Los anuncios de tu vida

Vamos que nos vamos...el placer de viajar

Los Anuncios de tu vida / RTVE.es 

A lo largo de este viaje por Los Anuncios de tu vida vemos, a través de la publicidad, que antes lo de salir fuera era todo un acontecimiento. Unos lo hacían por necesidad y otros porque tenían poder adquisitivo. Ahora el desplazarse está al alcance de todos y se ha convertido en un placer.

En los años 60, la publicidad abrió una ventana a los españoles para que pudieran asomarse al mundo. En aquel entonces, era la única manera de cruzar el charco y disfrutar la modernidad. Era la única manera de poder pasear por ciudades como París o Londres

Los medios de transporte en los anuncios

El avión lo conocimos a través de spots que contaban lo seguro que era. En general, había miedo a volar. Quizás por lo desconocido. En el siglo XXI ya todos sabemos que es el medio más fiable del mundo, así que las aerolíneas nos conquistan con la emoción. Antes escuchábamos “Iberia, la única compañía donde el avión recibe más atenciones que usted”. Hoy día la misma compañía nos “lleva hasta el corazón de nuestras madres”.

Y el tren, ¿se acuerdan de los que echaban humo y pasaban cada media hora? Esa media hora permitía aquellas despedidas eternas en medio de los andenes.

Sin lugar a dudas, el medio de transporte por excelencia en España y que no podía faltar en esta viaje por Los Anuncios de tu vida es el coche. Al volante nos han ocurrido muchas cosas que recogen numerosos anuncios, sobre todo cuando salimos o volvemos de viaje. Con él podemos viajar hasta rincones inhóspitos, es cómodo porque llevamos media casa a cuestas y en él hemos sido víctimas de atascos infernales, pero siempre con la ilusión de que cuando acabe la cola llegaremos a buen puerto. Aunque también tenemos que ser conscientes del peligro de la carretera. Las "imprudencias se pagan caras", es uno de los eslóganes utilizados por la Dirección General de Tráfico en las distintas campañas que ha puesto en marcha durante décadas y de las que también hacemos un repaso en este sexto programa de Los Anuncios de tu vida.

Conseguir cerrar la maleta

Lo mejor antes de partir es preparar la maleta. Nerviosos e ilusionados ante lo que nos espera por descubrir metemos de todo lo innecesario en ella. Una vez volvemos a casa después del viaje traemos con nosotros la colección de fotografías que padecen nuestros familiares y amigos cuando los reunimos el día de la gran exposición. ¿Quién no ha sido víctima alguna vez de una sesión maratoniana de 3.000 diapositivas de un viaje, por ejemplo, a la Patagonia?
Viajar por amor
También los viajes tienen esa parte emocionante de los encuentros y despedidas. Han sido argumento de muchas películas publicitarias que vemos en este programa. Recordamos una campaña que nos ha hecho derramar alguna lágrima cada Navidad desde hace décadas y en la memoria de todos está su famoso jingle: “Vuelve a casa vuelve, por Navidad…”.

El humor de Quequé

A este viaje no faltará Quequé. El humorista viene como cada semana con su colección de anuncios para destripar y analizar con su particular punto de vista. Además pone a prueba nuestra imaginación con la sección "Adivinar anuncios".

Espacio reservado para promoción
cid:44310