arriba Ir arriba

El español ha sido capturado en la aldea de Hussain-Khil, en el distrito de Ali-Abad, en la provincia de Kunduz, según ha afirmado el portavoz de la Policía de esa región, Mahfuzullah Akbari. Era el único extranjero en un convoy de la Cruz Roja, compuesto por dos automóviles, que realizaba el trayecto entre Mazar-e-Sharif y Kunduz, en el norte del país, cuando los vehículos fueron detenidos por un grupo de hombres armados. El resto de miembros del equipo fue puesto en libertad.

Fueron asesinados dos policías que se ocupaban de la seguridad de la delegación diplomática. Las familias de los dos policías asesinados han presentado una querella contra el embajador y el número dos de la delegación diplomática por homicidio imprudente. Les acusan de negligencia por no extremar las medidas de seguridad del edificio. La fiscalía de la Audiencia Nacional cree que los diplomáticos españoles no tienen responsabilidad penal en el atentado, que lleva la firma de un grupo Talibán. El atentado comenzó cuando un terrorista suicida explosionó un coche bomba a la entrada de la embajada. A partir de ahí, tres terroristas con armamento militar entraron en la delegación y mataron al policía Jorge García Tudela. Después, se atrincheraron en una azotea próxima y dispararon contra el otro agente, Isidro Gabino, al que hirieron de muerte en el patio. Aun así, el agente Juan Luis García se expuso al fuego enemigo para sacar a su compañero del patio y consiguió llevarlo a un hospital, donde murió. Aunque los cuatro terroristas murieron en el atentado, la fiscalía sigue investigando para identificar a los ideólogos del ataque.

Desde la caída del régimen de los talibanes en Afganistán se han producido avances en el reconocimiento de los derechos de la mujer, incluso la Constitución reconoce la igualdad de derechos entre hombres y mujeres; pero la realidad es bien distinta, porque en la práctica las mujeres no tienen casi ningún derecho y los hombres deciden sobre sus vidas.
 

Un comando talibán ha atacado este lunes con un camión-bomba, un hotel situado en el principal complejo occidental de Kabul, en Afganistán. El asalto ha durado varias horas. Han muerto un policía y los tres atacantes. La explosión, potente incluso para lo que es habitual en los atentados en Kabul, ha sacudido la capital de Afganistán. Los talibanes afganos ha reivindicado el ataque, cuyo objetivo ha sido un hotel usado por servicios militares y de logística extranjeros. Las imágenes de las agencias internacionales muestran un profundo cráter en el lugar de la explosión, que ha provocado también cortes de electricidad en varias áreas de la ciudad. En el recinto atacado, un gran complejo con residencias, se encontraban varios extranjeros, aunque ninguno de ellos ha resultado herido.