Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El río Segura se ha desbordado en Orihuela, en la provincia de Alicante. Al sur de la Comunidad Valenciana, las torrenciales precipitaciones de las últimas horas han provocado escenas dramáticas. Los servicios de emergencias han tenido que practicar complicados rescates en helicóptero, mientras el agua entraba por todas partes en muchas viviendas, en bajos y negocios, como restaurantes.

Los bomberos y la Guardia Civil han rescatado a varias personas que se han quedado atrapadas en los túneles de la AP-7 completamente inundados a la altura de Pilar de la Horadada. Han tenido que refugiarse en el techo de sus coches. En la región de Murcia continúa lloviendo. Unas 1.200 personas trabajan para paliar sus consecuencias. Hay aviso para evacuar a 2.500 personas en los alrededores del embalse de Santomera. También preocupa el desbordamiento del río Segura, que ya ha superado los límites de su cauce en poblaciones como Beniel y La Arboleja y amenaza también la capital. Ríos de agua han anegado las calles en numerosas poblaciones.

Fernando López Miras, presidente de la Región de Murcia, ha asegurado en una entrevista en el canal 24 horas que en la comunidad están "a la espera de lo peor" por las lluvias torrenciales caídas en las últimas horas y después de desbordarse el río Segura. "Aunque haya aflojado la lluvia, es ahora cuando aumenta el peligro por los arrastres que traen el río y las ramblas". "Pido a la gente que nadie salga de su casa, porque ni mucho menos la situación ha mejorado", ha advertido.

La gota fría o DANA y las precipitaciones de las últimas horas han complicado la situación en Orihuela, en la provincia de Alicante. La crecida del río Segura y las lluvias torrenciales han inundado las calles, convertidas en torrentes. El Mando de Operaciones Especiales (MOE) del Ejército de Tierra, más conocidos como los boinas verdes, se preparan ante la posibilidad de actuar para evacuar población civil en Orihuela y otros puntos de la comarca de la Vega Baja, al sur de la provincia de Alicante.

Las lluvias torrenciales en la Región de Murcia han inundado campos y ciudades, y aunque ha podido aflojar, el presidente de la Región, Fernando López Miras, advierte de que aún están "a la espera de lo peor" por la bajda de las aguas y el arrastre de materiales.  El Ayuntamiento de Murcia aconseja no circular ni a pie ni en vehículo por las zonas aledañas al río Segura a su paso por la ciudad.

El presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, ha pedido máxima prudencia a la población ya que la localidad de Orihuela "está aislada" y con las vías de comunicación cortadas por las fuertes lluvias. "La situación es muy compleja y el desborde del río Segura parece inevitable", ha añadido el presidente de la Generalitat Valenciana.


Máxima alerta en la zona de Levante, la gota fría no cede, hay 85 carreteras cortadas, la mayoría de ellas en Murcia y Alicante, suspendido también el tráfico ferroviario en ambas provincias, las autoridades piden a la población evitar el uso de sus vehículos, el río Segura se ha desbordado en varios puntos. Cientos de personas siguen evacuadas, refugiadas en polideportivos. Alerta también en Almería y en Mallorca, el aeropuerto de Palma vuelve a la normalidad después de horas colapsado.

Sigue la alerta roja en Valencia y Alicante por fuertes lluvias, también se esperan tormentas muy activas en Mallorca. Esta madrugada se han producido inundaciones en el campo de Cartagena con una acumulación de casi 200 litros por metro cuadrado en las últimas horas. El aire frío en altura combinado con el calor del Mediterráneo, que aporta mucha humudad, complica la situación en el Levante.

La gota fría que azota el sudeste peninsular sigue causando estragos y este viernes se ha cobrado una tercera víctima mortal. Un conductor ha muerto por las lluvias en Almería al quedar su coche atrapado en un túnel anegado donde se están llevando a cabo las labores de rescate del cadáver.

Murcia es otro de los puntos más afectados por las inundaciones. Para ayudar en las tareas de evacuación han llegado a la región 90 efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME), que se han sumado al dispositivo especial integrado por más de 1.000 efectivos que trabajan para que no se desborde el río Segura a su paso por la capital.

Hay 37 carreteras cortadas y numerosos daños materiales. Ante el previsible empeoramiento y agravamiento de la situación climatológica, la Consejería de Educación y Cultura ha decidido mantener la suspensión de toda la actividad de los centros educativos de la comunidad autónoma para este viernes, 13 de septiembre. También se han traladado al próximo jueves la Evaluación del Bachillerato para el Acceso a la Universidad (EBAU).

Mario Cervera, alcalde de Los Alcázares, ha señalado en Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso que la situación en su municipio es "muy complicada". Todas las ramblas han reventado. Se ha habilitado un centro para trasladar a todas las personas que lo necesiten para que tengan un lugar seguro. Recomienda una vez más que los ciudadanos suban a las plantas altas, eviten salir de casa y que bajo ninguna circunstancia, salvo emergencia, cojan el coche.

Más de 440 personas han sido evacuadas durante la noche del jueves y la madrugada de este viernes en distintos puntos de la Región de Murcia de manera preventiva debido a las lluvias torrenciales que están afectando a diversos municipios murcianos.

Entre otros, se ha evacuado de manera preventiva a 150 personas del Resort de Balsicas al Hotel Double Tree by Hylton de Torre Pacheco, así como a otros 87 vecinos de Archena, que han sido inicialmente trasladados al Polideportivo y luego al Balneario, y a otras 80 personas en Blanca.

Para ayudar en las tareas de evacuación este jueves llegaban a Murcia 90 efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

Se sumaban al dispositivo especial integrado por más de 1.000 efectivos que han trabajado a lo largo de toda la noche, entre Bomberos, Policía Local, Protección Civil, Aguas de Murcia, el servicio de alumbrado, limpieza, urbanismo, el Servicio de Emergencia Móvil y Atención Social (SEMAS), así como parques y jardines.

La gota fría que afecta a todo el sureste peninsular con especial intensidad en Murcia, Valencia, Alicante y Albacete, ha dejado este jueves dos víctimas mortales en Albacete, además de desbordamientos de ríos, coches arrastrados, vías anegadas, un centenar de evacuados y cientos de miles de alumnos sin clases.

Los dos fallecidos son dos hermanos -un hombre y una mujer- que viajaban en un vehículo que se ha visto arrastrado por el agua que ha caído con fuerza.

La DANA (depresión aislada en niveles altos) mantendrá este viernes en riesgo máximo al Mediterráneo, concretamente a Murcia, Alicante, Valencia y Almería, por lluvias torrenciales que podrán acumular hasta 200 litros por metro cuadrado.

Como consecuencia, dos personas han fallecido este jueves en un pueblo de Albacete cuando se encontraban en un coche que había sido arrastrado por la riada. Y en la Comunidad Valenciana, la gota fría ha provocado el desbordamiento del río Clariano a su paso por Ontinyent.