Enlaces accesibilidad

PP y Vox se alejan del acuerdo para repartirse con Ciudadanos cuatro puestos de la Mesa del Congreso

  • El PP ofrece sus votos a Vox y a Cs para que ambos entren en este órgano con un puesto cada uno y dos para los populares
  • Vox insiste en que le corresponden dos puestos y rechaza ceder uno de ellos a Ciudadanos para que tenga representación

Por
PP y Vox se alejan del acuerdo para repartirse con Ciudadanos cuatro puestos de la Mesa del Congreso

Vox no acepta una oferta del PP para que ambos partidos y Ciudadanos estén representados en la Mesa del Congreso de los Diputados con un total de cuatro puestos. Los populares ofrecían sus votos para que un puesto fuera para la formación de Santiago Abascal, otro para el partido naranja y los populares se quedaran con dos asientos. Sin embargo, Vox considera que, con sus 52 diputados, le corresponden dos puestos en este órgano, por lo que se niega a ceder uno para que el otro se lo lleve Ciudadanos.

Fuentes de Vox han informado a Efe que han transmitido tanto a los populares como a Ciudadanos que sus 52 diputados votarán este martes, a sus propios candidatos cuando se forme la Mesa. Los dos puestos quen pretende conseguir, una vicepresidencia y una secretaría, no son negociables para ellos, según las mismas fuentes.

En el PP, fuentes consultadas indican que nadie de Vox les ha informado en ese sentido, pero reconocen que el partido de Santiago Abascal no quiere dar a Cs uno de los dos puestos que pretende lograr como tercera fuerza política de la Cámara. Destacan también que seguirán negociando "hasta el último minuto" pese a las dificultades para el entendimiento.

El PP quería trasladar con su oferta su estrategia de "España Suma", fallida en las elecciones, a las instituciones. Por ello, este lunes el presidente del partido, Pablo Casado, ha asegurado que facilitará que el partido 'naranja' esté en la negociación con el partido de Santiago Abascal para tener ambos representación en el órgano de gobierno de la Cámara Baja. 

Casado pretende que la formación de Inés Arrimadas, que solo cuenta con diez escaños en el Congreso tras su desplome en las elecciones del 10N, entre en el reparto de los asientos de la Mesa y ha subrayado, respecto a Vox -que tiene 52 escaños- que no quiere "cordones sanitarios", por lo que no ayudará a PSOE y Unidas Podemos para excluir a este partido.

14 horas - Casado ofrece los votos del PP a Vox y Cs para la Mesa del Congreso

Vox se quedaría previsiblemente sin presencia en la Mesa

Sin pactos para el trasvase de papeletas con el PP y con Cs, la entrada de Vox en la Mesa depende sólo de que las demás fuerzas del bloque del PSOE-Unidas Podemos-partidos independentistas y nacionalistas se decanten por candidatos distintos, algo ahora mismo poco probable.
Porque desde el PNV y desde otras organizaciones, caso de JxCat, Más País o PRC, han expresado su predisposición a pactar con los socialistas las votaciones y provocar así que Vox no acceda a la Mesa.

El martes se resolverá qué diputados de qué fuerzas políticas integran el órgano que gobierna el Congreso. El PSOE postula a tres candidatos: a Meritxell Batet para la Presidencia, a Alfonso Rodríguez Gómez de Celis para una vicepresidencia y a Sofía Hernanz para una secretaría; el PP propone a Ana Pastor y a Adolfo Suárez Illana, en tanto que Unidas Podemos y Vox no han desvelado aún las identidades de sus aspirantes.
Las combinaciones pueden ser diversas, aunque se moverán sobre dos certezas: el bloque de izquierdas tendrá la mayoría sobre el de derechas, cinco sobre cuatro.

Si PP, Vox, Cs y Navarra Suma hubieran acordado trasvasarse papeletas para, en las votaciones, conseguir representación en la Mesa, muy probablemente habrían logrado cuatro puestos.

Ciudadanos requiere el apoyo de uno o varios grupos

La portavoz de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha explicado en rueda de prensa en el Congreso que su candidato para la Mesa, José María Espejo-Saavedra, está manteniendo conversaciones para buscar apoyos a su candidatura, pero de momento, "no hay resultados novedosos".

Ciudadanos, que en la anterior legislatura contó con dos puestos en la Mesa, ahora ya sólo tiene diez diputados, con lo que requiere del respaldo de uno o varios grupos más para sumar al menos casi medio centenar de votos y así poder tener representación.

Acerca de la negociación sobre la Mesa del Congreso, Arrimadas ha augurado que durará "hasta el último minuto", dando a entender que pueden prolongarse hasta primera hora de este martes, poco antes de las votaciones para elegir a sus miembros. Y aunque no ha desvelado con quién está negociando, ha subrayado que si en el pasado el PNV y CiU estuvieron en la Mesa teniendo muchos menos votos que Ciudadanos, su formación tiene todo el derecho a luchar por formar parte de este órgano.

Noticias

anterior siguiente