arriba Ir arriba

A unas horas de que comience la campaña electoral, el CIS confirmaría el sorpasso. Según la encuesta, el PP ganaría las elecciones, con un 29,2 por ciento de los votos, medio punto más que en diciembre. Seguido de Unidos Podemos. Su fórmula con Izquierda Unida sumada a las confluencias alcanza el 25,6%, 4,5 puntos más que el PSOE, que quedaría en tercera posición con el 21,2 por ciento. Y en cuarto lugar, como ahora, Ciudadanos, con un 14,6.

Con estos datos, los partidos sacan sus conclusiones. El PSOE los cuestiona, Podemos los analiza con cautela y para el PP suponen un estímulo.

El barómetro preelectoral del CIS confirma el llamado "sorpasso". Unidos Podemos adelantaría al PSOE en votos y escaños en las generales del 26J. Según el sondeo, el PP ganaría los comicios con entre 118 y 121 escaños; Unidos Podemos y sus confluencias obtendrían entre 88 y 92, por delante de los socialistas que se quedan con entre 78 y 80 diputados. Ciudadanos no llegaría a los 40 que sacó en las elecciones de diciembre.

Los partidos valoran con prudencia los datos hechos públicos en el barómetro electoral del CIS de abril, realizado cuando aún no se conocía que se iban a repetir elecciones. El PSOE cree que los votantes penalizan a quienes han bloqueado un gobierno de cambio; Ciudadanos dice que se valora el trabajo bien hecho; Podemos e Izquierda Unida resaltan que una apuesta por el cambio podría disputar la mayoría al PP, y los 'populares' se muestran prudentes y afirman que son la opción de referencia de los españoles que quieren moderación y seriedad.

Coincidiendo con la convocatoria de elecciones, el CIS ha publicado su barómetro postelectoral que analiza cómo votaron los españoles el 20D. Según la encuesta, la gran mayoría habría votado lo mismo aunque hubiera conocido el resultado. Un 78,4% de los españoles habría votado lo mismo de haber conocido los resultados de las elecciones del pasado 20 de diciembre, según la encuesta publicada por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), que revela también que un 62,8% tenía decidido su voto bastante antes de diciembre, y el transcurso de la campaña electoral ayudó a decidir qué hacer con su voto a un 26,9% de los votantes que no tenían claras sus preferencias, en una de las elecciones más igualadas e impredecibles de la democracia española.

La encuesta también revela que ha crecido el número de españoles que creen que la coyuntura es muy mala. Más de la mitad de considera además que no va a mejorar en un año. Las preguntas se realizaron entre el 1 y 11 de marzo coincidiendo con el intento de investidura fallido de Pedro Sánchez. La falta de Gobierno se cuela por primera vez entre las 10 principales preocupaciones.

A los españoles no parece preocuparles demasiado la situación política a tenor del último barómetro del CIS. El sondeo se hizo antes de la fallida investidura de Sánchez y antes también de que se conociese el pacto entre los socialistas y Ciudadanos. Para los españoles la principal preocupación sigue siendo el paro seguido de la corrupción, que experimente un repunte (08/03/16).

Las reacciones al barómetro postelectoral del CIS, que destaca que el PP volvería a ganar las elecciones manteniendo los votos cosechados el 20D y que Podemos y sus confluencias sobrepasarían al PSOE han sido las previsibles por parte de los principales partidoss. El PP destaca que su partido es la opción favorita y en el PSOE creen que el sondeo, que se realizó del 2 al 11 de enero, está "caduco".