arriba Ir arriba

Tras seis meses al frente del museo de El Prado, Miguel Falomir ha asegurado en Las mañanas de RNE que una de sus pretensiones es abrir la pinacoteca a todos los públicos. "El público que lo visita es selectivo en cuanto a su condición social y formación académica y esto es algo que queremos cambiar, queremos abrirlo para que todos sientan que el museo es suyo". También ha confirmado que en estos momentos hay más visitantes extranjeros que nacionales, en torno al 53% de las personas que acuden al Prado son turistas internacionales "porque Madrid se está convirtiendo en destino turístico internacional", ha afirmado. El Prado acogerá próximamente dos grandes exposiciones. Una dedicada al artista chino contemporáneo Cai Guo-Qiang que realizará diferentes obras con pólvora, inspiradas en obras del museo.  La otra muestra importante que acoge la pinacoteca madrileña estará protagonizada por Mariano Fortuny en su doble faceta como pintor y coleccionista.

Com diu la presentadora Montse Elias de bon principi de programa: “A l’estiu, quan el sol apreta, hi ha dues opcions: venir a gaudir a platges com aquesta (la del Garraf) o anar a contracorrent i fugir-ne amb alguna excusa… …si sou dels segons va ideal la primeres de les propostes del programa: la inclassificable obra de l’artista ISMAEL SMITH, que tot i el seu cognom anglès, va ser un català de finals del modernisme contrari a l’estètica del seu temps…” Doncs això mateix, la primera recomanació és un clip dedicat a l’exposició que hi ha durant tot l’estiu al MNAC, el Museu Nacional d’Art de Catalunya. “La bellesa i els monstres” és del títol de l’exposició que aplega les obres d’aquest artista força desconegut que va viure part de la seva vida a Nova York. Provocador i transgressor, Smith es va dedicar al’escultura, la pintura, la ceràmica, la il·lustració satírica i fins i tot la moda.

Al reclamo de la belleza acudimos todos al Thyssen, al reclamo de colores y sensualidad, al reclamo de decenas de miradas perfectamente definidas que buscaban los primeros espectadores. Cuando te cruzabas con un compañero el comentario era " qué bonita verdad", y es cierto, y esa ere seguro el objetivo de los maestros del renacimiento veneciano, que cinco siglos después haya gente que quiera atrapar esa belleza con su móvil.

Bajo el título “Canon”, Mateo Maté ha creado una muestra que invita a replantearse el canon de belleza revisando 20 obras clásicas. Se trata de una serie de reproducciones escultóricas realizadas por el artista que se enfrentan a otras prestadas por el Museo Nacional de Escultura. La exposición puede verse en la sala Alcalá 31 de Madrid.