arriba Ir arriba

Mahmood tiene 12 años y fue reclutado por el Estado Islámico para ser combatiente. Ahora comparte celda con una decena de menores en un centro de detención en Erbil bajo control de las autoridades kurdas y al que ha tenido acceso un canal británico. Son los cachorros del califato. Instruídos por los yihadistas para matar. Se calcula que cientos de niños de Irak y Siria son adoctrinados por los yihadistas, reclutamientos forzosos para cubrir deserciones y bajas sufridas en combate.

Miles de civiles continúan atrapados en Mosul, feudo del Estado Islámico en Irak, donde muchos horrores salen a la luz. Entre ellos una inmensa fosa común con más de mil ejecutados por los yihadistas. La batalla se libra, también, por aire con apoyo de la coalición liderada por Estados Unidos y a medida que los misiles se acercan al corazón de la ciudad, las organizaciones humanitarias alertan del peligro para medio millón de civiles atrapados. Muchos huyen en medio de un peligroso fuego cruzado: 45.000 en una semana.

Las fuerzas de seguridad iraquíes han comenzado este domingo el asalto de los barrios occidentales de Mosul, el último gran bastión del grupo yihadista Estado Islámico en Irak. La segunda ciudad del país fue ocupada por los yihadistas en junio de 2014. Se espera una fuerte resistencia de los últimos focos de resistencia de los milicianos yihadistas. Las agencias humanitarias están preparando ayuda, calculan que entre 250.000 y 400.000 civiles podrían huir de la urbe por los combates.