Anterior Chuletón perfecto con patatas duquesa Siguiente Paula cuelga el delantal, el peor plato de la historia y un viaje al pasado Arriba Ir arriba
El Escarabajo Verde - El Ebro entre dos aguas

El Ebro entre dos aguas

  • Escuchamos el descontento de algunos colectivos ante el nuevo plan hidrológico de la cuenca del Ebro

  • Uno de los puntos más novedosos del plan es que fija por primera vez unos caudales ecológicos para garantizar el equilibrio ambiental

  • Para diferentes plataformas ciudadanas y entidades ecologistas, representa una agresión para la cuenca

|

Un documental de Dunia Ramiro y Julio de la Parra
Imagen y sonido: Cristian Marín, Ilde Urban, Xavier Pedro
Montaje: David Escusa, Antoni Tomas
Sonorización: David Beltran

 

El Escarabajo Verde se acerca a tierras bañadas por el Ebro para escuchar el descontento de algunos colectivos ante el nuevo plan hidrológico de la cuenca del Ebro. Paradójicamente, uno de los puntos más novedosos del plan es que fija por primera vez unos caudales ecológicos necesarios para garantizar el equilibrio ambiental y socioeconómico de la zona. Sin embargo, para diferentes plataformas ciudadanas y entidades ecologistas, representa una agresión para la cuenca.

A lo largo de estos últimos 16 años, El Escarabajo Verde se ha hecho eco en repetidas ocasiones de las polémicas que levantan las aguas del Ebro. Esta vez lo que nos acerca hasta allí es la aprobación del plan hidrológico de su cuenca. En un pequeño local de Tortosa, Tarragona, miembros de la Plataforma en Defensa del Ebro (PDE) dicen que el régimen de caudales del nuevo plan es insuficiente para garantizar la supervivencia del Delta.

Un caudal ecológico se puede medir analizando diferentes factores. En concreto, hay un estudio del IRTA de la Generalitat de Catalunya que lo ha analiza a partir de los peces que habitan el Ebro. Para ello, utilizan técnicas como la pesca eléctrica, tal y como veremos a bordo de la barca del IRTA. El estudio concluye que el caudal ecológico fijado para ese tramo del río es insuficiente para el buen estado de los peces. Además, Rafael Sánchez, asesor de recursos hídricos y ecología de la Comisión Europea y las Naciones Unidas, asegura que hay otros factores que ponen el río como el considerable aumento de hectáreas de regadío y la construcción de nuevas presas.

En su travesía río arriba, nuestro equipo descubrirá otros ejemplos medioambientales que se verían afectados por plan, como la construcción de la presa del río Bergantes en Aguaviva, Teruel, o los trabajos de recuperación de la margaritífera auricularia, la náyade de río de mayor tamaño de Europa, hoy extinta en los grandes ríos europeos menos en el Ebro y, en menor medida, en Francia.
 
Pero para la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), el nuevo plan es un motor de desarrollo sostenible y responde a los objetivos de la Directiva Marco del Agua para alcanzar el buen estado de las masas de agua. Xavier de Pedro Bonet, presidente de la CHE, asegura que el plan mantiene un claro compromiso hacia el medio ambiente reflejado en actuaciones como fijar por primera vez el caudal ecológico en 41 puntos y reducir los contaminantes de la agricultura, industrias y núcleos urbanos.

A pocos quilómetros de Zaragoza, navegamos descubriendo parajes inhóspitos del Ebro. Desde un recóndito galacho, el profesor emérito de economía aplicada de la Universidad de Zaragoza, Pedro Arrojo, advierte de que los planes de cuenca aprobados recientemente para los principales ríos de España responden a una política de privatización del agua en nuestro país.