantes que están a bordo del barco humanitario Ocean Viking, fletado por Médicos sin Fronteras (MSF) y SOS Méditerranée.

El pasado 21 de agosto, SOS Méditerranée advirtió de que la embarcación necesitaba una solución "rápida" para desembarcar a sus 356 inmigrantes -entre ellos 103 menores, la mayoría no acompañados- y evitar que la situación degenerara a bordo.

El Ocean Viking realizó cuatro rescates sucesivos entre los pasados 9 y 12 de agosto, y desde entonces esperaba a una distancia equidistante de Italia y Malta a que algún país europeo le autorizara un puerto en el que poder desembarcar a estas personas.

La situación a bordo del buque humanitario Open Arms se complica, después de 12 días sin rumbo fijo con 151 personas a bordo. El barco, junto al Ocean Viking, busca puerto seguro y ha solicitado en las últimas horas la evacuación de un bebé. Recordemos que ambos barcos llevan a bordo a más de 500 personas y de momento ningún país ha ofrecido un destino a estos dos buques humanitarios

"Abrid un puerto a los migrantes". Este es el mensaje desesperado que las 151 personas que siguen a bordo del Open Arms quieren enviar al mundo. Recuerdan, además, que llevan doce días en el mar y que sus vidas siguen en riesgo hasta desembarcar en puerto seguro. Por ello suplican una respuesta rápida por parte de Europa. Algunos de los migrantes del Open Arms han iniciado una huelga de hambre.

Malta evacuará a ocho personas del Open Arms por motivos humanitarios. Se trata de las dos mujeres enfermas y sus familiares más cercanos. Italia se ha hecho cargo también de otro hombre. Son los únicos inmigrantes que podrán abandonar el barco de salvamento. El resto seguirán esperando hacinados frente a las costas de Lampedusa. La ONG Proactiva, propietaria del barco, pide al Gobierno español que interceda para acabar con esta situación. Desde el PP su vicesecretario de comunicación, Pablo Montesinos, pide al ejecutivo que actúe de forma coordinada con la Unión Europea.
 

El buque de rescate de inmigrantes Open Arms, que aguarda frente a la isla de Lampedusa (al sur de Italia) con 160 migrantes a bordo a la espera de un puerto para que puedan desembarcar y ser atendidos, ha recibido esta tarde permiso para que tres de los rescatados desciendan por motivos de salud. La autorización, pero solo para tres de los inmigrantes, llegó este domingo por parte de las autoridades maltesas e italianas. Según han explicado  Open Arms, radicada en Cataluña, se trata de una mujer con una posible neumonía, un hombre con tuberculosis y otra mujer con un historial de tumor cerebral. 11/08/19

 

La tripulación y los 160 migrantes rescatados que permanecen a bordo del Open Arms cumplen este domingo diez días a la deriva a la espera de un puerto seguro donde desembarcar, mientras tratan de resistir a las dificultades que implica alojar y alimentar a tantas personas, una situación que se agrava cada jornada. Este domingo, ha habido que reparar la potabilizadora, que ha sufrido una avería.

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, ha exigido este sábado al "resto de Estados, gobiernos, personas físicas y jurídicas no poner en riesgo la vida de nadie" en referencia a los rescatados que esperan a bordo del barco de la ONG Open Arms y ofrecer Malta solo el desembarco de los 39 recién rescatados. En declaraciones a los periodistas tras el acto de conmemoración en Sevilla de la partida de la expedición liderada por Fernando Magallanes y Juan Sebastián Elcano, Calvo ha reclamado a "todos los demás" la responsabilidad que España tiene. "Lo hacemos con las leyes en la mano. El puerto seguro es el más cercano", ha asegurado. 10/08/19
 

Óscar Camps el presidente de la ONG Open Arms ha dejado claro que seguirán en aguas del Mediterráneo socorriendo vidas siempre que sea necesario. El Barco que tienen en la zona ha incrementado su pasaje de inmigrantes, porque fueron rescatados en las últimas horas 39 más que salieron de Libia. Malta está dispuesta a hacerse cargo de esos últimos, pero no del resto que llevan 9 días a bordo. Open Arms ha respondido que tienen que ser todos y no los últimos, porque eso puede provocar una situación conflictiva en el barco por el socorro a unos sí y otros no. El Ocean Viking, que utiliza SOS Mediterráneo y Médicos sin fronteras también lleva un buen número de inmigrantes, ya que han sido rescatados 80 más en las últimas horas en las mismas aguas y al igual que el Open Arms piden un puerto seguro para que todas esas personas reciban la atención que precisan. 10/08/19

El fundador de la ONG Proactiva Open Arms, Óscar Camps, ha crticado este sábado la decisión de Malta de evacuar únicamente a los últimas 39 personas rescatadas por la embarcación. "No podemos evacuar a 39 personas y decirle a las otras 121 que ellas no salen", ha explicado en una rueda de prensa en la que también se encontraba el actor estadounidense, Richard Gere.

