arriba Ir arriba

La aerolínea British Airways (BA) ha vuelto a operar sus vuelos casi con normalidad este lunes después de que el sábado un fallo informático provocara la cancelación de su programa de vuelos y el caos en aeropuertos de todo el mundo. Según datos proporcionados por el consejero delegado de la compañía, el español Álex Cruz, en una entrevista a la BBC, se han visto afectados hasta el momento 75.000 pasajeros en 170 aeropuertos de 70 países. Cruz ha descartado dimitir.

En Londres, el aeropuerto de Heathrow se ha visto obligado a desviar sus operaciones al de Gatwick. Las pérdidas para la compañía se estiman en 40 millones de euros diarios. Los sindicatos echan la culpa a los despidos y la externalización de personal pero la dirección asegura que en ningún momento se ha comprometido la seguridad de los sistemas informáticos.

El gobierno de Donald Trump va más allá en su control de la inmigración y prohíbe que los pasajeros que enmbarquen en vuelos desde distintos países de mayoría musulmana de Oriente Medio y África puedan subir a la cabina aparatos electrónicos de mayor tamaño que un móvil. La norma afecta a unos 50 vuelos diarios hacia Estados Unidos procedentes de 10 aeropuertos internacionales.

En Francia, la investigacion policial no ha encontrado vínculos yihadistas al agresor de una soldado en el aeropuerto de Orly, en París. El hombre fue abatido y la autopsia revela que estaba bajo los efectos del alcohol y las drogas. Los atentados promovidos, directa o indirectamente desde grupos yihadistas o cometido por los llamados " lobos solitarios" están teniendo también un efecto de reclamo al que acuden personas con trastornos mentales o emocionales. Sin relación real con el terrorismo.