Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Tras el tiroteo en El Paso, muchos hispanos han decidido comprar un arma. "Los hispanos somos ahora el blanco", justifican. En las armerías las ventas se han triplicado, un incremento protagonizado sobre todo por los latinos. Texas es uno de los estados con menos limitaciones al respecto. Los mayores de 21 años las pueden llevar ocultas incluso a la universidad.

La Fiscalía estadounidense investiga la masacre de El Paso como un acto de terrorismo y sopesa presentar cargos por delito de odio. Karlos Castillo, profesor de Derecho Constitucional de la Universidad de Barcelona, ha asegurado en el Canal 24 Horas de TVE que "sin duda existe una relación de causa-efecto entre el discurso de odio y los crímenes de odio o la violencia racista. Es ampliamente conocido".
"Las palabras importan mucho y lo hacen más cuando vienen de los líderes políticos, de líderes sociales, puesto que tienen repercusión total en medios de comunicación y en redes sociales", ha añadido en alusión a Donald Trump. "Sin duda hay una relación directa", ha recalcado.
"En el caso concreto de El Paso la parte del crimen de odio parece clara porque las evidencias indican que el asesino ya había hecho unas publicaciones previas racistas contra hispanos, y actúa causando daño, causando muerte y heridas a personas".

Donald Trump ha avanzado su propuesta de instaurar un control de armas más estricto. Una decisión que toma tras los dos tiroteos que este fin de semana han dejado una treintena de muertos en Estados Unidos. Profundizamos en el poderoso lobby de un país en el que hay casi tantas armas como habitantes. Un reportaje de Carmen Buergo.

Varios aspirantes demócratas a la Casa Blanca en 2020 apuntan al "racismo" y a la condescendencia con el "supremacismo blanco" del presidente estadounidense, Donald Trump, como uno de las causas detrás del tiroteo de El Paso (Texas) de este sábado, que dejó 20 muertos y 26 heridos. Poco después, otro atacante dejaba nueve muertos y 27 heridos en otro tiroteo en Dayton, Ohio. "Es un racista y aviva el racismo en este país, y no solo ofende nuestra sensibilidad, fundamentalmente cambia el carácter de este país y lleva a la violencia", ha dicho Beto O'Rourke, excongresista por Texas tras visitar a heridos en hospitales en El Paso.

Al menos diez personas han muerto, incluido el atacante, y 27 han resultado heridas en el tiroteo registrado en la ciudad estadounidense de Dayton (Ohio). Las autoridades estadounidenses han identificado al atacante como Connor Betts, un joven blanco de 24 años, sin antecedentes penales, que fue abatido por las fuerzas de seguridad apenas "un minuto después de abrir fuego". Entre las víctimas mortales se encuentra la hermana del tirador, Megan Betts, una "mujer blanca de 22 años", ha declarado el número dos del cuerpo local de Policía, Matt Carper.

Estas dos nuevas matanzas han avivado las críticas al presidente del país, Donald Trump, por su retórica anti inmigrante y su defensa de la venta de armas. Así lo han hecho varios aspirantes demócratas a competir por la Casa Blanca el próximo año. Uno de los más contundentes ha sido Beto O'Rourke, ex congresista por el estado de Tejas, Trump, ha dicho, es un racista que aviva el racismo. O'Rourke, nacido precisamente en El paso, destacó el aumento de los delitos de odio durante el mandato de un presidente que ha llamado violadores y criminales a los emigrantes mejicanos.

Otro aspirante a la candidatura presidencial demócrata, Pete Buttigieg, no dudó en calificar lo ocurrido de terrorismo de nacionalistas blancos, condonado por la retórica de Trump. Por parte de la Casa Blanca, se ha defendido su jefe de gabinete, Mike Mulvaney: "Ningún político debe ser culpado por ésto", ha declarado en un canal de televisión. 04/08/19

La política de renegociación de pactos ya establecidos que Donald Trump ya ha llevado al comercio o a la relación con Irán se ha consumado este viernes en el ámbito armamentístico: el Gobierno de Estados Unidos ha abandonado definitivamente el tratado para la eliminación de misiles nucleares de medio y corto alcance (INF) que firmó con Rusia durante la Guerra Fría, al tiempo que invitaba a China a formar parte de "una nueva era del control de armas" que incluya a otras naciones con potentes fuerzas militares.
El secretario de Estado, Mike Pompeo, anunciaba en un comunicado la retirada oficial de Estados Unidos del tratado después de que, hace seis meses, denunciara el acuerdo ante la negativa de Moscú de destruir un misil de crucero que viola las condiciones del pacto, según la versión de Washington. "Rusia es la única responsable de la muerte del tratado", ha subrayado Pompeo.