arriba Ir arriba

La ola de calor dejará esta semana temperaturas extremas en la Península y Baleares, con valores que llegarán hasta los 40 grados, aunque en zonas del sur, centro y valle del Ebro se superarán esos valores, que estarán entre 5 y 10 grados por encima de los normales para esta época del año. Tras un mes de julio con temperaturas suaves, esta ola de calor se extenderá hasta el lunes con anomalías también en la temperaturas mínimas, que estarán en general por encima de la media con entre 3 y 5 grados en la mitad oriental y entre 5 y 10 grados en la occidental de la Península, ha explicado la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Por tanto, el mapa por riesgo de incendios es elevado, sobre todo en el centro y sur de la Península y en el noreste y zonas de las islas Baleares.

Varias investigaciones científicas señalan que en el futuro las olas de calor serán más frecuentes, intensas y duraderas debidas a los efectos del cambio climático. Según un estudio del Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), España está entre los países donde más olas de calor se registran al año y más duración tienen con entre 4 y 5 días de media frente a los 3 y 4 del resto de países. Según la Aemet, esta ola de calor llega con cierto retraso con respecto a años anteriores, provocada por un potente anticiclón durante los meses de junio y julio, que ha dejado temperaturas altas en el centro y norte de Europa con tiempo seco inusual para esas regiones.

Las autoridades suecas siguen desbordadas por la actividad de los numerosos incendios provocados por una inusual ola de calor en el país, donde se podrían superar los 30ºC durante la semana. La imagen se repite por el norte de Europa: Siberia ha registrado temperaturas por encima de los 30ºC y Reino Unido vive su verano más seco y caluroso desde 1976. Sin embargo, todo lo contrario ocurre en el hemisferio sur: el volcán chileno de San Pedro, en el desierto de Atacama, ha amanecido cubierto de nieve pese a ser uno de los lugares más secos del planeta. Una situación de anticiclón de bloqueo es la responsable de este clima "anómalo" fruto del cambio climático, según explica el meteorólogo de TVE, Martín Barreiro.

Al menos 86 personas han muerto en Nigeria en ataques supuestamente cometidos por pastores armados de la etnia fulani en pueblos del estado central de Plateau, según fuentes de la Policía citadas por Efe.

Nigeria vive cada cierto tiempo episodios violentos de enfrentamientos entre comunicades que compiten por recursos naturales como el pasto y el agua, y a los que separan su etnia y su religión. Los pastores nómadas de la etnia fulani, mayoritariamente musulmana, disfrutaban de extensos pastos en el norte, pero la desertificación y los ataques del grupo yihadista Boko Haram les están empujando a llevar sus reses cada vez más al sur. Allí a veces destrozan campos de cultivo de las comunidades de granjeros, mayoritariamente cristianos y pertenecientes a otras etnias, como los berom.

En la zona central de Nigeria han muerto miles de personas en los últimos años por este motivo. En 2017, los conflictos entre los pastores nómadas y los granjeros locales dejaron al menos 549 muertos y miles de desplazados en la zona, según Amnistía Internacional (AI), que también informó de 168 muertes el pasado enero.

Visitamos un supermercado en Holanda totalmente libre de plásticos. El reciclaje no es suficiente. Debemos pensar que otro modelo de compra para el futuro es posible cambiando pequeños hábitos, pensando más en las decisiones de compra que hacemos. Steven IJzerman, de Ekoplaza, nos explica cómo debemos cambiar a otro modelo de consumo que sea más respetuoso con el planeta. 

¿Quieres saber más? Consulta los Ecotips que hemos preparado para ayudarte a cuidar el planeta. Es muy fácil. ¡Está tu mano! ¿Estás preparado para el cambio?


 

El equipo español “Acciona Team”, formado por cuatro investigadoras, ha participado en el proyecto internacional “Homeward Bound” que potencia el liderazgo femenino en la lucha contra el cambio climático. Se trata de un programa anual de formación e intercambio que finaliza con un viaje a la Antártida.

El objetivo de esta novedosa iniciativa, que se desarrolla a lo largo de diez años, es formar cada año alrededor de un centenar de mujeres de todas las disciplinas científicas y técnicas para que lideren la lucha contra el cambio climático.

Forman el equipo la bióloga marina Alicia Pérez Porro, la oceanógrafa, Ana Payo Payo, la ingeniera de telecomunicación, Uxua López y la bióloga molecular experta en energías renovables, Alexandra Dubini. Todas ellas nos cuentan su experiencia y como desarrollan su labor profesional. Es un reportaje de Núria Garrido