Enlaces accesibilidad

Ciudadanos denuncia ante la Fiscalía las "vejaciones e insultos" a sus afiliados en el Orgullo

  • Albert Rivera vuelve a pedir la dimisión de Marlaska y carga contra el "sectarismo" del Gobierno
  • El ministro del Interior defiende que hizo una "crítica política" a una "actuación política" de quien pacta con "la extrema derecha"

Por
Ciudadanos denuncia ante la Fiscalía las "vejaciones e insultos" a sus afiliados en el Orgullo

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha anunciado en el Congreso de los Diputados que su partido va a presentar una denuncia ante la Fiscalía las "vejaciones e insultos" que sufrieron sus afiliados el sábado pasado cuando participaban en la marcha del Día del Orgullo LGTBI que se celebró en Madrid.

En una rueda de prensa, ha asegurado que se produjeron "agresiones, insultos y vejaciones" a simpatizantes de Ciudadanos durante esta manifestación, y se vieron "imágenes lamentables y deplorables", que constituyen un "sectarismo preocupante".

Rivera ha dicho que una imagen "vale más que mil palabras" y que presentarán esta denuncia ante la Fiscalía con pruebas y con escritos para respaldarla.

Además, ha registrado una petición para la comparecencia del ministro del Interior en funciones, Fernando Grande Marlaska, y ha vuelto a pedir su dimisión por decir que era ilusorio pensar que no tendría consecuencias "pactar con quien de una forma descarada, incluso obscena, trata de limitar los derechos humanos", en referencia a los acuerdos con Vox en el Ayuntamiento de Madrid.

Y ha acusado al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, de "sembrar el sectarismo" en España y de "querer volver a la trincheras ideológicas" por mantener a este ministro y por sus acuerdos con los nacionalistas y "con Batasuna" para el Gobierno de Navarra.

"A nosotros nadie nos echa de una manifestación del día de la libertad. Este es el partido de los valientes y de la libertad y, si piensan que por mucho que nos insulten y botellas que tiren, nos vamos a ir, no conocen a este partido", ha advertido sobre los incidentes en el Orgullo 2019. 

Marlaska defiende que hizo una "crítica política"

Grande-Marlaska ha respondido a la denuncia de ciudadanos afirmando que las palabras que pronunció antes de la manifestación del Orgullo no fueron más que "una crítica política a una actuación política" de quienes pactan "con un partido de extrema derecha", que propone limitar derechos.

En un acto de presentación de los aviones que España cede a la UE para la lucha contra los incendios, ha insistido en que él siempre se ha caracterizado por defender los derechos humanos y el Estado de Derecho, también el de manifestación, y que siempre también ha rechazado la violencia.

A su juicio, sus declaraciones eran críticas por pactar "con un partido de extrema derecha que no tiene objeción en proponer la limitación de los derechos humanos y no solo los del colectivo LGTBI, sino también los de las mujeres, al poner en duda la lacra de la violencia machista", ha enfatizado el ministro. Por su parte, la manifestación del Orgullo reivindicaba unos derechos que -ha dicho- "nos ha costado mucho conseguir y no podemos permitir que pongan en duda".

Y ha reiterado: "Fue crítica política a una actuación política que tiene consecuencias políticas; cualquier otra indicación sobre mis valoraciones solo puedo calificarla de interesadas".

Un informe policial, sobre Cs: "Maniobró para catalizar la atención mediática" 

TVE ha tenido acceso a un informe, con el membrete de la Policíal Nacional pero sin firma, que dice que no hubo agresiones físicas aunque sí lanzamiento de objetos no peligrosos. Los asistentes de Ciudadanos, añade este informe, no siguieron las instrucciones policiales.

El informe de la Jefatura Superior de la Policía de Madrid, que este martes ha publicado el diario El País, concluye que Ciudadanos "maniobró para catalizar la acción mediática y publicitaria" al pretender un cordón policial para asistir a la manifestación. También sostiene que "no hay constancia de que se produjeran agresiones físicas" y afea al partido naranja por "no seguir en ningún momento las instrucciones policiales".

Algunos sindicatos de la policía, entre ellos el mayoritario JUPOL, han cuestionado este informe.

Noticias

anterior siguiente