Enlaces accesibilidad

Elecciones generales 2019

Sánchez ve "muy cerca" una mayoría que le permita gobernar en solitario frente a "una derecha" con "cero futuro"

  • Pide una gran movilización para depender de sí mismo y garantizar la estabilidad
  • Sánchez contraataca con la corrupción a quienes le llaman "mal español". Especial elecciones generales 2019

Por

Sánchez: El PSOE es el "único partido cabal" frente a "una derecha con tres siglas y cero futuro"

España tiene "muy cerca" un Gobierno socialista que dé al país "cuatro años de estabilidad" y que "dependa de su propia fuerza parlamentaria". Así lo ha afirmado este domingo el presidente del Ejecutivo y candidato socialista a las elecciones generales de 2019, Pedro Sánchez, quien ha llamado a "llenar las urnas de puños y rosas" el 28A: "No nos basta una victoria, necesitamos una gran mayoría parlamentaria que garantice la estabilidad".

El Gobierno de Sánchez será, en sus propias palabras, un Ejecutivo que "hable con todos" los partidos, pero ha advertido a los independentistas de que lo hará dentro del marco de la "Constitución y del Estatuto de Autonomía", en una clara referencia a las formaciones independentistas.

Para alcanzar un Gobierno con estas condiciones y que "apueste por las conquistas sociales", Sánchez ha pedido el voto a quienes "alguna vez han votado al PSOE, a quienes se fueron a la abstención y a quienes nunca lo han votado" seguir trabajando por la "justicia social, regeneración política y democrática y convivencia territorial".

Es una única derecha con tres siglas que proponen involución

Porque, ha insistido, el PSOE es "el único partido cabal que apuesta por el futuro" de España. "Lo otro son tres siglas, una derecha y cero futuro", ha apostillado.

Sánchez ha asegurado que PP, Ciudadanos y Vox "han dicho que van a ir juntos" a estas elecciones, por lo que ha pedido no hablar de "tres derechas": "Es una derecha con tres siglas y van a actuar como un bloque" en caso de sumar una mayoría el 28A. "No hay ningún matiz, las tres siglas de la derecha se parecen a tres gotas de agua entre sí. Proponen involución, crispación y un cordón sanitario al PSOE", ha criticado.

Por eso, ha llamado también a llenar las urnas para que haya "un gran reproche" a PP y Cs "por no saber combatir los argumentos de la ultraderecha". 

Ataca con la corrupción a quienes le llaman "mal español"

Quieren tanto a España que decidieron quedarse con el dinero de todos los españoles

"Dicen que me he vendido al independentismo catalán. La derecha siempre dice que ellos son los patriotas y los demás no", ha expuesto Sánchez, quien ha contraatacado a quienes le llaman "mal español" diciendo que ellos "quieren tanto a España que decidieron quedarse con el dinero de todos los españoles en sus bolsillos".

El líder socialista ha recordado que impulsó la moción de censura por la sentencia de la Audiencia Nacional que en junio del año pasado acreditó la financiación ilegal del PP y tras la negativa del entonces presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, de dimitir.

Y ha dado la vuelta al argumento de quienes dicen que "con tal de ser presidente me vendo a quien haga falta" justificando que 350 diputados debieron decidir si prosperaba la moción de censura o no, incluyendo el voto afirmativo o negativo del independentismo. "Si la moción no hubiera prosperado y Rajoy continuara, ¿significaría que ellos habrían pactado con el independentismo la permanencia de Rajoy?", se ha preguntado.

El PSOE, ha proseguido, "cumplió con su deber al sacar a la política del lodazal de la corrupción" y ha criticado particularmente al líder de Cs, Albert Rivera, quien "vino para regenerar la política", por haber votado a favor de Rajoy en aquella moción.

Noticias

anterior siguiente