Enlaces accesibilidad

La dimisión de May aviva la inquietud ante la posibilidad de un 'Brexit' sin acuerdo

  • La UE no dará marcha atrás y Boris Johnson, favorito para suceder a May, dice que se irán "con o sin acuerdo"
  • Los Estados miembros muestran su preocupación: "El Brexit duro parece una realidad casi imposible de frenar"

Por
La primera ministra británica, Theresa May, después de anunciar su dimisión.
La primera ministra británica, Theresa May, después de anunciar su dimisión. Tolga AKMEN / AFP

La dimisión anunciada entre lágrimas este viernes por la primera ministra británica, Theresa May, que dejará el cargo el próximo 7 de junio, ha elevado la amenaza de que se produzca un Brexit duro sin alcanzar un acuerdo antes de la fecha marcada para la salida de Reino Unido de la Unión Europea, el 31 de octubre.

Los dirigentes de los Estados miembros han mostrado su preocupación ante el nuevo panorama al que se añaden las palabras del euroescéptico Boris Johnson, principal favorito para suceder a May, que ha asegurado que abandonarán la UE en ese plazo "con o sin acuerdo".

La Comisión Europea mantiene el pulso y ha dejado claro que la dimisión de la primera ministra no cambia "en nada" su posición y advierte de que no modificarán el texto del acuerdo de retirada subscrito en 2018, unas palabras que apoyó este viernes el primer ministro holandés, Mark Rutte.

Brexit duro, "casi imposible de frenar"

La preocupación es patente en los países del bloque comunitario. El primer ministro irlandés, Leo Varadkar, aseguraba que la nueva etapa en la que ahora entra el Brexit podría ser "muy peligrosa para Irlanda", ya que el denominado backstock, el salvoconducto de la UE para evitar una frontera entre las dos Irlandas y que ha supuesto el principal escollo para rechazar el acuerdo, podría desaparecer.

La portavoz del Gobierno español, Isabel Celaá, también vaticinó que ante el nuevo panorama "el Brexit duro parece en estas circunstancias una realidad casi imposible de frenar".

El francés Emmanuel Macron, en un tono más conciliador, quiso dejar patente que los votos sin planes alternativos conducen al "estancamiento" y la canciller alemana, Angela Merkel, prometió trabajar por un "Bretix ordenado".

El reto de un sucesor aún desconocido

El reto de cómo se desarrolle la nueva etapa en la que entra el Brexit deberá asumirlo el sucesor de May, cargo para el que se postulan más de una decena de candidatos, aunque desde la casilla de salida parte con gran ventaja el ex ministro de Exteriores y exalcalde de Londres Boris Johnson.

La lista está copada por políticos euroescépticos que han mantenido un discurso duro contra el plan de May, rechazado hasta en tres ocasiones por la Cámara de los Comunes británica. El Ministro de Sanidad, Matt Hancock, que ha sido el último en anunciar su candidatura este sábado.

Cinco candidatos aspiran a liderar el partido conservador británico tras la dimisión de Theresa May

Por su parte el líder opositor del partido Laborista, Jeremy Corbyn, pidió la "inmediata" convocatoria de elecciones generales, señalando en Twitter que el sucesor de May "debe dejar decidir a la gente sobre el futuro del país”.

La primera ministra se fue tras anunciar su cuarta propuesta para abandonar la UE, que contemplaba un segundo referéndum, algo que no gustó entre sus filas, en las que ha habido más de una veintena de dimisiones.

"He luchado para hacer que el Reino Unido sirva no solo a unos pocos privilegiados, sino a todo el mundo y cumplir con el resultado del referéndum", declaró May, entre lágrimas, en una comparecencia ante el 10 de Downing Street que queda para la historia como su fracaso del Brexit. "Pronto dejaré el trabajo que para mí ha sido el honor de mi vida”, añadió.

Noticias

anterior siguiente