arriba Ir arriba

Al menos 24 personas ha muerto y otras 42 han resultado heridas, todas ellas civiles, en un atentado suicida cometido este lunes en Kabul (Afganistáncon un vehículo cargado de explosivos.

La explosión ha tenido lugar poco antes de las 7.00, hora local en una calle de un área residencial donde viven funcionarios afganos.En el lugar de la explosión tres vehículos y 15 tiendas también han quedado gravemente dañados.

Los talibanes afganos han reivindicado el atentado. 

Kabul ha sido escenario los últimos meses de graves atentados, entre ellos el del pasado 31 de mayo con un camión cargado de explosivos, en el que fallecieron 150 personas y más de 300 resultaron heridas, convirtiéndose en el ataque más sangriento desde el inicio de la invasión estadounidense en Afganistán en 2001.

Ambos individuos, de nacionalidad británica y de 28 y 29 años, dieron positivo en alcohol y drogas tras el accidente. El suceso se produjo alrededor de las 21:00 horas del pasado domingo en la avenida Lola Flores de Puerto Banús, donde el vehículo atropelló a varias personas, se dio a la fuga y se dirigió a la A-7, donde chocó contra un turismo y causó una colisión múltiple.

Al menos 80 personas han muerto y centenares han resultado heridas este miércoles en un atentado con coche bomba en una zona de alta seguridad de Kabul, donde se encuentran varias embajadas y edificios del Gobierno.

La explosión se produjo hacia las 8.25, hora local, en el Distrito Policial 10, cerca de la plaza Zanbaq en el área diplomática de la capital, donde se encuentran edificios oficiales y embajadas.

La fuerte explosión elevó una bola de fuego a varios metros del suelo y causó destrozos a centenares de metros de distancia.

El presidente de Afganistán, Ashraf Gani, pidió la semana pasada a todos los grupos insurgentes que respetaran la celebración del mes sagrado musulmán de Ramadán y detuvieran sus acciones armadas.

El Ejecutivo afgano ha ido perdiendo terreno ante los talibanes y otros grupos insurgentes desde el final de la misión militar de la Alianza Atlántica y en este momento apenas controla un 57% del país, según información de fuentes estadounidenses citada por Efe.