Enlaces accesibilidad

Pon un sorbete en tu mesa de Navidad

  • Te proponemos bebidas digestivas para servir entre plato y plato
  • Los sorbetes son también una buena opción para el postre o el brindis
  • Naranja, mango, fresas, uva o frambuesas y cava, elige tu receta

Por
Saber cocinar - Postres - Sorbete de piña

El chef Sergio Fernádez tiene en su recetario una lista de sorbetes preferidos para aligerar los copiosos menús navideños.

Son bebidas digestivas, ideales para servir entre plato y plato, como postre o la hora del brindis. ¡Feliz 2016!

Sorbete de naranja o mandarina y cava

Pelar una pieza de naranja o dos de mandarina por persona y meter los gajos al congelador. Cuando se hayan congelado, triturarlos en la licuadora con un chorrito de cava, 2 hojas de menta y un poco azúcar para corregir el exceso de acidez.

Un sencillo, refrescante y perfecto anticipo del plato fuerte de la velada.

Sorbete exprés con mango

Trocear un mango y desgajar 6 mandarinas. Añadir 50 gramos de azúcar, un poco de polvo de vainilla y un chirrín de jengibre. Dejar macerar la fruta y meterla en el congelador hasta que todo esté completamente helado.

Llegado el momento, introducir la fruta congelada en el vaso de la batidora, incorporar el cava, triturar la mezcla y servir este delicioso sorbete de mango recién licuado.

Sorbete de fresa

Trocear unas fresas antes de congelarlas. Tener en cuenta, que para cada copa de sorbete necesitareis 100 gramos de fresas y una cucharada de azúcar. Una vez congeladas, mezclar las fresas con el azúcar y un poco de cava y triturarlas con la batidora. En un minuto habréis preparado un riquísimo sorbete de fresas.

Sorbete de cítricos

Poner a cocer un vaso de agua con 200 g de azúcar durante 12 minutos hasta que éste almíbar espese y resulte denso. Dejar que se enfríe y reservalo.

Aparte, montar 3 claras de huevo a punto de nieve y agregar poco a poco el almíbar sin dejar de batir. Una vez listo el merengue, añadir un vaso de zumo de limón, naranja, pomelo o lima y un poco de ralladura del cítrico que hayáis escogido.

Rellenar con esta preparación unas copas de helado y meterlas en el congelador. Durante el proceso de congelación remover de vez en cuando la mezcla con un tenedor para que quede más cremosa.

Bien frío, este sorbete es un postre perfecto para ir haciendo hueco a los dulces navideños que nunca deben faltar en nuestra mesa.

Sorbete de uva

Congelar unas cuantas uvas en una bolsa. Una vez congeladas, primero golpear un poco la bolsa para que se separen las uvas y después echarlas en un bol, en el que, además, debéis añadir unas dos cucharadas de azúcar y un poco de cava (o mosto si no quieres alcohol). Después sólo queda batir la mezcla y en unos minutos tendréis un sorbete muy navideño listo para servir de postre.

Granizado de frambuesas y cava

Lavar y secar 200 g de frambuesas antes de meterlas en el congelador.

Una vez congeladas, mezclarlas con 30 g de azúcar, unos 60 cl de cava y el zumo de una naranja. Triturar todo en la batidora hasta conseguir una crema granate, aromatizarla con las semillas del interior de la vaina de una rama de vainilla y servir el granizado en copas de cóctel inmediatamente, para evitar que se descongele.

Televisión

anterior siguiente