arriba Ir arriba

Mucho frío, hielo y nieve. El temporal está golpeando con fuerza varios países europeos. En Hungría, aunque no hay poblaciones aisladas resulta muy complicado conducir. Las máquinas quitanieves no paran, pasan una y otra vez porque el viento, que supera los 80 kilómetros por hora, vuelve a cubrir con un manto blanco las carreteras ya despejadas. Incluso alguna de estas máquinas se ha quedado atrapada. Varios tramos del Danubio siguen cerrados. El agua congelada impide la navegación. Aunque los rompehielos llevan tres días trabajando solo han avanzado tres kilómetros de los 30 previstos. Hungría ha tenido que enviar dos rompehielos más a Serbia, incluyendo el barco más grande de su flota. En Japón, imposible aterrizar en este aeropuerto sin que el avión patine. Las fuertes nevadas han dejado la pista convertida en hielo.

Los colegios electorales de Hungría han abierto a las 06.00 hora local (04.00 GMT) para que 8.272.625 de ciudadanos puedan votar en el referéndum sobre el sistema de reubicación de refugiados en los países de la Unión Europea (UE). Hasta las 19.00 hora local (17.00 GMT) los electores responderán con un "sí" o un "no" a la pregunta: "¿Quiere que la UE disponga, sin el consentimiento del Parlamento (de Hungría) sobre el asentamiento obligatorio de ciudadanos no húngaros en Hungría?".

  • Preguntaba a los ciudadanos "sí" o "no" a aceptar la cuota impuesta por la UE
  • Para validarse requería una participación mínima del 50%, que no ha alcanzado
  • Orbán ha promovido el plebiscito, criticado dentro y fuera del país por xenófobo
  • Califica el resultado de "magnífico" y anuncia una enmienda constitucional
  • La oposición le pide su dimisión
Testigos del éxodo (III)

El efecto huida

  • La periodista de RNE relata el temor de las familias sirias que atraviesan Hungría
  • Una madre le quiso entregar a sus dos hijos para que les subiera a un tren
  • "No puedo imaginar una representación mayor de la desesperación", asegura