arriba Ir arriba

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha querido zanjar en el Congreso la polémica sobre la supuesta adjudicación de una vivienda de la Guardia Civil para el director de Tráfico, Gregorio Serrano, al negar tajantemente que se haya cometido "una ilegalidad", pues la cesión del piso no se ejecutó.

"No se ha producido ninguna ilegalidad y no se ha atendido a la petición de permuta que se formuló por parte de la Guardia Civil", ha asegurado Zoido en la sesión de control del Gobierno, donde tanto el PSOE como Podemos se han interesado por esta supuesta irregularidad de la que informó el domingo La Sexta y que motivó que ambos partidos modificaran sus preguntas en el pleno.

A ambas, el titular de Interior ha respondido con las mismas explicaciones que ofrecieron el lunes el propio director de Tráfico y la Dirección General de la Guardia Civil respecto a la posibilidad de permuta de unas viviendas entre ambas instituciones y a petición del instituto armado que finalmente denegó el intercambio.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha insistido en cuestionar que si esa vivienda no se adjudicó "por qué se estaba reformando" por 50.000 euros.

"Da la impresión que esta vivienda no tiene nada ver con el director y que todo sea falso", ha añadido Iglesias quien, no convencido, ha pedido a Zoido que aclare el pago de hoteles por parte de Serrano o si el autor de la filtración de la exclusiva ha sido el comisario jubilado José Villarejo, implicado en asuntos como el pequeño Nicolás y la denominada policía política, con el objetivo de perjudicar al ministro.

Comunidades autónomas, ayuntamientos y la DGT han incrementado la recaudación por multas de tráfico. Según el último informe de Automovilistas Europeos Asociados (AEA) muchas infracciones del año pasado nada tienen que ver con la seguridad vial y sí con la movilidad. Informe Semanal habla con Gregorio Serrano, director general de la DGT; Mario Arnaldo, presidente de Automovilistas Europeos Asociados; Francisco López Carmona, director general de Gestión y Vigilancia de la Circulación en el Ayuntamiento de Madrid; Ramón Ledesma, asesor de Fundación Pons de seguridad vial; Francisco Valencia, director general de la Fundación Línea Directa y con miembros de la Asociación Unificada de la Guardia Civil.

Por primera vez en trece años ha crecido el número de muertos en las carreteras españolas. 1.160 personas han perdido la vida en accidentes de tráfico en el pasado año 2016, lo que significa 29 más que el año anterior, en 2015. Por primera vez, desde el año 2003, han aumentado los muertos en las carreteras españolas tras trece años de mantenerse baja la tendencia. El director general de Tráfico, Gregorio Serrano, ha anunciado que presentará el próximo mes de febrero medidas para mejorar la seguridad vial en España. 

Un estudio realizado por la Fundación Línea Directa arroja que tres de cada diez conductores que son sometidos al test de drogas dan positivo. Además, cinco millones de conductores, casi un 20 por ciento de los automovilistas, reconocen haberse puesto al volante bajo los efectos de las drogas, un problema en aumento como demuestra que los fallecidos en carretera por consumo de estupefacientes haya crecido un 7 por ciento en cuatro años. Son algunas de las conclusiones del estudio "La influencia de las drogas en los accidentes de tráfico 2012-2015", elaborado por la Fundación Línea Directa, en colaboración con Fesvial, tras analizar 25 millones de controles de drogas y alcohol y los informes toxicológicos a más de 3.100 conductores y peatones fallecidos.