arriba Ir arriba

El terremoto que este domingo sacudió la zona fronteriza entre Irán e Irak ha dejado a miles de iraníes sin cobijo, abocados a pasar una segunda noche al raso, mientras las autoridades se afanan por movilizar efectivos que permitan llevar tiendas, agua y comida para socorrer a la población de la provincia de Kermanshah, una zona montañosa que ha resultado la más afectada por el seísmo.

Al menos 335 personas han muerto y miles han resultado heridas en Irán e Irak a causa de un terremoto de magnitud 7,3 que ocurrió en la noche del domingo en la frontera entre ambos países. El país con mayor número de víctimas, hasta el momento, es Irán, donde las autoridades sanitarias han informado de 328 fallecidos y más de 5.300 heridos. En Irak, por su parte, el temblor ha dejado siete muertos en el Kurdistán y más de 300 heridos.

Al menos 61 personas han muerto y unas 300 han resultado heridas en Irán; y otras cuatro han fallecido en Irak ,tras el potente terremoto, de magnitud 7.3, que ha afectado a ambos países. En Iraq hay también cerca de 500 heridos. El seísmo ha tenido el epicentro en la región del kurdistán iraquí, a 350 kilómetros de Bagdad. El movimiento se ha notado en varios países.

El nuevo gobernador de la provincia septentrional iraquí de Kirkuk, Rakan Said, ha anunciado el hallazgo de varias fosas comunes con más de 400 cadáveres en la comarca de Al Hauiya, liberada de los terroristas del grupo Estado Islámico (EI) el pasado octubre. Las fosas fueron encontradas en la antigua base militar estadounidense de Al Bakara, que fue empleada por los yihadistas para sus ejecuciones extrajudiciales, según unas declaraciones de Said recogidas por varios medios iraquíes.

El grupo terrorista Estado Islámico ha sido expulsado este martes, tras meses de combates, de la ciudad siria de Raqqa, su principal bastión y capital de su autoproclamado califato, según han anunciado las milicias kurdas y árabes agrupadas en las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), que reconocen, con todo, que aún quedan algunos combatientes yihadistas en las calles.

El presidente de la región autónoma del Kurdistán iraquí ha ofrecido mantener una "larga" negociación con Bagdad tras el referéndum de independencia, pero el primer ministro de Irak le ha contestado que, tras esta decisión unilateral del Kurdistán, tomará las medidas necesarias para mantener la seguridad y la unidad del país.