Enlaces accesibilidad

Juicio Diana Quer

El Chicle utiliza la última palabra en el juicio por el crimen de Diana Quer para "pedir nuevamente perdón"

  • "Hasta le han privado de nombre y apellidos", ha advertido la letrada sobre las referencias a él como El Chicle
  • La abogada de oficio cuestiona "el rigor" de las declaraciones de los forenses y de los investigadores de la Guardia Civil

Por
La defensa de El Chicle insiste en que la muerte de Diana Quer fue un "homicidio doloso" que "no justifica la prisión permanente"

El único acusado por el crimen de Diana Quer, José Enrique Abuín Gey, alias El Chicle, para el que Fiscalía y acusación particular piden prisión permanente revisable por asesinato, violación y detención ilegal, ha utilizado su derecho a la última palabra en el juicio con jurado para "pedir nuevamente perdón" y ha asegurado que no tiene "nada que añadir" al alegato final de su abogada.

Como ya había reflejado en su escrito de calificación, la defensa de Abuín, que ejerce la abogada de oficio Fernanda Álvarez, únicamente acepta la acusación de homicidio imprudente o, con carácter subsidiario, con dolo eventual, si se considera que El Chicle fue consciente de la fuerza ejercida sobre la joven madrileña de 18 años, ya que su defendido admitió haber matado a la joven pero aseguró que no era su intención. De hecho, la letrada ha pedido ante el jurado discernir entre "un violador" y "un ligón baboso" que acaba por accidente con una vida.

La letrada ha cuestionado el rigor de las declaraciones de los forenses, que ha calificado como "farsa", así como el testimonio de los expertos de la Guardia Civil y ha llegado a asegurar que "se ha mentido" para acusar a su cliente y que prueba de ello son las "contradicciones" sobre las medidas de la brida, que los forenses consideran el arma homicida, y sobre el lugar exacto de A Pobra do Caramiñal donde estaba la joven cuando el acusado la abordó. 

En sus conclusiones finales, Fernanda Álvarez ha lamentado que en esta vista oral, bajo su criterio, haya primado literalmente la apariencia sobre la realidad y la intuición sobre la prueba y se ha preguntado si "no nos habremos 'sobresugestionado' con el morbo de los medios de comunicación".

La defensa de Abuín cuestiona la instrucción del caso

"No hay ninguna prueba rigurosa de que José Enrique la hubiera violado y asesinado. Lo que hay son ganas de incriminar", ha subrayado, y ha arremetido contra la instrucción "menos rigurosa" de las que haya visto.

Fernanda Álvarez ha cargado contra los medios de comunicación en su informe final ante la Audiencia Provincial de A Coruña porque, según ella, han "tratado" a su cliente como a un "monstruo" y ha mantenido que no hay "pruebas" sino "una obsesión" por llevar a su defendido a la prisión permanente revisable.

"Se le ha privado de nombre y apellido. Se le ha tratado como un monstruo por parte de los medios de comunicación", ha dicho en la Audiencia de A Coruña, y ha lamentado la "incomprensión social terrible" que se sufre por parte de la prensa, radio y televisión que han "agitado el odio".

La defensa de El Chicle acusa a la prensa en su alegato final de tratar a su cliente "como un monstruo"

La letrada ha llegado a denunciar que ella misma, desde que decidió asumir la defensa de Abuín en enero de 2018, ha "padecido una presión social insufrible" que le ha causado "mucho daño" por la "toxicidad de los medios" y que la han "insultado y denigrado como persona, mujer y abogada "por cumplir con un deber profesional".

"El dolor permanente no justifica la prisión permanente"

"Me he dado cuenta de que estamos en una sociedad muy pobre en valores democráticos. Lejos de salvaguardar derechos fundamentales los están destruyendo. Y si empezamos a bombardear las garantías de este sistema, ¡que Dios nos coja confesados!, porque hoy está aquí José Enrique, pero mañana podemos estar cualquiera de nosotros", ha expuesto.

Según la letrada, no ha habido un procedimiento justo, porque "los medios de comunicación se han dedicado a repartir las piedrecitas para que llegado el momento se lapide al Chicle. Eso vende".

Posteriormente ha mostrado su respeto a la familia de Diana Quer: "Esta defensa no es insensible y ajena al dolor de la familia. Hemos reconocido que mi defendido no es inocente, es culpable. Es el responsable de la muerte de Diana y eso es un dolor infinito y permanente".

En todo caso, ha apuntado Álvarez, "eso no justifica" la pena de prisión permanente revisable que reclaman tanto el Ministerio Fiscal como la acusación particular, según ha señalado, porque "el dolor permanente" que su cliente ha causado a la familia de la joven, "no justifica la prisión permanente".

La defensa mantiene que no hubo violación

En su alegato, la letrada ha cuestionado además el rigor de otros procesos judiciales contra su cliente, por la agresión sexual que denunció su excuñada en 2005, caso reabierto y pendiente de juicio, y por el intento de agresión sexual contra otra joven en Boiro, por el que ya ha sido condenado a cinco años de prisión. "¿Como se puede estar con el violador de la hermana? es que realmente no hubo tal violación", ha sentenciado. 

También ha asegurado que el hecho de que el cuerpo estuviera desnudo no prueba que hubiese violación y que el acusado se deshizo de la ropa de la joven porque podía "tener vestigios" al haber tenido "contacto directo" con ella.  

La defensa de Abuín ha mantenido en sus conclusiones la segunda versión que el acusado mantuvo ante la Guardia Civil, que asfixió a Diana con sus manos porque temió que lo delatara ante la Guardia Civil al haberle descubierto robando gasóil de los feriantes, y que no violó a la joven. "La versión del acusado ha quedado demostrada y lo que no ha quedado demostrado es la versión de las acusaciones", ha sentenciado la letrada.

En su primer testimonio ante los agentes aseguró que había atropellado accidentalmente a la joven, una posibilidad descartada tras la autopsia, que consideraba la asfixia por estangulamiento como causa de la muerte. En su declaración ante el tribunal en la primera jornada del juicio con jurado popular que ahora queda visto para sentencia, el acusado aseguró que no quería matarla

Noticias

anterior siguiente