arriba

El PIB de la eurozona aumentó un 0,3% en el tercer trimestre de 2015, el mismo ritmo seguido por Francia y Alemania, lo que supone una décima menos que entre abril y junio, según el cálculo adelantado publicado por la agencia comunitaria de estadística Eurostat. Por su parte, la Unión Europea creció un 0,4% de julio a septiembre, igual que en el periodo anterior. La economía española avanzó un 0,8% en el tercer trimestre, una evolución solo superada por Rumanía (1,4%), Polonia y Eslovaquia, cuyo PIB se aceleró un 0,9%. Los peores comportamientos los registraron Finlandia, Estonia y Grecia, con un retroceso de su PIB del 0,6% en el primer caso y del 0,5% en los otros dos.