Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Hace unos años la hepatitis C no tenía cura y mataba a millones de personas. Hoy existe un tratamiento eficaz que permite pensar en su eliminación a medio plazo. La medicina consiguió erradicar la viruela, tiene arrinconada a la polio y, con vacunas y medicamentos, confía en acabar con otras enfermedades en las próximas décadas.

El objetivo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) es erradicarla para el 2030, pero España lo lograría en apenas cinco años. Hay cinco tipo de virus que provocan inflamación hepática, algunas leves que remiten sin dejar secuelas, otras crónicas e incluso pueden ser letales. El tipo C es una infección, además, asintomática.

Hoy en el Arca de Noé hablamos con el veterinario Luis Navarro de Hago de una enfermedad que afecta a un 0,75% de los perros, y que suele ser genético en algunas razas. La epilepsia es crónica y necesita medicación de por vida, pero controlada, el perro puede hacer vida normal.

La música tiene el poder de hacernos sentir más relajados, más alegres, más nostálgicos o más eufóricos. Esto es, afecta a nuestro estado de ánimo, uno de los factores más importantes de la salud. Con esta premisa, este miércoles Fundación Músicos por la Salud lleva hasta la residencia Mirasierra de Madrid un microconcierto para ayudar a combatir la soledad ocasionada por la enfermedad o situación de vulnerabilidad. Iratxe Llarena está con pacientes como Goya, con Nuria Revaldería, terapeuta ocupacional, con Elemara, cantautora de la Fundación y con Fran Molina, responsable de comunicación de Músicos por la Salud. El objetivo es que los asistentes participen activamente cantando y tocando, para ello, reparten elementos de percusión y la letra impresa de algunas canciones buscando una intervención que logre la interacción entre los usuarios.

Los avances en el diseño y desarrollo de medicamentos han sido constantes en los últimos 100 años. De hecho debemos a los fármacos debemos, en buena parte, el incremento de la expectativa de vida, que ha duplicado en menos de un siglo.

El denominador común de estos avances proceso ha sido conocer y aprovechar mejor el reconocimiento específico de las estructuras de la células y tejidos, por parte de moléculas que potencialmente pueden tener una acción biológica. Pero también es necesaria una Tecnología Farmacéutica, para convertir una sustancia activa en medicamento que pueda ser administrado en la forma y dosis adecuada, la única manera de que se puedan emplear en terapias eficaces.

Pero los avances no se han detenido aquí. Hoy ya se plantea el que un fármaco administrado como medicamento se dirija -exclusivamente- a aquellas células y tejidos enfermos en los que se requiere su acción, sin afectar a ninguna otra estructura. En esta línea se acaba de aprobar, para uso en humanos, un medicamento que cabe calificar como inteligente. Lo llamo así porque dirige una proteína tóxica solamente contra células cancerosas, sin afectar a las células sanas.
Es el primer tratamiento específico de un tumor de células de la sangre (neoplasia de células dendríticas plamacitoides) que se da con muy poca frecuencia pero de extraordinaria gravedad. El fármaco es ni más ni menos que la toxina diftérica, una proteína altamente venenosa para nuestro organismo. Pero el medicamento aprobado lleva la toxina unida a otra proteína (interleucina-3), que la dirige contra las células cancerosas de forma que pueda causar su destrucción. Con este tratamiento se consiguió la remisión total del tumor en un porcentaje elevado de los enfermos que fueron tratados.
Hay otros muchos tratamientos en camino basados en el reconocimiento específico de células por parte de proteínas como los anticuerpos. Todo ello se basa en un auténtico ejercicio de virtuosismo experimental, para diseñar proteínas que combinan reconocimiento biológico con una acción farmacológica curativa. El cáncer constituye una patología adecuada para actuar en este sentido, dada la variedad de tumores y la necesidad de actuar de manera específica, sólo contra las células cancerosas. El desarrollo farmacéutico, amable oyente, nos seguirá ofreciendo novedades para mejorar tratamientos existentes, o para desarrollar otros nuevos. El reto de los sistemas de salud es sostener y mantener ese desarrollo, de manera que todos puedan acceder a las terapias que necesiten.
 

Los datos del Ministerio de Sanidad sobre Enfermedades de Transmisión Sexual indican que estas son cada vez más comunes y se están convirtiendo en un grave problema de salud pública. ¿Por qué hemos bajado la guardia ante el contagio de estas enfermedades? ¿Cómo abordar el mensaje para nuestros adolescentes y jóvenes? Buscamos respuestas con nuestros expertos. Nos acompañan, Juan María Herrero, médico internista en el Hospital La Paz, y el psicólogo y sexólogo, Esteban Cañamares.

El 40% de los niños hospitalizados siente dolor a diario. A la dolencia se le suelen sumar, además, el miedo, el desánimo, el aburrimiento, la incertidumbre, la rabia y la tristeza que provoca tener que estar en un hospital. Por eso, para reducir todos estos efectos en los pequeños, en el Hospital General Universitario Gregorio Marañón han cambiado la Unidad del dolor por la del color. Charlamos con Felipe González, pediatra y responsable de la unidad, Alicia Carmona, supervisora de Pediatría y Celia de Gracia, madre de uno de los niños hospitalizados.