Enlaces accesibilidad

Elecciones 2019

Pedro Sánchez, un ave fénix político con las investiduras como talón de aquiles

  • Fracasada su investidura tras ganar el 28A, ha hecho historia con la exhumación de Franco pero Cataluña le puede pasar factura
  • Especial: Elecciones generales 2019

Por
 El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez
El presidente del Gobierno en funciones y candidato del PSOE, Pedro Sánchez. cropper

BIOGRAFÍA

Lugar y fecha de nacimiento: Madrid, 1972.

Formación:  Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales y doctor en Economía y Empresa.

Años en política: Concejal entre 2004 y 2008; y diputado de 2009 hasta 2016. Secretario general del PSOE desde 2014, con interrupción entre 2016-2017; presidente del Gobierno desde 2018 -en funciones desde septiembre-.

Pedro Sánchez es el único candidato que ha saboreado la presidencia del Gobierno y parte hacia las elecciones generales del 10N con esa ventaja de quien está en el poder. La suya ha sido una enrevesada trayectoria de muertes y resurrecciones, de éxitos y fracasos en apenas cinco años frenéticos. Sin embargo, todavía tiene un frente por conquistar, el de recabar el apoyo del Congreso en un debate de investidura tras unas elecciones.

A sus 47 años, Sánchez, casado y con dos hijas, se presenta a sus cuartas elecciones generales (2015, 2016, 2019 y 2019 bis) como un presidente que ya ha hecho historia sacando al dictador Francisco Franco de su mausoleo en el Valle de los Caídos. Eso sí, a la reciente exhumación no le han faltado críticas generalizadas por el momento preelectoral, por la fórmula utilizada y por “apuntarse medallas” -en palabras de Pablo Iglesias (Podemos)- por el mérito de las asociaciones por la recuperación de la memoria.

El candidato socialista viene de cosechar dos éxitos en las elecciones generales del pasado 28 de abril -con una mayoría de 123 diputados- y en las municipales, autonómicas y europeas del 26 de mayo. Pero ninguna de esas victorias le ha llevado a recabar la confianza en el Congreso de los Diputados para ser investido presidente del Gobierno en estos meses de atrás. Ante el veto que Albert Rivera (Cs) le había impuesto ya antes de las generales, los socialistas se centraron en sus conversaciones con Unidas Podemos para formar Gobierno. Fueron semanas de negociaciones tortuosas y mediatizadas que acabaron trasladándose al propio hemiciclo de la Cámara Baja durante el fallido debate de investidura de julio, día en que quedaron rotas las negociaciones. Sánchez no volvió a presentarse, el rey Felipe VI constató el bloqueo y se convocaron elecciones en septiembre para el 10 de noviembre.

Todas las encuestas le dan como ganador, pero son dos las principales cuestiones que le pueden pasar factura. La más reciente, Cataluña, que le está valiendo las críticas de PP, Cs y Vox por inacción y de Podemos y los partidos nacionalistas por falta de diálogo con el presidente catalán, Quim Torra. El otro problema para Sánchez es el de afrontar el descontento de parte de sus votantes tras el fracaso retransmitido en directo de sus negociaciones con Unidas Podemos para formar gobierno el pasado verano y la repetición electoral.

De todos, Sánchez es el candidato con más giros de guion y momentos inéditos de la esfera política -recogidos en su libro Manual de resistencia-. Secretario general del PSOE en 2014, fue derrocado por el aparato del partido en 2016 tras fracasar en su intento de ser investido presidente después de que Mariano Rajoy desistiera por el bloqueo político en la repetición electoral de ese año. El voto en contra de Podemos tumbó la investidura. Forzado a dimitir como secretario general, dejó su acta como diputado por su 'no es no' a Rajoy y se fue a recorrer España con su coche. Tras meses dado por muerto políticamente, se presentó a las primarias de 2017 y derrotó a la favorita, Susana Díaz. Es el primer candidato que se convierte en presidente del Gobierno sin tener escaño y por moción de censura contra RajoySu Gobierno ha sido el más galáctico -con fichajes como el del astronauta Pedro Duque-, feminista - once ministras- y breve de la democracia

Pedro Sánchez en tres frases

"Ni yo dormiría tranquilo ni el 95% de ciudadanos, incluso sus votantes, con Podemos en el Gobierno"

"El proyecto del resto de partidos es impedir que gobierne el PSOE"

"Si el gobierno de Rajoy fue una fábrica de independentistas, uno del PP, Cs y Vox sería una factoría"

Expectativas electorales

El barómetro preelectoral del CIS es el que otorga una ventaja más amplia al PSOE, con una mayoría de entre 133 y 150 diputados, y mayoría absoluta si sumase con Podemos o con Cs. Sin embargo, la encuesta se hizo antes de conocerse la sentencia del 'procés', que dio lugar a violentas protestas en Cataluña, y de la exhumación de Franco. Otras encuestas que sí tienen en cuenta otros factores, sin embargo, sitúan al PSOE a la baja, con unos 120 diputados, tres menos que los que tiene actualmente. Esto, sumado a la caída de Podemos también en las encuestas, podría dar al bloque de izquierdas una mayoría menor que la que ha tenido hasta ahora en el Congreso de los Diputados. 

Pero además, la ventaja del PSOE sobre la segunda fuerza se ve reducida en todos los estudios, que otorgan ya al PP un segundo puesto con alrededor de 100 diputados -en comparación de los 66 de abril- y una potente subida a Vox, que podría alcanzar el umbral de los 40 diputados. Sin embargo, aún se prevé que haya una mayoría de izquierdas en el Congreso tras el 10N ya que la subida de estos dos partidos queda contrarrestada con la fuerte caída de Ciudadanos. De cualquier forma, el escenario postelectoral se prevé de  una complejidad igual o mayor que tras el 28A y los pactos serán necesarios para conformar un Gobierno.

Noticias

anterior siguiente