arriba

A 90 kilómetros por hora propulsado por una catapulta, el dron sale en busca de las mejores imágenes puede pasar hasta 8 horas en el aire y manda la información a estos monitores y también a otros dispositivos como un teléfono móvil en tiempo real. En Francia el gobierno ya ha anunciado que usará los drones para controlar el tráfico. Más baratos que un helicóptero, sirven para detectar infracciones o comprobar el estado del pavimento de la carretera.

La lluvia, tres accidentes en la zona norte de la M-30 y 13 incidencias de menor entidad han provocado este lunes un nuevo atasco en Madrid, esta vez de hasta cinco horas. Los problemas de tráfico comenzaron poco después de las seis de la mañana con tres accidentes en apenas 15 minutos. Como consecuencia de estos siniestros, se vieron afectadas las carreteras de entrada a Madrid A-1, M-607 y M-11, toda la zona de Las Tablas, la conexión de Arturo Soria con la M-11, el paseo de la Castellana en la zona norte y la avenida de la Ilustración.
 

Un total de 225 personas han fallecido durante los meses de julio y agosto en las carreteras españolas, cinco más que en el mismo periodo del año pasado, lo que representa un incremento del 2%.

El último verano en el que se produjo un aumento de fallecidos en las carreteras fue el de 2006, aunque la siniestralidad en lo que va de 2015 continúa descendiendo, de tal forma que hasta las doce de la noche de ayer se llevaban contabilizadas 727 víctimas mortales, 16 menos que e 2014, lo que supone un descenso del 2%..

Estos datos han sido facilitados este jueves en rueda de prensa por la directora general de Tráfico, María Seguí, que ha advertido de que en lo que va de año los mayores incrementos de siniestralidad se han registrado en Cataluña y en el País Vasco con diecinueve víctimas mortales más en ambos casos, mientras que en el resto de comunidades autónomas hay 54 menos.