Enlaces accesibilidad

Pasteles de Belém

Por
MasterChef - Pasteles de Belém

                                                                                               

Ingredientes Preparación
           
  • Para la masa
  • Hojaldre
  • Mantequilla
  • Crema Pastelera
  • 250 gr de nata con 35% de materia grasa
  • 60 gr de azúcar glas (preferiblemente, pero se puede usar del granulado o algún moreno para darle un toque personal)
  • 1/2  de la ralladura de un limón
  • 1 y 1/2  rama de canela      
  • 1 y 1/2 rama de vainilla  
           
           
  1. Cogemos unos moldes metálicos a poder ser (del tipo de los flanes y si es un poco más bajo mejor) y lo untamos con un poco de mantequilla, que brille el molde. Cuando esto este hecho preparamos el hojaldre y disponemos una lamina y la untamos con una capa fina de mantequilla y encima otra capa de hojaldre y ponemos otra de mantequilla. Cuando esto este hecho lo enrollamos y cortamos trozos de dos y medio tres centímetros dependiendo del molde donde lo hagamos. Los ponemos en los moldes engrasados y aplastamos el centro hacia abajo. Después con el dedo pulgar vamos estirando la masa uniformemente por todo el molde llegando al ras de éstos y un poco mas
  2. Infusionamos en la nata la canela, el limón y la vainilla. Mientras lo calentamos todo batimos los huevos con el azúcar y lo disolvemos; mezclamos con un poco de nata fría. Una vez haya roto a hervir sacamos los sólidos y vertemos poco en los huevos sin parar de batir. Cuando este incorporado lo devolvemos a la olla y lo dejamos que espese sin parar de batir para que no se agarre en la base. Una vez espesada la dejamos enfriar aunque la podemos usar templada.
  3. Cuando la tengamos vamos llenando el hojaldre hasta la mitad y un poco mas con un cacillo y las metemos en el horno a la máxima temperatura y el resultado final es cuando vemos que la crema ha suflado y se han turrado bastante por arriba; esto suele tardar de 15 a 30 minutos aproximadamente. Si vemos que unos se doran antes que otros  vamos moviendo la bandeja para que queden uniformes y unos no más crudos que otros. Una vez transcurrido el tiempo los sacamos del horno, desmoldamos y espolvoreamos con un poco de canela en polvo. Se recomienda comer templados, pero es cuestión de gusto.    
           

Televisión

anterior siguiente