Enlaces accesibilidad

Cataluña

Torra tapa la pancarta del lazo amarillo con otra que reivindica la libertad de expresión

  • Torra coloca una pancarta con el mismo mensaje pero con un lazo blanco con una franja roja, en el Palau de la Generalitat
  • La Junta Electoral Central pide a la Delegación del Gobierno en Cataluña un nuevo informe sobre el cumplimiennto de su orden

Por
Torra tapa la pancarta del lazo amarillo con otra que reivindica la libertad de expresión

El presidente catalán, Quim Torra, ha tapado la pancarta del lazo amarillo en el Palau de la Generalitat con otra que reivindica la libertad de expresión siguiendo la recomendación del Síndic de Greuges de retirar los lazos amarillos en período electoral. El cambio en la fachada del Palau llega tras haber vencido, hace más de 24 horas, el último plazo dado por la Junta Electoral Central (JEC) para quitar los lazos amarillos de los edificios públicos de la Generalitat.

Alrededor de las 10:20 horas, varias personas han salido al balcón de la fachada principal del Palau de la Generalitat y han tapado la pancarta con el lazo amarillo con otra que también pide "libertad para los presos políticos y exiliados", pero con un lazo blanco con una franja roja, símbolo que reivindica la libertad de expresión.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al ser preguntado al respecto en Bruselas antes de participar en el Consejo Europeo, ha asegurado que el Ejecutivo hará lo que le ordene la Junta Electoral Central "con serenidad, pero también con mucha determinación" y ha llamado a los "actores políticos independentistas" a no "patrimonializar" las instituciones públicas.

"Las instituciones públicas son de todos y por tanto sus dirigentes tienen que respetar la neutralidad y esa concepción de la institución plural, no patrimonializarla como están haciendo algunos actores políticos independentistas", ha advertido Sánchez.

Sánchez recrimina a los independentistas que estén "patrimonializando" las instituciones catalanas

Al cumplirse el segundo plazo fijado, este martes a las 15:00 horas, el Gobierno informó a la Junta Electoral Central de que el Palacio de la Generalitat y ocho consejerías del Gobierno catalán continuaban exhibiendo lazos amarillos, conforme a los datos trasladados por la Delegación del Gobierno en Cataluña que dirige Teresa Cunillera.

La JEC pide un nuevo informe antes de reunirse

La Junta Electoral Central ha solicitado a la Delegación del Gobierno en Cataluña información sobre el grado de cumplimiento de la orden de retirar los lazos amarillos de los edificios de la Generalitat y si han sido sustituidos por otros elementos. Esta información, en la que se adjuntarán fotografías, según detallan fuentes de Moncloa, deberá estar a disposición del órgano electoral esta tarde a las 16:00 horas, una hora antes de que se reúna el órgano electoral. 

14 horas - La Junta Electoral estudia la maniobra de Torra

La JEC analizará la situación en la reunión prevista a las 17:00 horas y decidirá si toma alguna medida sancionadora como la apertura de un procedimiento administrativo, con posibilidad de una multa que va de 300 a 3.000 euros, e incluso una investigación judicial si el caso se remite a la Fiscalía al apreciarse un delito de desobediencia.

En la reunión de esta tarde, la JEC adoptará una decisión bajo la presidencia del magistrado Segundo Menéndez y se abstendrán los dos jueces del Supremo que forman parte del tribunal del juicio del procés, Luciano Varela y Ana María Ferrer.

Hay un precedente por un hecho similar, el de la alcaldesa de Berga (Barcelona), Montserrat Venturós, de la CUP, que fue condenada en 2018 a seis meses de inhabilitación para ejercer cualquier cargo público y a una multa de 540 euros, la mínima atribuible a un delito de desobediencia, por haberse negado a descolgar una bandera 'estelada' colocada en el balcón del ayuntamiento durante las elecciones autonómicas y generales de 2015.

Pancarta con un lazo blanco sobre la anterior con un lazo amarillo en el Palau de la Generalitat

Pancarta con un lazo blanco colocada sobre la anterior del lazo amarillo en el Palau de la Generalitat. EFE/ Toni Albir

El origen del símbolo con una franja roja

El símbolo del lazo blanco con una franja roja se inspira en la compañía teatral Els Joglars y en una campaña de Òmnium Cultural, según recoge Efe. 

En concreto, el origen se remonta a 1977, cuando la compañía Els Joglars, dirigida por Albert Boadella, estrenó la obra "La torna" en un teatro de Barbastro (Huesca). La obra era una crítica mordaz del franquismo que evocaba las ejecuciones en 1974 de Salvador Puig Antich y Heinz Chez.

La representación indignó a los altos mandos militares, llegó a ser objeto de un consejo de guerra contra los artistas que intervenían en la pieza.

El propio Boadella fue detenido, pero consiguió fugarse y se refugió en Francia, mientras en España y en el exterior se inició una campaña contra la censura posfranquista que tuvo como símbolo una máscara blanca atravesada por una franja roja que le tapaba la parte de la boca, junto al lema "Libertad de expresión".

Este símbolo fue adoptado asimismo por Òmnium Cultural para su campaña Crida per la Democràcia, lanzada en julio de 2017 para reivindicar el derecho de los catalanes a expresarse en el referéndum de autodeterminación que el Govern de Carles Puigdemont ya había convocado para el 1 de octubre.

Noticias

anterior siguiente