arriba Ir arriba

El cuerpo del soldado Aarón Vidal López, fallecido este jueves en Irak en un accidente de tráfico, llegará este sábado por la mañana a la terminal militar del aeropuerto de Manises (Valencia) y será condecorado con la Cruz al Mérito Militar con distintivo amarillo durante el funeral, previsto por la tarde en la sede de su unidad, en la localidad de Marines. Este viernes ha sido despedido por sus compañeros en la base de Besmayah, a 40 kilómetros de Bagdad.
 

Un soldado ha muerto y otros dos han resultado heridos este jueves en un accidente ocurrido en las proximidades de la base española en Irak. Según han informado el Ministerio de Defensa, el accidente se ha producido en el campo de maniobras de la base española situada en la localidad de Besmayah, a 40 kilómetros de Bagdad, cuando un camión militar iraquí ha embestido a un vehículo lince español con los tres militares españoles en su interior. Esta es la primera muerte de un militar español desde que las tropas regresaron a Irak en misión de adiestramiento de las fuerzas armadas iraquíes, integrada en la Coalición Internacional contra el Daesh. El soldado fallecido, Aarón Vidal López, de 25 años, natural de Valencia, soltero y sin hijos, pertenece al Regimiento de Caballería "Lusitania" número 8, con sede en Valencia, desplegado en Irak como participante en la Operación Inherent Resolve.

Los yihadistas del Estado Islámico (EI) están acosados por tierra y aire y pierden terreno tanto en Siria como Irak. Tras perder la localidad siria de Mambij, un importante nudo de comunicaciones, ahora están a la defensiva en Mosul, la ciudad más importante que controlan en territorio iraquí.

Los peshmerga, los combatientes kurdos, avanzan desde este pasado domingo hacia la ciudad apoyados por ataques aéreos de la coalición internacional liderada por Estados Unidos. Los yihadistas responden con artillería y han hecho estallar al menos dos coches bomba.

Mosul, 400 kilómetros al norte de Bagdad, calló en manos del EI en 2014. Desde su Gran Mezquita el líder del grupo, Abu Bakr Al Bagdadi, proclamó el "califato".

Se trata de la mayor concentración urbana en manos de los yihadistas, con una población antes de la guerra de casi 2 millones. Su caída sería una derrota del EI en Irak.

Siete años después, el Reino Unido ha presentado el informe Chilcot sobre la intervención en Irak concluyendo que no se agotaron todas las opciones pacíficas antes de invadir el país en 2003. En Países en conflicto hacemos un recorrido cronológico por esos años y sus consecuencias.

Siete años después que el entonces primer ministro británico Gordon Brown encargase una investigación sobre el controvertido papel de Reino Unido en la coalición liderada por Estados Unidos para derrocar al presidente iraquí Saddam Hussein, se han conocido las conclusiones. Estas cuestionan abiertamente la actuación de Tony Blair. Así de concluyente se mostraba esta mañana el exdiplomático John Chilcot, encargado de esa investigación independiente. Ahora los familiares de las víctimas de aquella guerra quieren que Blair, la persona que tomó la decisión de intervenir en Irak sin pruebas que lo justificaran, responda ante la justicia.

Paseo triunfal del Ejército iraquí que ya controla Faluya, una de las principales ciudades hasta ayer en manos de los yihadistas del Estado Islámico, aunque todavía se mantienen los enfrentamientos en algunos puntos de los alrededores. Haider Al Abadi, primer ministro iraquí, ha anunciado oficialmente la liberación de la ciudad en una emisión especial a través de la televisión.