arriba Ir arriba
  • Aena, ENAIRE y los sindicatos se reúnen este lunes para acercar posturas
  • Las empresas públicas, de acuerdo con subir salarios y aumentar personal
  • Aena y ENAIRE señalan que es Hacienda quien tiene que mover ficha ahora
  • Tras reunirse este lunes, el nuevo encuentro será el próximo 29 de agosto
  • Si no hay soluciones entonces, los sindicatos mantendrán la huelga

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, considera un "paso adelante" el hecho de que el Gobierno reconozca que hay un problema con las contrataciones privadas. En el Diario de las 2 explica que lo que hay que hacer es encontrar el encaje de esos trabajadores en el marco del convenio colectivo. "Es necesario hablar de cuestiones como los turnos o la formación". Para ello es necesario poner encima de la mesa la modificación de la ley de contratos del Estado, dice.

El Gobierno ha aprobado la puesta en marcha de un laudo arbitral de obligado cumplimiento para solucionar el conflicto del aeropuerto de Barcelona-El Prat. "Dado que ya no hay otra vía que el arbitraje, el Gobierno, después de analizar la situación el Consejo de Ministros, ha acordado establecer un arbitraje obligatorio como medio para solucionar la huelga", ha anunciado el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna.
En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros extraordinario celebrado este miércoles por la tarde, el titular de Fomento ha explicado que las partes tendrán un plazo máximo de 24 horas desde la notificación del acuerdo para elegir a un mediador.
En el caso de que no lo consigan, Fomento asignará a una persona en las 24 horas siguientes que someterá a las partes para que formulen sus alegaciones. El árbitro designado tendrá un plazo máximo de diez días para tomar una decisión que tiene que ser acatada por ambas partes, aunque puede ser recurrida ante la Justicia.

El segundo día de huelga indefinida de los trabajadores de los controles de seguridad en el Aeropuerto de Barcelona-El Prat, contratados por Eulen, se desarrolla con normalidad y prácticamente sin colas por la presencia de la Guardia Civil que, como este lunes, participa en las tareas de revisión de equipajes y control del arco de metales, según informa Efe. Esta intervención está siendo criticada por los sindicatos y la oposición por suponer una "violación" del derecho a la huelga mientras que el Gobierno la justifica por razones de "seguridad y orden público".

La presencia de la Guardia Civil en los controles de seguridad del Aeropuerto de Barcelona-El Prat ha reducido el impacto de la huelga de 24 horas indefinida de los trabajadores de Eulen con colas habituales para un día normal de agosto e inferiores a las registradas en los paros parciales. La huelga ha empezado este lunes a medianoche después de que este domingo rechazaran por segunda vez la propuesta de mediación de la Generalitat y se mantendrá hasta que haya laudo arbitral, según ha anunciado el comité de huelga en esta primera jornada.
Los guardias civiles están presentes en los filtros de control de pasajeros y comparten con los empleados de Eulen tareas ejecutivas y no solo de vigilancia, como venían haciendo hasta ahora. Los agentes están participando de forma activa en la revisión de equipajes, la petición de la documentación de embarque y control del pase por el arco de seguridad, según informa Efe.
Los sindicatos han denunciado que se está "violando" el derecho a la huelga. El comité ha presentado, de hecho, varias denuncias ante la Inspección de Trabajo en este sentido. El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha rechazado esas acusaciones, ha asegurado que existe "un escrupuloso respeto del derecho a la huelga" y ha subrayado que El Prat "ha recobrado la normalidad". En rueda de prensa, además, el titular de Fomento ha anunciado que este miércoles habrá un Consejo de Ministros extraordinario para tratar la situación y avanzar en el laudo arbitral obligatorio.

El Gobierno celebrará un Consejo de Ministros extraordinario este miércoles por la tarde para analizar la situación en el aeropuerto de El Prat tras la convocatoria de la huelga indefinida de los vigilantes de Eulen.
Así lo ha confirmado el ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, en una rueda de prensa en Barcelona después de presidir la primera reunión de la comisión de seguimiento de la huelga indefinida de los vigilantes de Eulen en el aeropuerto de El Prat.
De la Serna ha negado "rotundamente" que se hayan ejercido presiones sobre los trabajadores de Eulen, ni sobre "ninguna de las partes" del conflicto laboral para que aceptaran la propuesta de la Generalitat en el proceso de mediación. También ha destacado la "normalidad" en el aeropuerto barcelonés durante este primer día de huelga general de los trabajadores de los arcos de seguridad.

  • La Generalitat proponía 2.400 euros más al año repartidos en 12 pagas de 200
  • La subida planteada por el Govern como mediador había sido aceptada por Eulen
  • Los trabajadores votan negociar una subida de 3.750 euros (250 euros en 15 pagas) 
  • Este viernes y domingo habrá paros parciales, y huelga indefinida a partir del lunes
  • El Gobierno no descarta que la Guardia Civil asuma la seguridad del aeropuerto

Los cerca de 350 trabajadores de Eulen en el Aeropuerto de El Prat están convocados este jueves a una asamblea durante todo el día para votar si aceptan la propuesta elaborada por la Generalitat como mediadora en el conflicto y si desconvocan la huelga, tanto la parcial de este viernes y el domingo como la indefinida y total prevista a partir del lunes.
La asamblea, que se celebrará en El Prat de Llobregat, empezará a las 11:00 horas y acabará a las 19:00 horas, tras lo que se hará un recuento de los votos y se conocerá si finaliza el conflicto que lleva semanas provocando largas colas en los filtros de seguridad del Aeropuerto de Barcelona.