arriba Ir arriba

El juzgado de lo mercantil número 10 de Barcelona ha dado una vuelta de tuerca en las reclamaciones por las hipotecas. Si en los últimos meses se ha sentenciado en contra de las cláusulas suelo, de lo pagado de más por la manipulación del euríbor o por los gastos de formalización del crédito, ahora se ha abierto la puerta a la dación en pago obligatoria en los préstamos para adquirir una vivienda, en una resolución condenatoria contra Bankia que declara nula la cláusula de responsabilidad personal por abusiva al no haber sido claramente informada.

El año pasado hubo en España algo más de 49.600 desahucios, lo que supone un 11% más que en 2012. Casi 50.000 desahucios en 2013. La mayoría de esas viviendas, ocho de cada diez, eran el domicilio habitual de las familias afectadas. Son datos del Banco de España, que asegura que 28.100 de esos desahucios se ejecutaron por orden judicial solo el 30% fue gracias a la dación en pago. Tras conocer estos datos, Adicae, la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros, ha dicho que las heridas de la crisis hipotecaria siguen abiertas, y ha pedido reabrir el debate hipotecario. También ha defendido reformar la legislación para regular un procedimiento concursal específico para consumidores. Los desahucios por la fuerza bajaron casi un 60%. La policía intervino en 147 ocasiones y en nueve de cada diez casos las viviendas estaban vacías cuando se ejecutó el desalojo.

 

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha anunciado en el Congreso de los Dipuados que el número de daciones en pago se ha duplicado en el último trimestre. Así lo ha asegurado después de que el parlamentario del grupo Mixto, Joan Baldoví, le reprochara al presidente falta de sensibilidad en una intervención poco convencional, en la que ha terminado mostrando una camiseta de las plataformas contra los desahucios.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha informado este miércoles de que el Código de Buenas Prácticas ha propiciado, en el año que lleva en vigor, 291 daciones en pago y 691 reestructuraciones de deuda, pero no ha aclarado el futuro de los índices de referencia de préstamos hipotecarios (IRPH) o de los préstamos de subsidiación, asuntos sobre los que preguntaba la portavoz socialista de Vivienda del PSOE, Leire Iglesias. Durante la sesión de control en el Pleno de la Cámara Baja, la diputada socialista ha recordado que dentro de cinco días desparecerán los IRPH y los índices CECA, por lo que ha preguntado al ministro si tiene intención de aprobar un "régimen transitorio" y en qué condiciones, ya que de ello dependerá que se dé un "alivio o lo contrario" a muchas familias. Sin embargo, el ministro se ha limitado a defender las medidas aprobadas por el Gobierno para reforzar la protección de los deudores hipotecarios, tanto el "equilibrado" proyecto de ley Antidesahucios que se aprobó la semana pasada y que actualmente está en tramitación en el Senado, como el decreto de marzo de 2012 en el que se creaba el Código de Buenas Prácticas "al que se adhirió la totalidad de entidades financieras y que se ha convertido en obligatorio".

  • El PP presenta un texto sobre desahucios con 50 enmiendas de la oposición
  • Refunde la Iniciativa Legislativa Popular con el proyecto de ley del Gobierno
  • La reducción de la deuda se podrá aplicar a viviendas ya adjudicadas al banco
  • La dación en pago, para familias con rentas inferiores a tres veces el Iprem
  • Se limitan los préstamos al 80% del valor de tasación de la vivienda
    • Los afectados acogen la sentencia de la UE con optimismo y prudencia
  • El fallo considera que la ley de desahucios no protege al consumidor
  • Los jueces podrán ahora parar un desahucio si aprecian cláusulas abusivas
  • El Gobierno español ya ha anunciado que modificará la ley para adaptarla

La portavoz de Geroa Bai en el Congreso, Uxue Barcos, ha denuncia en el programa de TVE de 'La noche en 24 horas' que "los intereses de demora que aplican los bancos son pura usura. Y por lo tanto, si somos capaces de adelantarnos a la directiva europea en previo, pero en este momento lo que ha habido es un tirón de orejas severísimo a la legislación española.