Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Exploramos algunas de las principales localidades alemanas a la orilla del mayor lago de Centroeuropa. Partimos de la ciudad que le da nombre, Constanza, famosa por el concilio que albergó en el siglo XV tras el Cisma de Occidente. La arquitectura tradicional de su barrio Niederburg es un anticipo de lo que nos espera en la orilla norte del lago, la pintoresca Meersburg, con un casco viejo a dos alturas famoso por sus fachadas de entramado de madera. No puede faltar en nuestra ruta por este extremo sur de Baden-Wurtemberg una parada en la diminuta Mainau, la exuberante isla de las flores.

Puedes escuchar el programa de radio en http://www.rtve.es/nomadas

La inmigración y la economía son los principales temas de interés para el ciudadano alemán en estas elecciones europeas. Y las dos cuestiones trufan el ascenso de la ultraderecha.

Los últimos datos económicos suponen un respiro de alivio tras haber esquivado la recesión por un pelo el año pasado. Pero las perspectivas son sombrías porque las amenazas no han desaparecido.

Un reportaje del corresponsal de RNE en Berlín, Gabriel Herrero.

Las manifestaciones neonazis desafían ya sin pudor lo que en Alemania es delito: hacer apología del nacionalsocialismo. Se saluda con el brazo en alto, se persigue al extranjero, se atacan los comercios judíos o musulmanes. La xenofobia es rampante en el Este de Alemania, donde precisamente hay menos inmigración. Pesa la herencia autoritaria de la antigua República Democrática y también que la reunificación no ha conseguido igualar las condiciones de vida en las dos Alemanias. Y aunque el flujo de refugiados sea ya inferior a las 200 mil personas, la ultraderecha se aprovecha del miedo de la clase media y de las heridas de la crisis financiera, que siguen abiertas.

Un reportaje de nuestro corresponsal en Berlín, Gabriel Herrero.

El ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, ha interrumpido una entrevista en la televisión pública alemana cuando le estaban preguntando sobre Cataluña y la reforma de la Constitución. Borrel interrumpió la entrevista tras 10 minutos y la reunió tras una breve reunión con sus asesores. Las preguntas siguieron teniendo un tono incisivo sobre el independentismo catalán y el Ministerio asegura que eran capciosas y demagógicas.