Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

La semana empieza con predominio de cielos nubosos o cubiertos con precipitaciones en la mayor parte de la Península. Las lluvias podrán ser localmente fuertes o persistentes en Galicia, oeste del sistema Central y Pirineos, e intervalos de vientos fuertes en zonas de montaña y páramos de ambas mesetas. La Agencia Estatal de Meteorología prevé para este lunes, que en la mitad sur del área mediterránea haya intervalos nubosos, sin descartar chubascos y tormentas de cierta intensidad en el norte de Baleares. En Canarias se esperan intervalos nubosos, con probabilidad de alguna lluvia débil en el norte de las islas de mayor relieve. Las precipitaciones podrán ser localmente fuertes o persistentes en Galicia, oeste de la Cantábrica, oeste del sistema Central y de Pirineos, donde podrían caer algunos copos de nieve a partir de 2000 metros. Las temperaturas irán en descenso sobretodo en el oeste, mientras en el área mediterránea y Canarias permanecerán sin cambios apreciables.

El cuerpo de un hombre ahogado ha sido localizado este domingo en el bajo de un local de Castell-Platja d'Aro (Girona), anegado a consecuencia de la fuerte lluvia caída durante el día en el litoral de Cataluña, especialmente en la Costa Brava, donde se han registrado multitud de inundaciones. El alcalde de Castell-Platja d'Aro, Maurici Jiménez, ha informado a los medios de comunicación de que la víctima dormía, con el permiso del hombre que regenta el local comercial, en los bajos donde ha quedado atrapado por el agua.

El cuerpo de un hombre ahogado ha sido localizado esta tarde en el bajo de un local de Platja d'Aro (Girona), anegado a consecuencia de la fuerte lluvia caída durante el día en la zona. El alcalde de Castell-Platja d'Aro, Maurici Jiménez, ha informado a los medios de comunicación de que el hombre, con el permiso del propietario, dormía en los bajos del local donde ha quedado atrapado por el agua.

Ha pasado una semana desde la DANA que afectó al sureste y centro de la Península, sobre todo a Alicante y Murcia. El Gobierno aprueba las primeras ayudas pero las pérdidas son abundantes. Los voluntarios que han acudido a Los Alcázares, en Murcia, reconocen que es una labor gratificante y que se van viendo avances. Los vecinos piden una solución para que no se vuelva a repetir algo así. 

Las lluvias vuelven a poner en alerta a buena parte del país. Hay una veintena de províncias en aviso. Justamente hoy, el Consejo de Ministros aprobará las primeras ayudas para los damnificados por la gota fría. También lo hará la Generalitat Valenciana que se reúne en Orihuela, una de las localidades más castigadas. Según los primeros cálculos, las pérdidas ascienden a 1.500 millones de euros. Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso ha hablado con María Gómez, alcaldesa de Almoradí, otra localidad golpeada por la DANA.

El lunes que viene comienza el otoño. Según las previsiones de la AEMET, va a ser más cálido de normal, en la Península y Baleares aunque no se puede pronosticar si habrá o no más lluvias. Donde más afecta el tiempo es a los cultivos. Desde la asociación agraria ASAJA recuerdan que ahora mismo la situación del campo es muy difícil. Se mezclan las precipitaciones torrenciales  con la sequía que padece el país. 

Más de 600.000 personas viven en la Comunidad Valenciana en zonas inundables. El Plan de Acción Territorial de Riesgo de Inundaciones señala dónde no se debe edificar, pero hay miles de casas antiguas en casi 300 municipios muy anteriores a la norma. Razones económicas o sentimentales pesan entre quienes viven en barrios como éste a la hora de mudarse. Los vecinos reclaman el dragado del cauce. Pero, según los expertos, son preferibles otras soluciones.

Los expertos recuerdan que la gota fría es un fenómeno inevitable, pero no sus consecuencias. Mantener limpios los cauces de los ríos y evitar construir en zonas de riesgo ayudaría a paliar los efectos causados por las lluvias torrenciales. El profesor del laboratorio de Meteorología de la Universidad de Alicante y presidente de la Asociación de Geógrafos, Jorge Olcina, asegura que la mayoría del territorio inundado la semana pasada nunca debería haber sido ocupado.