arriba Ir arriba

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha recordado que los independentistas que se han manifestado en Bruselas en contra del Ejecutivo y de la Unión Europea han podido hacerlo por los derechos que les reporta tener un DNI español y formar parte de la UE.
Sáenz de Santamaría, en la conferencia de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros, ha subrayado que de quienes se han manifestado en la capital belga, algunos serán españoles y otros no. Y ha precisado que si los primeros han podido hacerlo es porque disponen de un DNI de España y de una Constitución que permite los derechos de manifestación y reunión. "Por tanto, están ejerciendo un derecho europeo derivado de que España forma parte de la Unión Europea", ha añadido.

  • El expresident lanza un discurso muy duro contra la UE en la marcha de Bruselas
  • Rovira pide votar a ERC para que no gane Cs "que acabará con todo"
  • Los independentistas convierten la marcha en el principal acto conjunto del 21-D
  • Convocados por ANC y Òmnium Cultural, piden la libertad de los "presos políticos"
  • Comín (ERC), al Gobierno: "Tenéis miedo a las urnas porque sois franquistas"
  • Día completo del expresident en Bruselas: rueda de prensa y primer mitin presencial
  • La jornada después de que el Supremo haya retirado las euroórdenes de entrega
  • "Se comienza retirando la euroorden y acabarán retirando el 155 y la represión"
  • Acompañado de Mas, acusa al Estado de concurrir con 3 candidatos: Cs, PSC y PP

La petición de información de la fiscalía belga sobre las cárceles españolas ha causado cierto estupor porque la situación de las de Bélgica suscita muchas críticas. Ignasi Guardans, exmilitante de Convergencia, ha recordado que el Observatorio Internacional de Prisiones denunció a principios de año su insalubridad. Los mayores reproches se produjeron a raíz de las huelgas de los funcionarios de prisiones del año pasado, que en algunos centros duraron más de dos meses. Según el El Comité para la Prevención de la Tortura del Consejo de Europa, los reclusos estuvieron sometidos a condiciones inhumanas y degradantes. El propio Tribunal de los Derechos Humanos de Estrasburgo, que también depende del Consejo de Europa, ha dictado varias sentencias condenando a Bélgica por vulnerar los derechos de los presos, e incluso el Comité contra la Tortura de la ONU le ha dado toques de atención por el hacinamiento y las condiciones de higiene de las cárceles.

La Fiscalía de Bélgica ha pedido que se ejecuten las órdenes europeas de detención y entrega a España del expresidente de Cataluña Carles Puigdemont y los cuatro exconsellers que le acompañan en Bruselas durante la vista celebrada este viernes ante la Cámara del Consejo, el tribunal de primera instancia que debe tomar la decisión, según han explicado a los medios dos de sus abogados, Paul Bekaert y Christophe Marchand. Portavoces del Ministerio Público no han querido confirmar este extremo en una rueda de prensa posterior y se han limitado a informar de que el juez belga que examina el caso ha citado nuevamente a los investigados el 4 de diciembre para que hagan sus alegaciones.

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont y los cuatros exconsejeros fugados han acudido al Palacio de Justicia de Bruselas donde han sido citados por el juez belga que debe decidir sobre la orden de detención y entrega dictada por la Audiencia Nacional, por los supuestos delitos de rebelión, sedición, malversación, prevaricación y desobediencia.

La Fiscalía de Bruselas ha pedido a la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela información sobre el estado de las cárceles españolas de cara a la declaración de este viernes del expresidente catalán Carles Puigdemont y los cuatro exconsellers del Govern cesado en aplicación del artículo 155 de la Constitución que se encuentran con él en Bélgica.

Respecto al expresidente de la Generalitat, Interior ya ha respondido al ministerio público belga garantizando su seguridad. En ese sentido, el Gobierno ha avanzado que Puigdemont ingresaría en la prisión de Estremera (Madrid VII) en caso de que se decidiera su encarcelamiento tras la extradición.

Desde que llegó a Bruselas hace ocho días poco se sabe de la vida de Puigdemont: dónde vive tras las dos primeras noches que pasó en el Hotel Chambord, por dónde se mueve a diario, con quién - además de su inseparable amigo Josep María Matamala -, cómo paga sus gastos o quién abona la minuta de su carísimo abogado, Paul Bekaert, que cobra entre 500 y 1.000 euros la hora.

El portavoz del Partido Popular y vicepresidente primero del Grupo PPE en el Parlamento Europeo, Esteban González Pons, ha señalado en una entrevista en Los Desayunos de TVE que "ninguna institución belga ha recibido a Carles Puigdemont ni lo va a recibir". En este sentido, ha explicado que la situación política en Bélgica es "compleja", pues, ha recordado, allí hay un Gobierno en el que están los nacionalistas flamencos que quieren que la "independencia triunfe en España" porque también quieren la independencia en Flandes.

Según González Pons, el expresidente catalán está recibiendo el mismo tratamiento que el que recibiría "cualquier prófugo español de la justicia". Es por eso que se ha mostrado convencido de que no va a tener el resultado que desea, pues "en lugar de asilo, le van a dar vuelta".

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha expresado este lunes su "máximo respeto" a las decisiones de los jueces de Bélgica, incluida la de dejar en libertad con medidas cautelares al expresidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont y a los cuatro exconsejeros cesados que viajaron con él a ese país. "Por parte del Gobierno, y dado que estamos hablando de un sistema tan democrático como el español, máximo respeto a las decisiones de los jueces en España, en Bélgica y en todos los Estados que respetamos la separación de poderes y la independencia judicial", ha señalado a su llegada a un Desayuno Informativo organizado por Europa Press.