Anterior Cinco comedias de distintos estilos y décadas, la próxima semana en Historia de nuestro cine Siguiente Este martes, Claudia busca a su verdadero padre Arriba Ir arriba
La Noche Temática - Adictos al juego - Avance

La noche temática - Adictos al juego

  • Las máquinas tragaperras pueden llegar a crear una adicción extrema

  • ¿Dónde radica el problema, en las personas o en las máquinas?

  • La adicción al póker en línea aumenta cada vez más

  • Sólo un 1% de los jugadores de póker logran vivir de él

|

Las máquinas tragaperras pueden llegar a crear una adicción extrema, pero ¿dónde radica el problema, en las personas o en las máquinas? Diseñadas para manipular y de fácil acceso, su falta de control hace de los más vulnerables, sus víctimas. La adicción al póker en línea aumenta cada vez más. Es un mundo oscuro en el que existe una delgada línea entre poder ganarse la vida con él o perderlo todo. Sólo un 1% de los jugadores de póker logran vivir de él.

Hoy, La Noche Temática nos enseña el mecanismo de la adicción a los juegos de azar.

La máquina de la adicción (+16)

Comenzamos la emisión con el documental australiano del año 2015, “La máquina de la adicción”. Con una duración de 52 minutos, está dirigido por Jane Manning y producido por Ka Ching.

Tendemos a pensar que la gente juega a las máquinas tragaperras para conseguir el bote, pero las probabilidades de ganar son inferiores a las de casi cualquier otro tipo de juego de azar. Entonces, ¿las máquinas de póker proporcionan algo más? Llamadas la cocaína del juego o morfina electrónica producen en el cerebro una válvula de escape para el estrés y la depresión.

Adictos al juego Adictos al juego

Las tragaperras son máquinas cuidadosamente programadas para crear adicción. El matemático recompensa al jugador lo suficiente para que siga jugando, mientras se asegura de que la máquina vaya siempre ganando, de acuerdo a un cálculo denominado “porcentaje de retorno”. Estas máquinas pueden llegar a originar comportamientos extremos para conseguir más dinero dando lugar a la ludopatía.

La noche temática - Así empieza: 'La máquina de la adicción'

El Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales ha sido la referencia de la medicina psiquiátrica durante más de sesenta años. En su última edición, publicada tras diez años de investigación, la ludopatía se incluyó en el capítulo dedicado al abuso de sustancias. Fue la primera vez en la historia que el Manual equiparaba una “no sustancia” a la nicotina, la heroína y la cocaína.

Proyecto muerto (+16)

Continuamos la emisión con el documental del año 2013, “Proyecto muerto”. De nacionalidad estadounidense y con una duración de 76 minutos, está dirigido por Mike Weeks y producido por Bread Bag Boot LLC.

Dusty es un profesional del póker en línea que se ha convertido en millonario. Es conocido principalmente por su nombre de usuario: Leatherass. Dusty ha ganado más de cuatro millones de dólares en siete años. Michael es adicto y el juego le ha llevado a la ruina económica y personal. Dos vidas unidas por el póker y separadas por cómo saber o no controlar las emociones dentro del juego y gestionarlo de forma responsable.

Adictos al juego Adictos al juego

Con la explosión del póker en línea los casos de ludópatas se han disparado. La adicción a este juego hace un recableado del circuito del placer en el cerebro para que libere dopamina y siempre quiera más.

La mayor parte de los adultos de nuestra población han jugado a juegos de azar; la mayoría no tiene ningún problema. Cuando se desarrolla un problema, se desarrolla en el transcurso del tiempo. Y la fase inicial es de excitación y de recreación en el juego. Lo que ocurre, sin embargo, es que aquello que era divertido, era relajado y era infrecuente, se convierte en más frecuente, más intenso y más determinado. Para diagnosticar trastorno de ludopatía, un psicólogo puede hacer al paciente una serie de diez preguntas, si cinco o más preguntas obtienen un “sí”, se diagnosticará trastorno de ludopatía.

La noche temática - Así empieza: 'Proyecto muerto'

El póker también se ha convertido en un negocio para muchos y la corrupción puede estar presente si no existe una regulación eficaz. La forma más generalizada consiste en llamar a un amigo, sentarse en la misma mesa virtual, y convertir la partida en un juego de equipo. Compartir las cartas de inicio sin destapar, atacar en equipo a otros jugadores de la mesa o protegerse mutuamente regalándose las fichas es una práctica habitual en el mundo del póker online. Aunque los sitios web tratan de vigilar este tipo de comportamientos, son difíciles de detectar.