arriba Ir arriba
  • Los detenidos el viernes en una operación policial han declarado ante el juez
  • Abrini ha sido imputado por actividad terrorista y asesinato
  • Osama Krayem ha sido identificado en el ataque en la estación de metro
  • Se confirma un sexto detenido en la operación antiterrorista del viernes
  • Dos de los seis detenidos han sido puestos en libertad sin cargos

Uno de los sospechosos de los atentados de París que se encontraba en busca y captura, Mohamed Abrini, ha sido arrestado este viernes en Anderlecht, según informa la radiotelevisión pública belga en flamenco, VRT, en una operación en la que se han producido más arrestos. Los medios belgas se preguntan si Abrini y "el hombre del sombrero", el tercer terrorista del aeropuerto de Bruselas son la misma persona.

La Fiscalía Federal de Bélgica ha difundido este jueves nuevas imágenes del tercer terrorista del aeropuerto de Bruselas y ha lanzado un nuevo llamamiento ciudadano para localizarle. Se trata del conocido ya como "hombre del sombrero", un individuo que sigue sin identificar, y que participó en el ataque junto a Brahim El Bakraoui y Najim Laachraoui.

El hombre cruzó a pie la localidad de Zaventem y llegó a pie hasta los alrededores del barrio europeo. La Fiscalía ha reconstruido el recorrido, de dos horas, gracias a las cámaras de seguridad de la zona. El terrorista, que no llegó a hacer estallar su carga explosiva, abandonó el aeropuerto a pie y llegó caminando hasta las proximidades del barrio de las instituciones comunitarias en Bruselas, donde una cámara de seguridad lo captó por última vez a las 9.50 en un cruce de calles, a un kilómetro y unos 15 minutos a pie de la Comisión Europea (CE) y de la Gran Mezquita de Bruselas.

Bélgica ha convertido en simbólico el primer vuelo de reapertura de Zaventem. El avión era de su compañía de bandera, Brussels Airlines, la única que operará estos días. Los 80 pasajeros del vuelo a la ciudad portuguesa de Faro, iban a bordo de un Airbus A320 con diseño de uno de sus artistas más reconocidos: René Margritte. Lo habían presentado la víspera de los ataques y lo han recuperado hoy como muestra de normalidad. Todavía queda mucho por hacer, sobre todo donde explotaron las bombas, con vidrios rotos, y paredes y techos destrozados. Hasta entonces la mayoría de los vuelos continuaran desviados a aeropuertos regionales, o a los internacionales de Amsterdam y París.

 

El aeropuerto de Zaventem ha permanecido cerrado, mientras la policía buscaba pistas para esclarecer los atentados y se rehabilitan las instalaciones afectadas por la explosión.se han inspeccionado los lugares del atentado en busca de pistas y para identificar a las víctimas y sobre todo se ha discutido sobre cómo mejorar las medidas de seguridad de uno de los aeropuertos más transitados de la Unión Europea.

La Oficina Federal de Investigación (FBI) de Estados Unidos alertó a Holanda de la peligrosidad de los hermanos El Bakraoui, dos de los suicidas de los atentados de Bruselas, apenas seis días antes de que perpetraran los ataques, una información que las autoridades holandesas aseguran haber trasladado a Bélgica, aunque las fuerzas de seguridad belgas lo niegan.

Una semana después de los atentados, al rompecabezas policial le siguen faltando dos piezas clave: La primera: el hombre del sombrero: el que acompañaba a los dos suicidas del aeropuerto. La policía sigue preguntándose quién es. Y la segunda pieza sin encajar, en el ataque al metro: ¿Hubo o no hubo un segundo terrorista? Lo que sí se sabe es que los suicidas del aeropuerto son Najim Laachraoui e Ibrahim Bakraoui hermano del suicida del metro, Jaled y que los tres, por los rastros de ADN, por los pisos alquilados, por los viajes en coche, están relacionados con los atentados de noviembre en París y con su principal sospechoso: Salah Abdeslam.

  • La Policía difunde un vídeo del tercer terrorista del atentado en el aeropuerto
  • Fayçal Cheffou, detenido el jueves, ha sido liberado por falta de pruebas
  • La prensa belga había apuntado que podría ser el preunto terrorista huido
  • Hay tres nuevos acusados en Bélgica por participar en actividades terroristas
  • Especial Atentados en Bruselas

La policía antidisturbios ha detenido a una docena de radicales que ha irrumpido este domingo en la plaza de la Bolsa de Bruselas, lugar que se ha convertido en el centro neurálgico del homenaje popular a las víctimas del atentado del pasado martes, ha confirmado una fuente policial a AFP. Según ha informado la enviada de TVE a Bruselas Anna Bosch, hacia las 14:40 horas un grupo de un centenar de personas, todos hombres y ataviados de negro, ha entrado en la plaza escoltado por un cordón policial profiriendo gritos como “Estamos en nuestra casa” y “Somos ‘hooligans’ de Bélgica". En la plaza se encontraban en ese momento numerosas personas que depositaban velas y flores en homenaje a las víctimas, después de que el sábado se decidiera desconvocar la marcha contra el miedo y el terrorismo.

Un juez de instrucción inculpó por su participación en actividades terroristas a un segundo hombre relacionado con el proyecto de atentado en Francia, desmantelado esta semana por las fuerzas galas. El juez ordenó mantener a Abderamane A. detenido tras prolongar el sábado 24 horas la prisión preventiva, informó la Fiscalía federal a la Agencia belga.