El barco de la ONG Open Arms ha rescatado la madrugada del sábado a 39 personas más, por los que ya son 160 las personas que esperan a bordo su desembarco en un puerto seguro. La ONG española ha informado de que las autoridades maltesas se han ofrecido a hacerse cargo de los 39 últimos rescatados, algo que ha considera "inadmisible" ya que quedarían aún 121 a bordo. 

El fundador de la ONG española Open Arms, Óscar Camps, aseguró hoy en la isla italiana de Lampedusa (sur) que seguirá salvando vidas en el mar hasta que la Unión Europea (UE) ofrezca vías seguras para los migrantes que huyen de sus países y pidió un puerto seguro para desembarcar a las 160 personas que están a bordo de su barco. El barco de Open Arms lleva ya nueve días en aguas internacionales, frente a Lampedusa, a la espera de que les permitan llevar a tierra a los migrantes socorridos en los últimos días en el mar, cuando navegaban en situación de dificultad. En total son 160 migrantes, entre los que hay al menos cuatro menores y tres mujeres embarazadas. 10/08/19
 

La interpretación de las leyes del mar mantiene a las 121 personas rescatadas hace cinco días de morir ahogadas en el Mediterráneo a la espera de que las autoridades de Italia o Malta den permiso al barco español Open Arms para desembarcar a los náufragos en tierra firme.
Brindar auxilio a quienes se encuentran en peligro de muerte en el mar es una obligación consagrada en el Derecho Internacional, en particular por la Convención de la ONU sobre el Derecho del Mar (Convención CONVEMAR) de 1982, por el Convenio Internacional para la Seguridad de la Vida Humana en el Mar (Convenio SOLAS) de 1974 y por el Convenio Internacional sobre Búsqueda y Salvamento Marítimos (Convenio SAR) de 1979.

Óscar Camps el presidente de la Fundación Proactiva Open Arms y en RNE nos ha hablado de la situación del barco que lleva 121 inmigrantes a bordo. Son personas rescatas del infierno, de un país en guerra, Libia, donde han sido disparados, algunos tienen heridas de bala, maltratados, violados, esclavizados y "necesitan asistencia médica y psicológica". Italia no responde, Malta afirma que no le compete y han enviado un escrito "esperando respuesta, porque aunque ellos dicen que no tienen competencia, legalmente se tendrían que hacer cargo". A España remiten información diaria, pero tampoco han recibido ninguna nota. Afirma Óscar que tanto Malta como Italia, lo mínimo que pueden hacer es negar el acceso a sus puertos. Si eso ocurriera habría un problema humanitario serio. La relación con las autoridades españolas afirma que es fluida, pese a que les han puesto trabas administrativas, bloqueándoles la actividad, aunque la retomaron porque "solo nuestra presentia ya protege y si hay riesgo de pérdida de vida intervenimos siguiendo el derecho marítimo internacional". No quiere ser pesimista con la nueva administración europea, afirma que si no adoptan un plan de rescate y medidas similares, intentarán forzarles, porque oficialmente en la legislatura pasada 16.000 personas perdieron la vida en el Mediterráneo. 04/08/19

40 inmigrantes rescatados el pasado jueves en el Mediterráneo central por el barco "Alan Kurdi" de la ONG alemana Sea Eye desembarcarán en Malta para ser después, todos ellos, reubicados en varios países de la Unión Europea (UE). Así lo anunció el primer ministro maltés, Joseph Muscat, que aseguró que ninguno de los inmigrantes permanecerá en este pequeño Estado insular europeo, en medio de la ruta migratoria. En aguas del Mediterráneo queda aún la embarcación de la ONG española Proactiva Open Arms, con 121 inmigrantes a bordo salvados en dos operaciones distintas. Hoy fueron evacuadas dos mujeres en avanzado estado de gestación de ese barco y la hermana de una de ellas, que fueron trasladadas a tierra por la Guardia Costera italiana. El alcalde de Valencia se ha ofrecido para acoger a los inmigrantes y las autoridades de Extremadura están dispuestos en cooperar en la acogida, aunque dejan claro que esa decisión compete al Gobierno de España. 03/08/19